El historial de los barras y narcos que trabajaban en el Indec

Una causa por narcotráfico que comenzó con la denuncia de vecinos del club Excursionistas

Jorge Farfán y Maximiliano Vuletín fueron contratados por el Ministerio de Economía en diciembre de 2012, pese a que no cumplían con los requisitos.


Se trata de Maximiliano “Gordo” Vuletín y Jorge Luis “Gordito” Farfán, de 35 y 31 años, respectivamente.

los empleados del Indec cumplían el rol de “vendedores minoristas” en la organización. Si bien la dirigencia asegura que la barra brava “está desactivada”, los dos hombres aparecen ligados a “La Banda del Nevado”, la facción violenta del club.

La decisión administrativa 1.684/2012 publicada en el Boletín Oficial tres meses más tarde, en marzo de 2013, autoriza a Economía a contratarlos “con carácter de excepción” ya que “no reúnen los requisitos mínimos para acceder a los niveles de escalafón que se indican”.

En esa época, Guillermo Moreno, actual agregado económico de la Embajada argentina en Roma, estaba al frente de la secretaría de Comercio Interior. Moreno fue el artífice, en 2007, de la intervención al ente público.

“los allanamientos vuelven a sacar a la luz la discusión sobre el accionar ilícito de barras bravas contratados por la intervención como fuerza de choque para amedrentar y disciplinar a los trabajadores del Indec”. Los voceros del sindicato denunciaron, además, que ellos actúan “con total impunidad al amparo de las autoridades de la intervención y de UPCN”.

Los barras y narcos que trabajaban en el Indec

Una causa por narcotráfico que comenzó con la denuncia de vecinos del club Excursionistas derivó en la detención de dos empleados del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) vinculados a la barra brava del equipo verde. Se trata de Maximiliano “Gordo” Vuletín y Jorge Luis “Gordito” Farfán, de 35 y 31 años, respectivamente.

El 8 de octubre pasado, hombres de Gendarmería ingresaron al edificio de Avenida Roca y Alsina. Vestidos de civil para no ser detectados, se desplazaron hacia el subsuelo del lugar. Sin despertar sospechas, revisaron los lockers de Vuletín y Farfán. Allí encontraron lo que buscaban: al menos cien gramos de cocaína cortada. Los gendarmes volvieron al día siguiente con una orden de allanamiento firmada por el juez federal Claudio Bonadio e incautaron la droga.

El operativo dejó un total de diez detenidos e incluyó un allanamiento en la sede de Excursionistas, donde detuvieron a otros cuatro miembros de la presunta banda que vendía droga en la cafetería de la institución de Bajo Belgrano.

Según confiaron fuentes de la investigación a PERFIL, los empleados del Indec cumplían el rol de “vendedores minoristas” en la organización. Si bien la dirigencia asegura que la barra brava “está desactivada”, los dos hombres aparecen ligados a “La Banda del Nevado”, la facción violenta del club.

Los dirigentes también niegan conocer a Vuletín y Farfán, pese a que el primero forma parte de la murga “Los Cachafaces de Colegiales”, integrada por varios hinchas, y suele asistir a las peñas organizadas por los simpatizantes. Farfán, en cambio, aparece más vinculado a Deportivo Rivadavia, donde dirige un equipo de fútbol femenino.

Ambos ingresaron al Instituto Nacional de Estadística y Censos en diciembre de 2012, según detalla su designación, firmada por el entonces jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina y el ministro de Economía Hernán Lorenzino

​La decisión administrativa 1.684/2012 publicada en el Boletín Oficial tres meses más tarde, en marzo de 2013, autoriza a Economía a contratarlos “con carácter de excepción” ya que “no reúnen los requisitos mínimos para acceder a los niveles de escalafón que se indican”.

En esa época, Guillermo Moreno, actual agregado económico de la Embajada argentina en Roma, estaba al frente de la secretaría de Comercio Interior. Moreno fue el artífice, en 2007, de la intervención al ente público.

Si bien el Indec señaló la semana pasada que los dos empleados detenidos pertenecían al área de “logística”, en su contratación de 2012 figura que ingresaron para el proyecto de “Fortalecimiento de las estadísticas básicas y derivadas”. Hoy, aparecen en la nómina de contratados para lo que resta de 2014.

Un dato que llama la atención es que, si bien ingresaron al organismo en el mismo momento, a diferencia de Farfán, Vuletín no cuenta con los aportes patronales por parte de la entidad. En ese sentido, PERFIL consultó al Indec por la modalidad de contratación y la situación laboral actual de los presuntos barras de Excursionistas, pero se limitaron a indicar que “siguen los procedimientos sugeridos por la Justicia”.

Tras el escándalo que provocó el allanamiento en el interior del organismo a cargo de Ana María Edwin y Norberto Itzcovich, la semana pasada se informó a través de un comunicado que abrirían un sumario para investigar la situación.

​Gremialistas. En su tradicional “abrazo” al edificio de Diagonal Sur y Alsina antes de que se difundiera el dato oficial de inflación de septiembre (de 1,4%), los representantes de ATE del Indec (el sindicato que viene denunciando la intervención del organismo), consideraron que “los allanamientos vuelven a sacar a la luz la discusión sobre el accionar ilícito de barras bravas contratados por la intervención como fuerza de choque para amedrentar y disciplinar a los trabajadores del Indec”. Los voceros del sindicato denunciaron, además, que ellos actúan “con total impunidad al amparo de las autoridades de la intervención y de UPCN”.

Desde el organismo estatal, negaron a PERFIL que los detenidos formen parte de UPCN, el sindicato oficialista que conduce Andrés Rodríguez, alineado con el Gobierno. Sin embargo, una fotografía, donde Vuletín aparece con una remera del gremio, sugiere lo contrario.