Por "órdenes de arriba" hasta se llevaron a un fiscal a una comisaría por unas horas. En diálogo con Perfil.com los militantes denuncian las maniobras.


Echaron a fiscales del Pro en las elecciones en Santiago del

La gendarmería echó a una centena de militantes del Pro que fiscalizaban las elecciones municipales en Santiago del Estero tiempo después de que los jóvenes se negaran a firmar varios sobres para evitar el fraude electoral a través de la modalidad del "voto en cadena". "Se empezaron a pasar el dato, pidieron DNI en todas las mesas, nos echaron a las patadas y se llevaron a uno detenido", contó uno de los fiscales a Perfil.com.

Entusiasmados con las encuestas, que los dan terceros en su debut electoral en la provincia, militantes del Pro de La Plata y Ciudad de Buenos Aires viajaron a la capital gobernada por Claudia Ledesma Abdala "para asesorar a las filas locales a fiscalizar las elecciones". Según narraron los macristas, "nos echaron a pesar de que teníamos los poderes para fiscalizar, lo único que nos decían era que tenían la órden de arriba de que no podíamos estar ahí".

"Por la mañana vinieron a pedirnos que firmemos varios sobres, se notaba que querían hacer el voto en cadena, nosotros le dijimos que no", sostuvo Leandro a este medio. Desde Santiago del Estero contó que "el operativo lo desarrollaron en varios colegios en simultáneo, nosotros nos empezamos a avisar por WhatsApp que se querían avivar con la firma de sobres".

Pero los jóvenes que habían viajado especialmente a la provincia para fiscalizar las elecciones no duraron mucho en los centros de votación. "Aparecieron gendarmes y empezaron a pedir DNI en todas las mesas, en las que había gente de Buenos Aires les pedían que se fueran, le mostrábamos los poderes para ser fiscales y nos decían que nos teníamos que ir", continuó.

"Fue insólito, teníamos los mismos poderes que los fiscales generales y nos echaron a nosotros, un oficial directamente llegó a decir que nos echaban 'porque tenían órdenes de arriba'", manifestó. El operativo de gendarmería se desarrolló en simultáneo en distintos con colegios: "Se pasaban el dato por el handy, nos venían a buscar a nosotros".

En una de las instituciones educativas, además de personal de gendarmería, el relevamiento por las mesas lo encabezó personal de la comisaría local que terminó por llevarse detenido a uno de los jóvenes Pro. "Le pidieron DNI a todos, yo le presenté el certificado de extravío y me llevaron detenido", contó Lucas Tártara a este portal. El militante estuvo en la comisaría número 11 por más de dos horas hasta que fue liberado.