Las Naciones Unidas encontraron cohetes escondidos en una de sus escuelas en Gaza

"Condenamos a quienes pusieron en peligro a civiles al colocar municiones en nuestro edificio. Llamamos a todas las partes a respetar la inviolabilidad de la propiedad de la ONU", dijo el organismo en un comunicado



Las NU encontraron cohetes escondidos en una de sus escuelas




La agencia de Naciones Unidas que se ocupa de los refugiados palestinos dijo el martes que encontró cohetes en una de sus escuelas en la Franja de Gaza y criticó con dureza a quienes los guardaron allí.

El vocero de la agencia de ayuda para Palestina de la ONU, Chris Gunness, condenó a los responsables de colocar a civiles en situación de peligro al ocultar los cohetes en una escuela, pero no culpó específicamente a un bando en particular.

"Condenamos al grupo o grupos que pusieron en peligro a civiles al colocar esas municiones en nuestra escuela. Llamamos a todas las partes a respetar la inviolabilidad de la propiedad de la ONU", dijo Gunness en un comunicado.

Desde que comenzó la "Operación Margen Protector", más de 1.200 palestinos y 53 soldados israelíes han muerto en los choques.


El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, expresó su alarma la semana pasada por el descubrimiento de 20 cohetes en una escuela vacía de la UNRWA (Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo) y en otra escuela una semana antes.

Escudos humanos

Veinte palestinos, que se habían refugiado en una escuela de la ONU, resultaron muertos este miércoles al alba como consecuencia de bombardeos israelíes contra el norte de la Franja de Gaza, según los servicios de auxilio.

El ejército israelí afirmó por su parte que no fue el disparo de obús la causa de estas muertes.

Obuses lanzados desde carros blindados dieron de lleno en dos salones de clase de una escuela de la UNRWA, la agencia de la ONU para los refugiados palestinos, ubicada en el campo de Jabaliya, precisó la fuente.

Un responsable de la UNRWA, por su parte, mencionó al menos 15 muertos.

Numerosos civiles palestinos se han refugiado en escuelas de la UNRWA, en particular en Jabaliya, después de haber sido advertidos por el ejército israelí de que su localidad podría sufrir bombardeos masivos.

Echados de sus casas a causa de los combates, unos 180.000 habitantes del territorio palestino viven en condiciones muy precarias en 83 escuelas gestionadas por la UNRWA.

Varios de estos establecimientos se han visto afectados por los combates. El 24 de julio, un obús israelí cayó en el patio de uno de éstos en Beit Hanun y perecieron 15 palestinos.

Israel afirma que Hamas es responsable de las muertes de civiles, a los que utiliza de "escudos humanos", escondiendo armas y centros operativos en locales de mezquitas y escuelas, entre otros.