EE.UU. y milicias leales a Irán combaten codo a codo a la Jihad

Por primera vez desde que rompieron lazos diplomáticos, Washington y Teherán habrían unido fuerzas con el objetivo de expulsar a los radicales sunnitas de Irak




EE.UU. y milicias leales a Irán combaten codo a codo

WASHINGTON.- La irrupción del jihadismo en Medio Oriente está generando alianzas insólitas. Las milicias chiitas respaldadas por Irán combatieron el fin de semana junto con la fuerza aérea de Estados Unidos contra Estado Islámico (EI) en territorio iraquí, según The New York Times.

Una alianza de esa naturaleza provocaría un cambio "espectacular" tanto para Washington como para Teherán. "Si esas acciones militares continuaran, podrían alinear los intereses de Estados Unidos con sus enemigos de las milicias chiitas, cuyos combatientes mataron a muchos soldados norteamericanos durante la larga ocupación de Irak", señaló el diario.

Aunque no hay información oficial al respecto, un funcionario no identificado dijo a The New York Times que si hubo alguna coordinación con milicias chiitas, "habrá sido a través de las fuerzas de seguridad iraquíes". Fuentes de la Casa Blanca negaron que Estados Unidos esté colaborando con Irán. "Trabajamos con el gobierno iraquí y con las milicias kurdas", indicaron.

Estados Unidos e Irán rompieron sus relaciones diplomáticas hace 34 años, a raíz de la revolución islámica y la toma de la embajada estadounidense en Teherán. Desde hace un año, ha habido contactos entre Obama y el presidente iraní, Hassan Rohani, que intercambiaron cartas en septiembre de 2013, para tratar de acercar posturas sobre el programa nuclear iraní.

La posible alianza entre Irán y Estados Unidos para combatir a EI fue ya objeto de discusión en junio pasado, cuando los jihadistas sunnitas lanzaron su ofensiva relámpago en Irak desde sus bases en Siria. En ese momento, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, dijo: "Estamos abiertos a discusiones si Irán puede hacer alguna contribución constructiva, si está dispuesto a hacer algo que respete la soberanía e integridad de Irak y la capacidad del gobierno de emprender reformas", dijo Kerry.

El gobierno de Barack Obama comenzó a bombardear posiciones de EI el pasado 8 de agosto, después de que los milicianos jihadistas controlaron una parte de Irak y amenazaron las provincias kurdas del Norte. Anteayer, el Pentágono confirmó que había ordenado ataques aéreos contra unidades y posiciones del grupo jihadista en las proximidades de la ciudad turcomana de Amirli, asediada durante dos meses y medio y cuyos habitantes temían una inminente masacre.

Los ataques aéreos permitieron el avance del ejército regular iraquí y de las milicias chiitas, apoyados por la artillería de las fuerzas kurdas, los llamados "peshmergas". La aviación norteamericana también realizó incursiones aéreas en apoyo de las ciudades de Erbil y Sinjar. Esas operaciones se realizaron en coordinación con sus aliados de Australia, Francia y Gran Bretaña, que descargaron alimentos y agua desde el aire a las poblaciones sitiadas. Desde el 8 de agosto, el Pentágono realizó 123 ataques aéreos. Los últimos bombardeos se realizaron ayer y causaron la destrucción de tres camiones, un vehículo armado y una base de lanzamiento de morteros en la zona de Mosul.

El ejército iraquí, las fuerzas kurdas y las milicias de voluntarios chiitas, con apoyo aéreo de Estados Unidos, continuaron ayer su avance contra los jihadistas en el norte de Irak. Mientras, la ONU informó que al menos 1420 personas murieron en el país en agosto por la violencia, de las cuales 1265 eran civiles, y anunció el envío de una comisión de investigación de los crímenes cometidos por EI.

Por otra parte, la Casa Blanca dio a conocer ayer la carta que envió a los líderes del Congreso para informarles que Obama había aprobado la misión que logró romper el cerco de la ciudad de Amirli. La ley exige dichas notificaciones, que son consideradas una formalidad.
Cameron, contra los jihadistas

Con el objetivo de combatir la creciente radicalización y extremismo de musulmanes británicos, el primer ministro David Cameron anunció ayer un endurecimiento de las leyes antiterroristas, que otorgarán poderes temporales a la policía para confiscar pasaportes a sospechosos de terrorismo.

Agencias AFP, EFE y ANSA.


http://www.lanacion.com.ar/1723616-eeuu-y-milicias-leales-a-iran-combaten-codo-a-codo-a-la-jihad