Anda suelto un pirata con claves de 40 millones de tarjetas de crédito
HACKER / Mastercard denuncia un fallo de seguridad en un subcontratista.

Roban 40 millones de tarjetas de crédito

Es el mayor caso de piratería infomática de la historia. O al menos, el que más preocupa a los expertos, porque ha puesto en riesgo los ahorros y hasta la intimidad de 40 millones de personas. Entre los afectados hay 14 millones de usuarios de Masterdcard, empresa que echa las culpas a una empresa subcontratada.

"Hemos detectado un fraude", explica cariacontecida Jessica Antle, portavoz de Mastercard

Mercedes Hervás explica en El Periódico que la fuga, que se conoció el pasado 22 de mayo, se produjo en CardSystems Solutions Inc., la compañía subcontratista que procesa las transacciones para numerosas tarjetas de crédito, bancos y comerciantes en su centro de Tucson (Arizona).

El fallo de seguridad sufrido por esta compañía, que maneja transacciones por un valor anual de 12.300 millones de euros (unos dos billones de pesetas), está siendo investigado por el FBI. Entre las hipótesis que se barajan figura la posibilidad de que el pirata informático sea un empleado de la propia empresa.

Además de Mastercard, otras tarjetas de crédito, desde Visa a American Express pasando por Discover, han sido también afectadas por el acceso a los datos de sus clientes que ha logrado el pirata informático. Según Mastercard, los nombres, números de cuenta y fechas de expiración de las tarjetas han quedado expuestos al "individuo no autorizado", pero no sus números de Seguridad Social --el equivalente a nuestro DNI-- o direcciones. No obstante, con los datos obtenidos el pirata informático podría cometer otros fraudes, como robo de fondos.

"Este es otro lamentable recordatorio de la vulnerabilidad de los consumidores, ante el fracaso de las compañías a la hora de proteger sus datos confidenciales", criticó Michael McCauley, portavoz de la Unión de Consumidores de San Francisco (California).

En Nueva York, el senador demócrata Charles Schummer, instó al Congreso a acelerar la aprobación de medidas para proteger estos datos: "No pasa una semana sin que haya nuevos ejemplos de violación de la seguridad de datos personales".

Entre los de mayor volumen ocurridos recientemente figuran el sufrido en febrero por ChoicePoint Inc., la compañía de comprobación de datos para empresas que vendió por error a una red de ladrones de indentidad datos de 145.000 consumidores, y el reconocido un mes después por LexisNexis, un banco de datos que fue invadido por piratas informáticos que accedieron a los ficheros de 310.000 de sus clientes.

En Estados Unidos, existen unos 1.100 millones de tarjetas de crédito en circulación, según datos de la empresa Nilson, especializada en este sector.

También son las más vulnerables al fraude informático, que aquí se produce siete veces más que en Europa y Japón, añadió un informe de Massachussetts Aite Group.

Esto podría derivarse del menor control que hay en este país sobre la venta de información confidencial entre las empresas, que negocian con los datos de los consumidores "como si fuesen una materia prima", denunció Michael McCauley.