Mientras Bolivia y Venezuela se muestran como los países en los que más ha subido la pobreza entre 2000 y 2012, Uruguay está en el grupo de países, encabezado por Argentina, en los que este índice ha disminuido, según el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.El estudio -que abarca a 18 países- señala que en Uruguay la pobreza bajó (-0,4%).

6 países latinoamericanos donde bajó pobreza


Hay que destacar que dentro del período ocurrió la crisis financiera de 2002.

Argentina, por ejemplo, tiene la tasa de descenso más pronunciada (-4%), seguida de Costa Rica (-3.6) y Guatemala (-3.1).Honduras (-0.6) y Chile (-0.4) integran el segundo escalón junto a Uruguay, de acuerdo al estudio divulgado hoy por BBC Mundo.

El dato es importante porque el promedio latinoamericano en el período es de crecimiento de la pobreza de 3.4%.

Bolivia con 16.9% es el país con mayor porcentaje de extensión de la pobreza, Venezuela alcanzó el 10.7 y Ecuador el 9.9%.

Uruguay


El 38% de la población se encuentra en este limbo social de vulnerabilidad.

Se trata de unos 200 millones de personas que no son pobres, pero tampoco ingresaron a la clase media y corren peligro de perder sus conquistas de la última década.

"Hay dos noticias buenas y una mala", afirma Alfredo González, especialista en Pobreza y Desarrollo Humano del Departamento de América Latina del PNUD.

."Las buenas son el aumento de la clase media y la disminución de la pobreza. La mala es que aumentó el número de personas vulnerables a caer nuevamente en la pobreza. Hoy tenemos un amesetamiento de un modelo que se basó en el crecimiento económico, pero también en políticas focalizadas desde el Estado para combatir la pobreza".

chile


El crecimiento de la última década permitió una reducción a casi la mitad de la pobreza en América Latina, pero creó también una población extremadamente vulnerable a la actual desaceleración económica regional.

El crecimiento económico de la llamada década dorada (2002-2012) ha sido clave para este nuevo panorama social.

De la mano del aumento de las materias primas y la demanda china, la región creció un 3,7% de promedio anual, cuatro veces más que en las dos décadas previas (1980-2000).

Al mismo tiempo, se financiaron planes focalizados del Estado para combatir la pobreza.La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) recortó este agosto su pronóstico de crecimiento anual para la región del 2,7% al 2,2%, una caída respecto a 2013.