Nuestro video prohibido (Sex Tape)

Mientras la gran mayoría de las comedias románticas nos hacen pensar que el matrimonio representa el final feliz de cualquier relación, Nuestro video prohibido (Sex Tape) decide explorar una premisa completamente diferente: la monotonía. Annie y Jay (Cameron Diaz y Jason Segel) son una pareja completamente ordinaria, cuya vida sexual ha caído en un profundo bache por sus diferentes responsabilidades personales y profesionales. Decididos a encender nuevamente la chispa, la dupla decide realizar un sex tape, ignorantes de que el video terminará filtrándose y los llevará comenzar una carrera para evitar que sus conocidos lo vean.

Aunque la premisa suena divertida, el mayor problema con Nuestro video prohibido radica en su irregular guión, pues luego de un primer tercio prometedor, la película cae en un profundo bache del que nunca logra levantarse. Esto se debe a que el director Jake Kasdan –dirigió a Cameron Diaz y Jason Segel en Malas enseñanzas– nunca explora adecuadamente el conflicto, pues mientras los personajes principales aseguran que el video podría ser visto por infinidad de personas, la cinta se limita a mostrar apenas un puñado.

En cuanto a las actuaciones se refiere, el carisma y talento de Cameron Diaz y Jason Segel en el género logran que la Nuestro video prohibido funcione al menos por algunos momentos, pero ni siquiera esto resulta suficiente para sostener a un par de personajes pobremente construidos y plagados de irregularidades. En caso de que se pregunten de qué hablamos, sólo basta revelar que el problema central ocurre porque un amante de la tecnología ignora un concepto básico de “la nube”.


nuestro video prohibido estreno