La directora de la escuela de Gualeguaychú en la que un menor denunció ser víctima de Bullying dijo que se trata de una palabra “puesta de moda y ridiculizada por la farándula mediática”. Lamentó el “desprestigio” para la institución.

Alumno que se filmó por bullying, replica de la Directora

Yolanda Broggi, la directora de la escuela Pablo Haedo, pidió un derecho a réplica como respuesta a la cobertura que el diario El Día realizó del caso de Bullying que denunció Marcos, un alumno de esa institución.
“Se apersonó exaltada y visiblemente molesta exigiendo que se publique una carta conteniendo un derecho a réplica. Como este matutino lo hace ante cada situación similar, accedió naturalmente al pedido y ofreció realizarle una entrevista para que pueda explayarse en sus fundamentos. Lamentablemente, la Directora se negó rotundamente a hablar y lo supeditó a una orden de la Directora Departamental de Educación, Marta Irazábal”, explica El Día.
Y a continuación publica la carta textual:
“Sr. Director, Sebastián Carbone. A raíz de las notas publicadas por su diario el pasado fin de semana, me veo en la necesidad de explicar cómo se abordan los problemas de convivencia en nuestra Institución: la nuestra, como todas las escuelas de la provincia, tiene un Acuerdo Escolar de Convivencia (AEC) cuyo marco legal es la Resolución 1692/09 del CGE. El AEC es la herramienta de resolución pacífica de conflictos, mediación y negociación para fortalecer las relaciones interpersonales en la escuela. Esta herramienta es construida por todos, y digo TODOS, los integrantes de la comunidad educativa, al inicio de cada año lectivo se realizan asambleas de estudiantes, de docentes, de pares y personal administrativo con el objeto de revisar y actualizar el acuerdo. Posteriormente, el mismo es elevado a Dirección Departamental para su aprobación mediante una disposición. A partir de esta aprobación se convierte en la NORMA que guía todas nuestras acciones respecto a la convivencia.
Marcos, estudiante de nuestra escuela, manifiesta haber sido víctima de Bulling (sic), palabra puesta de moda y ridicularizada por la farándula mediática y recientemente abordada por la Ley Nacional 26.892 para la promoción de la convivencia y el abordaje de conflictos en las Instituciones Educativas, también recientemente el Consejo Federal de Educación elaboró la Guía Federal de Orientaciones para la intervención educativa en situaciones complejas (Res. 217/14 CFE) y nuestra provincia sancionó la Resolución 2150/14 que se convierte en un protocolo que enuncia los dispositivos para el abordaje de conflictos. El mencionado marco está a disposición de todos los docentes de mi Institución que conocen su existencia y su contenido porque personalmente lo socialicé en reunión Institucional Con esto quiero decir que no desconocemos los caminos a seguir en casos como estos.
Con Marcos y sus pares, porque no debemos olvidarnos de los otros treinta estudiantes ni de los docentes que están involucrados en el acto educativo, se siguieron todos los pasos previstos: charlas personales, charlas grupales, talleres de convivencia, proyección de películas, charlas con los padres de todo el curso para informar esta situación, charlas y actas acuerdo con su adulto responsable y como el conflicto no pudo ser resuelto institucionalmente se derivó el caso al Equipo de Orientación Educacional. Equipo de profesionales que trabaja junto a los docentes y asesora sobre los pasos a seguir que puede ser una intervención individual o grupal.
Celebro que Marcos esté yendo a terapia y que se sienta bien pero lamento que su papá hay omitido decir que fue la escuela quien le solicitó que busque la ayuda de un profesional.
Celebro que Marcos pida respeto pero quiero decirle que el respeto se obtiene con respeto valor que él no ha podido demostrar hacia los docentes y hacia sus compañeras, tal como lo refleja el cuaderno de convivencia del aula.
Lamento que el periodista que realiza la entrevista no haya preguntado que hizo la escuela por ayudarlo, porque los conflictos se resuelven con la verdad y la verdad necesita memoria.
Por último, señor Director, lamento que su diario no se haga eco de las acciones positivas de nuestro alumnado, solo por mencionar algunas: la participación en Feria de Ciencias en todas las instancias, la participación en el Concejo Deliberante Estudiantil, la consecución de juego para niños con capacidades diferentes para nuestra plazoleta, la construcción de juegos didácticos para jardines de infantes de niños carenciados y podría seguir enumerando…
Seguramente algunos de nuestros estudiantes se habrán burlado de Marcos y esto estuvo muy mal y mereció nuestro repudio e intervención adulta, pero por esos pocos no se puede estigmatizar a cuatrocientos treinta estudiantes y desprestigiar a una Institución inclusora y democrática.

La respuesta del matutino
“En principio, y obviando algunos vocablos que utiliza la Directora Broggi, tales como “ridicularizada”, en lugar de ridiculizada; “inclusora”, en lugar de inclusiva y “Bullyng”, en lugar de Bullying, queda demostrado en el relato que, lamentablemente, y a pesar de haberse seguido los pasos que establece el protocolo institucional en estos casos, el problema no se resolvió. Y la prueba está en que Marcos recurrió a las redes sociales para exponerlo y pedir, de esa manera, la ayuda que no ha llegado”, señalar el matutino.
En segundo lugar, lamenta que Broggi “desconozca todas las publicaciones donde la escuela Pablo Haedo ha sido noticia en nuestro matutino, razón por la cual se lo recordamos en imágenes que ilustran esta página”.
Finalmente, “nos apena saber a través de este derecho a réplica, que la denuncia de este menor molesta, porque pone en duda el “prestigio de esa Institución”, cuando el Bullying o acoso escolar hoy ocupa un lugar prioritario en la agenda de las autoridades educativas, no sólo del país, sino del mundo”.
“Lo que preocupa, en definitiva, es que la Directora intenta desviar el eje de la problemática, que es la denuncia de Bullying de un menor que concurre a la escuela que ella dirige y posarlo sobre el trabajo periodístico, sostiene El Día.

La palabra de la tutora de Marcos

Norma Bentancourt es maestra de primer año, pero además es tutora en la Escuela Pablo Haedo. Una de sus funciones es acompañar a los alumnos que presentan algún tipo de problema familiar, de conducta o inclusión.
Tiene a cargo primero, segundo y tercer año en la institución, por lo que conoce muy de cerca el caso de Marcos, quien llegó a la Escuela el año pasado. Con respecto al video que el joven grabó y subió a internet, contó que “es algo que hace un tiempo tenía ganas de hacer. En el video él usa mucho la palabra cansado, que es cómo se sentía, abrumado, demasiado cargado… y bueno, decidió expresarlo de esa manera”.
La tutora, que ejerce ese cargo hace diez años, relató que la situación entre el joven y sus compañeros había llegado a un límite, por lo que, como bien aclara la nota enviada a ElDía por la directora de la Escuela Pablo Haedo, se comenzó a trabajar con el Equipo de Orientación Educacional (EOE), “pero es muy difícil que (las autoridades) acepten que es un caso de discriminación”, dijo. Asimismo, resaltó la labor de las tres profesionales –una psicóloga, una psicopedagoga y una trabajadora social- que trabajan en el EOE, aunque remarcó que “son pocas las herramientas que tenemos como docentes y a veces se hace lo que se puede”.
Los problemas de acoso escolar siempre son complejos y, como toda complejidad, no se pueden resolver de un día para otro. En este sentido, Bentancourt aclaró que “no es que los otros chicos sean malos. En realidad los demás chicos tampoco saben… hay demasiado desconocimiento de las consecuencias que puede tener este problema. Pero los chicos son reflejo de los grandes, lo que hace falta es más diálogo, más charla. Por eso, este año hicimos una reunión junto a la entrega de libretas para comunicarles a los padres sobre la situación. Creo que la reunión fue muy positiva, hubo casos en que los papás, consternados, pidieron disculpas, no podían entender cómo su hijo podía maltratar así a otro compañero. Después de eso vos sabés que esos padres van a hablar con el hijo en su casa, algo van a hacer…”
Con respecto al comportamiento de los alumnos dentro y fuera de la escuela o frente a los maestros y los padres, la docente relató que “hay casos en que, por ejemplo, un chico dice que si llegaba a tener un hermano homosexual lo mata… cuando uno le cuenta a su mamá la situación, ella no lo puede creer, se pone a llorar, no entiende cómo su hijo puede hacer algo así. Por eso hay que trabajar con los padres también”, explicó.
Con respecto a las herramientas que tienen los maestros y las autoridades de las instituciones educativas cuando advierten algún hecho de maltrato entre los alumnos, Bentancourt dijo que “si alguna autoridad observa y se compromete con lo que le pasa al alumno que sufre bullying e informa la situación, se involucra; con el tiempo se van a empezar a ver resultados positivos en ese mismo grupo”.
Consultada por los límites que tienen los educadores para abordar casos de violencia escolar, agregó que “muchas veces faltan herramientas para los docentes. Yo aprendí que no necesariamente las limitaciones tienen que ver con la edad. Hay que entender que muchas veces existe la necesidad por parte de los jóvenes de volcar un cierto malestar en un chivo expiatorio, no existen buenos y malos, sí hay situaciones que se deben resolver con diálogo, herramientas y mayor trabajo con los chicos”.

En fuente 2 notas anteriores para entender el tema.
nota 1: Pibe se filmó para denunciar bullying
denuncia

nota 2: “No tengo más miedo” dijo el pibe que e filmó
directora