Desde que fuera elegido Papa hace un año y medio son muchos los que en el Vaticano arrugan la nariz ante la revolución que está llevando a cabo Francisco. Pero esos opositores hasta ahora permanecían en la sombra, aireando sus críticas desde la oscuridad. Ahora, sin embargo, por primera vez han dado el paso de salir a la luz.

Cinco Cardenales se Rebelan Abiertamente contra Francisco



Los cinco cardenales del ala conservadora acaban de escribir un libro en el que dejan muy claro su rechazo absoluto y total a la posibilidad de que se permita a los divorciados comulgar después de emprender un camino de penitencia, tal y como había planteado en febrero pasado el cardenal alemán Walter Kasper, considerado progresista y cercano al Papa. El hecho de que Francisco encargara a Kasper el discurso inaugural d la su primera reunión con los miembros del colegio cardenalicio fue ampliamente interpretada como una clara señal de apertura por parte del pontífice.

Pero ahora, cuando faltan sólo dos semanas para que arranque el sínodo que reunirá en Roma a los obispos de todo el mundo para debatir sobre los nuevos retos de la familia, cinco cardenales han dejado su patente su rechazo y hasta su hostilidad hacia la actitud abierta y dialogante que mantiene Francisco hacia los 'pecadores' en general y los divorciados en particular.
Los cinco purpurados que arrugan la nariz ante el cambio de rumbo que Francisco podría estar planeando respecto a los divorciados han pasado al ataque con un libro, titulado "Permanecer en la verdad de Cristo-Matrimonio y comunión en la Iglesia católica" y que según el Corriere della Sera saldrá a la venta en Italia y en Estados Unidos el próximo 1 de Octubre que viene.

vaticano


Sólo cuatro días después, el día 5 de ese mismo mes, una misa solemne en la Basílica de San Pedro inaugurará el sínodo extraordinario de los obispos sobre la familia, en el que está previsto que se discuta la posibilidad de que las personas divorciadas y casadas en segundas nupcias puedan comulgar, algo que ahora mismo no se les permite.

Los cinco cardenales -Gerhard Muller, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe; Walter Brandmuller, presidente emérito del Pontificio Comité de Ciencias históricas; el norteamericano Raymond Leo Burke, prefecto de la Signatura Apostólica; Carlo Caffarra, arzobispo de Bolonia; y Velasio De Paolis, presidente emérito dela Prefectura de Asuntos Económicos- contraatacan en el libro que firman conjuntamente el discurso aperturista pronunciado por Kasper en febrero pasado. "Todo pecado puede ser absuelto, todo pecado puede ser perdonado. También el divorcio", decía entonces Kasper, abogando por la posibilidad de que los divorciados que han contraído un nuevo matrimonio puedan comulgar después de recorrer un camino de penitencia.