Windows XP SP4, la comunidad no mata lo que Microsoft sí

Aunque, oficialmente, Windows XP dejaba de recibir nuevas actualizaciones por parte de Microsoft el pasado mes de abril, lo cierto es que la comunidad de usuarios es tan potente que ya se han presentado varias soluciones para seguir dándole soporte. Aunque sea de manera no oficial y con riesgos. De hecho, ya tenemos disponible un Service Pack 4. Si, habéis leído bien. La comunidad se ha esforzado en crear un paquete de actualizaciones que incluye todos los parches que se han publicado desde el conocido Service Pack 1.

Entremos en detalle. Este nuevo paquete, el cual ya se encuentra disponible, contiene todos los parches que existen para Windows XP, en sus dos versiones. E incluso se han integrado las actualizaciones que había en los Service Pack 2 y 3. De esta forma, tendremos a nuestra disposición un pack de actualizaciones bastante interesante que servirá para que podamos poner al día nuestro ordenador en pocos pasos.

Tenemos que reconocer que el sistema operativo ya llevaba tiempo necesitando un nuevo Service Pack. Aunque ha tenido que ser la comunidad la encargada de ponerse manos a la obra y construir un paquete gracias al cual podremos implementar todos los parches en un único pack.



A tener en cuenta

windows xp

Antes de descargar e instalar el paquete, os recomendamos que tengás en cuenta varios aspectos. En primer lugar, el Service Pack no es oficial, lo que significa que el usuario que lo ha creado no tendrá ninguna responsabilidad, en el caso de que haya algún problema. Además, la versión que está disponible no es final. Podríamos definirla como una Release Candidate (aunque esté calificada como una beta) bastante avanzada.

El no oficial Service Pack incluye las siguientes características:
*Sólo es compatible con máquinas x86. Nada de 64 bits.
*Es necesario que el sistema operativo ya tenga instalado el Service Pack 1.
*El paquete actualiza la mayoría de componentes, incluyendo MCE y los elementos de Tablet PC.
*Se incluyen actualizaciones de seguridad y nuevas características.
*También se incluyen los .NET Frameworks correspondientes a la versiones 4.0, 3.5, 1.1 y 1.0, además de POSReady.
*Todas las actualizaciones cubren hasta el mes de mayo de 2014.


En el post que el autor ha escrito también existen algunos enlaces gracias a los cuales podréis descargar las actualizaciones correspondientes a los meses de mayo, junio, julio y agosto de 2014, de manera individual. Aunque, si os somos sinceros, os recomendamos esperar hasta que se implementen en el paquete, ya que su estado es aún más inestable que el mismo.

Cuidado con su instalación: no es oficial

no oficial

El hecho de que el paquete no sea oficial implica un riesgo que, en determinados entornos (como el empresarial) puede aumentar, por lo que os recomendamos que lo probéis varias veces en equipos que no estén en producción antes de implementarlos en otros lugares. Para que os hagáis una idea, podéis probarlos en equipos virtuales con el fin de comprobar si funciona correctamente. Si no, tendréis que esperar a que el Service Pack esté más perfeccionado.

Al tratarse de un paquete que no es oficial, tampoco tendrá soporte por parte de sus creadores. Esto significa que si hay algún problema, no podremos recurrir a las vías normales con el fin de solucionarlo, por lo que deberíamos buscarnos la vida por nuestra cuenta.

Aparte de eso, este Service Pack 4 se trata de un paquete muy recurrido que, aunque ha tenido que ser creado por la comunidad de usuarios, nos vendrá muy bien cuando queramos instalar todas las actualizaciones a la vez. Y está claro que, según su desarrollo vaya avanzando, se irán implementando más características.

Si tenéis la posibilidad de instalar el paquete en un ordenador, recordad hacer una copia de seguridad antes de proceder. El fichero ya se encuentra disponible, con un peso de 827 MB. Quizá se convierta en un imprescindible para llevar con nosotros siempre que tengamos que formatear un equipo.