El mal funcionamiento de los celulares en el país motivó un informe de la BBC

El mal funcionamiento de los celulares en el país

Según los expertos los motivos son múltiples, pero los principales es que posee la cifra más baja de cantidad de espectro radioeléctrico en uso de América Latina y la falta de inversión en la red.El problema del mal funcionamiento de la telefonía celular en la Argentina se ha agudizado tanto en los últimos tiempos, que la cadena británica de noticias BBC Mundo investigó el tema y consultó a especialistas a cerca de porqué es tan difícil hablar por celular en el país.
Llamadas que no entran o que se cortan varias veces durante el diálogo son algo habitual, y si bien los expertos consultados señalan que los motivos son múltiples, uno de los principales es la escasa cantidad de espectro radioeléctrico en uso, la cifra más baja de la región, según los parámetros de la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (UIT).
A comienzos de este siglo Argentina fue el primer país de América Latina en lograr el 100% de penetración de la telefonía celular, es decir tantos móviles como habitantes. Hoy esa cifra sigue creciendo: con una población de 40 millones hay 62 millones de líneas en servicio. Sin embargo, la gran mayoría no puede usarlo.
La desagradable experiencia de querer llamar a alguien a un celular la viven a diario miles de usuarios en todo el país. Llamadas que no entran o que se cortan varias veces durante el diálogo son algo habitual en la vida de muchos argentinos.
Las causas
“A pesar de que la demanda de la telefonía celular se multiplicó en los últimos años, el Estado argentino no ha otorgado espectro nuevo para comunicaciones desde 1998”, le dijo a BBC Mundo el experto en telecomunicaciones Enrique Carrier, de la consultora argentina Carrier y Asociados.
Este es el motivo por el cual el país es uno de los únicos de la región que aún no tiene redes celulares de cuarta generación, o 4G, como se las conoce.
Pero esa no es la única restricción que padecen los usuarios de celulares: también hay un uso limitado de la tecnología anterior, el 3G.
Es que desde 2008 el Estado tiene reservado, sin uso, el 25% del espectro del 3G, lo que significa que los clientes de las tres principales empresas de telefonía celular del país, Movistar, Personal y Claro, solo pueden utilizar el 75% de las frecuencias, lo que ha hecho colapsar los servicios móviles.
La buena noticia para los usuarios es que la situación debería mejorar pronto: el Estado licitará en noviembre el espectro 3G ocioso y también las frecuencias necesarias para desplegar la tecnología 4G.
El gobierno anunció que este jueves se conocerán las ofertas de las empresas participantes. Pero ¿por qué se esperó tanto para ampliar el espectro de las telefónicas?
Según Carrier, hubo una mezcla de “dejadez” y de presiones políticas y económicas por parte de los grupos interesados en participar en este millonario negocio, que retrasaron el proceso.
Esta no es la primera vez que el Estado abre una licitación para asignar espectro: ya lo hizo en 2012, cuando la llegada de los smartphones (teléfonos inteligentes) causó una explosión en la demanda de la telefonía 3G. Sin embargo, el propio gobierno decidió anular el proceso.
El secretario de Comunicaciones; Norberto Berner, dijo que otra razón importante de los problemas del mal servicio es la falta de inversiones de parte de las empresas, que querían resolver los inconvenientes sin invertir. l