Néstor Kirchner fue el gran derrotado por los españoles en la Copa Davis
Manifiesto de Reforma Democrática
refordem@yahoo.com

Lunes 24 de noviembre de 2008

La derrota de la Argentina en Copa Davis reclama una explicación completa para todo el país, y la damos aquí, desde Reforma Democrática, nueva línea del Justicialismo contra todos los políticos actuales, demostrando que el gran vencido en la serie de tenis fue nada menos que quien movió los hilos más poderosos en el mayor secreto, Néstor Kirchner. Y los manejó pésimo.

La amplia cobertura periodística omitió algunas cosas. La más impensada pero segura, es que la actitud de la gente tan agresiva el sábado no fue espontánea, sino dirigida políticamente. Otra cuestión, la más importante, fue el tremendo impacto disolvente que causó desde un principio entre todos los actores el interés político por la sede (con cambio de superficie incluido). Con estos dos puntos queda en evidencia Néstor Kirchner. Y el resultado final lo convierte en el gran derrotado.

Kirchner puso la sede en Mar del Plata para la candidatura presidencial de Daniel Scioli, que es el "muletto" para 2011 si las encuestas desbancan a Néstor y Cristina.

Kirchner sabe que Scioli estará hasta último momento a su total disposición y lo mismo puede subirlo o bajarlo y la respuesta de Scioli será la misma, “Sí, Néstor”.

Pero resulta que Nalbandian quería Córdoba por política también, para su "lanzamiento" junto al peronismo provincial. La disputa por este tema multiplicó hasta niveles inusitados el individualismo natural que tiene el tenis debido a su forma de juego, pero el responsable fue Kirchner que debería ser un buen estadista y no lo es en absoluto. Debería pensar en la Argentina pero piensa en su ventaja personal. Ergo, su conducción fue un desastre.

El público, por favor, sería ingenuo creer que el poder político lo deja ser espontáneo. Nada queda librado al azar en toda muchedumbre que le interesa al poder y está prevista de antemano. Tipos de la (ex) SIDE que saben y están orquestados, se infiltran y llevan la muchedumbre dónde quieran. Es lo más normal y habitual. Sorpresa sería la vez que no suceda.

El sábado hicieron proceder a la gente como si todos fueran Néstor Kirchner. La idea fue del propio Kirchner. Manotazo de ahogado después del imprevisto 1-1 del viernes. Insultar a los jugadores españoles en la forma más descalificada que se pueda imaginar. Obviamente, el resultado fue el opuesto al que buscaba Kirchner. Los españoles se afianzaron como reacción natural frente a un exceso injusto y antideportivo y ganaron. Vemos el estilo Kirchner, recurso febril, desesperado, al margen de toda norma de convivencia.

Claro que la acción de agentes también sucede en partidos del exterior, y no sólo de Argentina. El público español que nos visitaba, ya con la victoria en su poder, el domingo, empezó a cantar “Argentina, Argentina”. ¿Qué pasó?

Estuvo muy bien el saludo final de los españoles. Lo que pasa es que, sin saberlo, también tenían infiltrado a personal de inteligencia de su gobierno. El interés de España es el que corresponde a estadistas. Que su país gane buena imagen ante la gente de países sudamericanos. Hicieron lo mismo que Kirchner, pero en sentido contrario.

Otros antecedentes de España nos muestran que allá las personas corrientes tienen un fuerte prejuicio de super europeísmo, así que lo del domingo estuvo (bien) dirigido. ¿Recordamos que el público español ataca siempre al piloto negro del automovilismo, Lewis Hamilton? También a futbolistas negros que, hombres grandes y curtidos, tratados como monos salieron llorando del estadio. Y no olvidemos que inventaron y siguen cultivando con risas y sentido hiriente el famoso "sudacas" (por "sudor" y "sudamericanos". Pero es digno de elevado elogio que su gobierno respondiera a la agresión de Kirchner con una ovación amistosa. Y nada de esto es inimaginable, sino que se sabe, aunque nunca veremos “la prueba".

Tan digitado estuvo el público español que los jugadores conocían el libreto. Cuando los visitantes fueron llevados por sus agentes a corear una y otra vez “Argentina” y el feroz localismo del sábado bajó la guardia, los tenistas españoles arrancaron con la vuelta olímpica. No fue casualidad. Fue el instante supremo en la derrota de Kirchner.

Y para ubicar todas estas explicaciones en su contexto, haremos breve referencia a los demás factores de este fin de semana tan triste para los argentinos. Nadie crea que sólo se trata de una pelota de tenis. El deporte internacional integra el prestigio y el interés de cada país. No se opone ni excluye a la cultura, pero es insoslayable también.

Mancini como capitán estuvo siempre muy inseguro y falto de firmeza. El modelo correcto es su colega español Sánchez Vicario.

Del Potro no estaba justificado para ir a Shangai. Antes ya tenía problemas físicos y mucho desgaste de todo el año. El error fue de Mancini que debió ponerse firme, máxime ante la inexperiencia de un pibe de 20 años, y esto por el bien del muchacho, que lo lamentará siempre. "¿Cómo nadie me dijo ni se opuso?", es la pregunta que asaltará a Del Potro una y otra vez sin que sea su culpa.

Como dijimos, la pelea por la sede, con cambio de superficie incluido, fue nefasta para el conjunto y multiplicó el (mal) individualismo.

La culpa de Kirchner consiste en carecer del nivel mínimo de que debe gozar un estadista. Nalbandián empezó esto, pero es jugador de tenis. El motivo de Nalbandián era doble. En tenis contaba con que a él la carpeta le conviene y disminuye al as español Nadal, y esperaba ganar tres puntos. El otro motivo era llevar la sede a Córdoba para usarla como su lanzamiento político con el peronismo cordobés, como ya se dijo.

El problema es que la Argentina jamás debe buscar una ventaja extra deportiva, como se intentó en este caso mediante una superficie con la cual se pretendió disminuir al rival.

El prestigio de una Nación está también en lo que hacen sus representantes deportivos. No tiene sentido ganar a cualquier precio. Hay que respetar reglas de juego. Cuando la Argentina fue visitante contra Rusia y Bielorrusia, todo el tenis nacional se quejó de que esos países ponían una cancha super veloz. La Argentina jamás debe incurrir en errores de concepto semejantes, y no sólo en tenis sino en todo.

En el caso de Nalbandián, siendo sólo un joven tenista, no puede culpárselo por su idea inicial. Pero debió evitarse.

Por una circunstancia muy específica, la Asociación Argentina de Tenis no podía contrarrestar el cambio de superficie. Habría quedado como opuesta a los jugadores. Máxime que hace relativamente poco ellos forzaron una gran novedad al hacerse oír ante la dirigencia para designar al capitán de Copa Davis. Habría parecido un retorno a la disputa.

Pero salvo Nalbandián, la carpeta perjudicó a todos los demás argentinos, y el equipo español se movió mucho mejor. Esto demuestra que los españoles se entrenaron para eso. El que debió oponerse es el capitán Mancini dado que Argentina no tenía carpeta donde entrenar. Ni siquiera quien fabrique en el país esta superficie, al punto que se convocó a una empresa española.

El error que sí cometió sin duda la AAT y bastante grave, fue la propuesta de dos sedes a la Federación Internacional, en vez de una sola como corresponde, pues cedió a presión de Kirchner. Los dirigentes de tenis optaron por el camino cómodo, quedar bien con Dios y con el Diablo. La sede de Nalbandián, Córdoba, como primera propuesta, y la sede de Kirchner, Mal del Plata, suplente. Pero luego Kirchner, por contactos diplomáticos con otros países, forzó la elección de Mar del Plata. Es obvio que cada país siempre tiene maneras de influir sobre su ciudadano que integra cualquier órgano internacional. Conclusión, Nalbandián siempre quedó disconforme y se potenció el mal individualismo entre todos. Faltó sentido de conjunto, y ni siquiera hubo “suma” sino "oposición de individualidades". La nefasta conducción de Kirchner llevó al caos.

Aparte de esto, en mira de futuras competencias y el interés del deporte argentino, cabe preguntarse: la dirigencia del tenis, ¿hizo todo perfecto sobre Copa Davis? ¿No hay nada que mejorar?

Un botón de muestra es el dobles. Sólo se puede ganar la Copa Davis con una AAT que banque una pareja argentina para que juegue todo el circuito, digamos una dirigencia que busque el sponsor y un capitán que determine quiénes serán esos dos muchachos, y se les compense la plata que dejen de ganar en otros torneos.

Una variante de esa idea sería buscar un único jugador que "se sacrifique" acompañando en el circuito a otro de jerarquía, sea Nalbandián u otro, para jugar juntos el dobles, y se lo compense en dinero. El que busca encuentra. No se puede decir “a ninguno le va a interesar”. Pucha, citación casi segura a todos las series de la Davis y con plata.

Por esta vía también se logrará un equipo más balanceado respecto del esfuerzo, evitando que Nalbandián juegue los tres días seguidos con tremendo desgaste en un fin de semana y el tercer día en que se juega el punto decisivo.

Otra cuestión de nivel dirigencial, sobre citaciones, esta vez fue mala idea citar a Acasuso porque no estaba en ritmo de competencia, apenas había jugado en los meses anteriores, y hay culpa del capitán Mancini. Pero la AAT debe tomar posición firme respecto del dóping. Es inadmisible que haya tantos compatriotas que han dado positivo y fueron sancionados (en tenis). Es de lamentar por ellos, pero debe ser política inamovible que no son citados en Copa Davis. Así debe ser comunicado a los jugadores para que ninguno se sienta víctima después. Claro que queremos ganar, pero no a cualquier precio. Esto es similar al cambio de superficie, nuestro clásico polvo de ladrillo por una carpeta que debió fabricarse especialmente. La Argentina nunca debe buscar ventaja extra deportiva.

El periodismo durante la Copa Davis también demostró errores que deben corregirse para que seamos un gran país en todos los ámbitos.

La cobertura debe tener siempre presente con quién tiene su principal compromiso el periodismo, y es con los LECTORES. Por consiguiente, jamás debe exigirse ni admitirse a los medios que tapen errores, sean de quien fueren, dirigente político, el mejor tenista, futbolista, el propio público, etcétera. El deber de la prensa no es con el sujeto de la noticia sino con el lector, con el ciudadano, con la sociedad en general.

En un país con tantos defectos como la Argentina, la única manera de superarlos es la crítica, respetuosa, pero sin tapar.

Algunas personas invocaron la “conveniencia” de que el periodista “defienda” a la figura, y esto es un error total y absoluto. El deber con los LECTORES significa “escribir la verdad”.

Mal los representantes deportivos de un seleccionado o equipo nacional que quieren ser amos exclusivos de sus temas. No es cuestión de que "eso queda en el vestuario". Si se trata de un seleccionado nacional, recordemos que TODOS SOMOS ARGENTINOS Y HAY DINERO ESTATAL QUE SE PONE, así que no hay “secreto” que valga. ¿O se creen de la Cosa Nostra? ¿Creen que ellos son los únicos “argentinos” y los demás somos extranjeros?

Mal el capitán Mancini, cuando mostró estos errores en la última conferencia de prensa, pretendiendo que “el periodismo se integre al equipo”. Nada que ver.

Si hay secretos de técnica deportiva, eso es otra cosa, que lo oculten a todos, incluso el periodismo, para que no lo sepan los rivales, ahí si.

Mal también el periodista que le preguntó a Mancini si considera que hubo un “fracaso”. Todo el país sabe que fue “gran fracaso”, en lo que respecta a esta final, pues había una tremenda expectativa de ganarla. Así que la pregunta carece de interés porque todos saben la respuesta, y sólo busca humillar en su propia cara al entrevistado, y el periodista es el único que ignora el principio ético, “nunca hacer leña del árbol caído”.

Nosotros, en Reforma Democrática, damos a difusión este mensaje porque nuestro país necesita políticas convincentes, necesita razones, necesita explicaciones, necesita líderes que las tengan, y el episodio de Copa Davis, incluso siendo deporte, tuvo tanta trascendencia nacional que la sociedad percibe el vacío luego de la derrota y cuando es así, falta liderazgo.

El final de este mensaje es oportuno para oponernos al término Legión, que cierto periodismo utiliza hacia el conjunto de tenistas argentinos en el exterior.

Quizás se ignore que el nombre Legión tiene poco asidero en la historia militar de la Argentina, a diferencia de países europeos donde sí lo tiene, y dentro de lo poco resulta una evocación bastante cuestionable. Evoca una fuerza originada en extranjeros, hasta ahí no hay problema, pero muchos de ellos eran los mismos que saquearon y violaron mujeres en la ciudad argentina de Gualeguaychú, al mando de Giuseppe Garibaldi, y luego esa tropa luchó en contra del federalismo argentino, y en contra de los indios aborígenes, y concluyó en la Guerra del Paraguay, una contienda que nada merece ensalzar. En efecto, la Argentina, a las órdenes de Bartolomé Mitre y aliada con el Imperio esclavista del Brasil, causó terribles pérdidas humanas a nuestros hermanos guaraníes, que estaban en manifiesta inferioridad, y al mismo tiempo la Argentina padeció gravísimos errores de conducción con el sacrificio innecesario de muchos de nuestros soldados, tal como el tristemente célebre y frustrado asalto a las baterías de Curupaytí.

Una buena ocasión entonces para promover el desuso de esta palabra, Legión.

Acerca de más datos sobre nosotros, Reforma Democrática es una fuerza política fundada por Alberto Paglilla en el año 2002 y constituye una línea interna del Justicialismo, principal partido político de la Argentina.

El objetivo esencial de Reforma Democrática consiste en lograr el desplazamiento de la actual clase política, única y exclusiva responsable de la gravísima crisis que sufre la Argentina en todos los órdenes, por su sistema de corrupción e inoperancia de muchos años, y generar en su lugar una auténtica clase dirigente, comprometida con el bienestar de la gente y el futuro de la Nación, mediante los miles de hombres y mujeres que tiene nuestro país mucho más capaces y totalmente honestos, pero todavía desconocidos, a quienes los actuales políticos les cierran las puertas.

Para su objetivo, Reforma Democrática postula dos reformas, pequeñas pero esenciales. Una reforma constitucional para establecer el sistema parlamentario sobre el modelo de Francia, de modo que los malos gobiernos tengan su caída en el momento, y en forma institucional, o sea dentro del sistema, sin agravar por más tiempo el perjuicio al país y a la sociedad. Asimismo, una reforma electoral, para establecer la elección de legisladores al Congreso Nacional mediante candidatos individuales, de modo que el electorado pueda elegir a los mejores, pero con la salvedad de que no sólo será electo el más votado sino también el segundo más votado de cada distrito, para garantizar el pluralismo. Dentro de su provincia, quien desee ser candidato podrá elegir el distrito en que lo hace, aunque no sea su domicilio exacto.

Nuestro principal sitio en internet es el siguiente:

http://www.epoca.com.ar

Saludamos a todos los compatriotas muy atenta y cordialmente.

Dr. Alberto Paglilla
Presidente de Reforma Democrática
Nueva línea interna del Justicialismo
Contra la actual clase política
Sánchez de Bustamante 1644, piso 4°, departamento “B”
Capital Federal (1425)
Teléfono: (011) 4827-4976
http://www.epoca.com.ar
reformademocratica@yahoo.com
refordem@yahoo.com
(ambas direcciones son una sola y la misma casilla)

-------------------------------------------------------------

Y TODAVIA ALGO MÁS EN ESTE COMENTARIO, OJALÁ ALGÚN PERIODISTA O BLOGUERO DESEE COMPROBAR LA AUTENTICIDAD, AQUÍ SE TRANSCRIBE UN MENSAJE DE CORREO ELECTRÓNICO DEL PRESIDENTE DE REFORMA DEMOCRÁTICA, ALBERTO PAGLILLA, CASI DOS MESES ANTES DE LA FINAL DE COPA DAVIS Y DONDE VATICINÓ EL PROBABLE TRIUNFO DE ESPAÑA Y LA MALA CONDUCCIÓN DE LA ARGENTINA Y SE OPUSO AL CAMBIO DE CANCHA, PERO POR RAZONES OBVIAS NO TRANSCRIBIMOS LA RESPUESTA DEL INTERLOCUTOR, UN COMPAÑERO PERONISTA DE CÓRDOBA QUE ANSIABA LA SEDE DEL CERTAMEN Y EL TRIUNFO ARGENTINO MÁS QUE NADA EN EL MUNDO.

Re: Informe –- Daniel Scioli -- Copa Davis
Domingo, 28 septiembre, 2008
2:23 PM
De:
"Reforma Democrática" <reformademocratica@yahoo.com>
Para:
(se reserva el nombre del interlocutor por razones de privacidad)

Estimado Compañero Peronista en la Provincia de Córdoba:

Muchas gracias por su mensaje. Pienso que usted tiene razón cuando señala a Daniel Scioli como candidato de los Kirchner en la elección del 2011, para el caso de convencerse que ninguno de los esposos dispone de la menor chance.

¿Sigue las informaciones de Copa Davis? Los Kirchner van a poner todo el dinero necesario para que la final con España se celebre en Mar del Plata y con Scioli de super figura como jefe político y ex deportista. Confirma lo que usted dice. Aparte, se la quitan a los políticos de Córdoba.

En el aspecto deportivo, no me parece buena idea el cambio de superficie. Desde luego que es un problema enfrentar a Rafael Nadal en su mejor momento y en busca de un ascenso mayor. Siempre me gusta ver ganar a los argentinos aunque es evidente que nuestros adversarios políticos en el gobierno los van a utilizar. Pero, si cambian la superficie, es un intento desesperado que reconoce las mejores posibilidades en manos de Nadal. La nueva superficie sólo busca crear incertidumbre. No asegura nada.

Ahora bien, ¿qué puede pasar? Ojalá me equivoque porque los muchachos argentinos dan todo de sí, en especial su coterráneo David Nalbandian a quien informamos sobre Reforma Democrática. Cuando llegue el día de la final, ¿quién se desempeñará mejor sobre la extraña superficie? Mucho me temo que Nadal, y no sólo él, sino que su afán por la supremacía incluye la Copa Davis en este momento, y sus compañeros de equipo van a evolucionar favorablemente en la nueva superficie a la par de él. El cambio de cancha es barajar y dar de nuevo, pero ojalá me equivoque, creo que no va a cambiar el resultado, y encima la Argentina será señalada como el "vivillo" que "fue por lana y salió trasquilado". Ojalá, ojalá que ganen los nuestros y yo me equivoque pero si dependiera de mí no cambio. Tanto pueden ganar como sufrir una gravísima derrota. La desesperación por conseguir el título es contraproducente.

David Nalbandian es evidente que tiene inquietudes políticas para el día que deje el deporte. No se debe cuestionar que hoy sea oficialista, en su provincia; pues está dentro del Peronismo. Como luchador, como deportista, me parece brillante. Llevar la Copa Davis a Córdoba tiene que ver con su futuro político y por eso la plata que van a poner los Kirchner incluye un suculento plus para todos los jugadores. Pero pienso que no debería jugar los tres días de Copa Davis, tanto esfuerzo es demasiada ventaja. No por eso dejará de ser el gran protagonista.

Muchas gracias por comunicarse conmigo y por todo lo que hace.
Cordiales y atentos saludos.

Alberto Paglilla
Reforma Democrática
www.epoca.com.ar
reformademocratica@yahoo.com

---------------------------------

ESTE POST FUE PUBLICADO POR EL MISMO AUTOR DE LA NOTA, QUIEN ACLARA QUE SE ABSTENDRÁ DE RESPONDER LOS COMENTARIOS YA QUE EL POST RESPONDE POR SÍ MISMO A TODAS LAS PREGUNTAS Y CUESTIONAMIENTOS, Y ADEMÁS, RESULTA IMPOSIBLE EVITAR LOS ATAQUES COBARDES E INJUSTIFICADOS DEL OFICIALISMO POLÍTICO BAJO EL DISFRAZ DE MERA DISCREPANCIA.