El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

El pederasta intentó violar a una de las niñas en su propia

El pederasta intentó violar a una de las niñas en su propia


Antonio Ortiz, el presunto pederasta de Ciudad Lineal, no sólo raptaba niñas en plena calle para llevárselas a su coche o a alguno de los pisos francos en los que cometía sus agresiones. También intentó cometer al menos dos de sus presuntas fechorías en los mismos domicilios de sus víctimas, según se desprende del sumario de la causa.

En concreto, el 11 de julio de 2013 -es decir, mucho antes de que sus andanzas comenzaran a causar el pánico en los barrios en los que solía operar-, Ortiz, según los investigadores, abordó a una niña china de siete años de edad en la vía pública en la localidad de Coslada. Ortiz se acercó a ella en uno de sus caladeros favoritos, una tienda de alimentación regentada por nacionales chinos.

La cría, que no tenía vinculación alguna con el local, fue primero acompañada y después engañada por Ortiz, que consiguió mediante tretas subir con ella a su propio domicilio, utilizando probablemente las llaves que la menor llevaba colgadas al cuello con un collar.

menor


Una vez allí, el intruso intentó agredir sexualmente a la niña, que se resistió con gritos, uñas y dientes. Tal fue la resistencia que el agresor desistió de consumar «actos de naturaleza sexual», valora el atestado policial levantado entonces, que certifica que todo «sucede a primera hora de la tarde». La sangre fría del atacante, firma también habitual de Ortiz, a tenor de los investigadores, le llevó incluso, por más que el encuentro fuera fugaz, a obligar a la niña a ducharse antes de abandonar la vivienda.

Por estos hechos se le imputan a Ortiz sendos posibles delitos de allanamiento de morada y de tentativa de agresión sexual, pero existe otro antecedente semejante en el currículo delictivo que la Policía le atribuye a Antonio Ortiz. Ocurrió meses después. Ortiz atacó a otra niña española, a la que llegó a secar él personalmente después de la agresión, en una zona recreativa de Ciudad Lineal.

Pero el atestado incluye algo más, y lo explica tal cual: «El suceso fue precedido, en momento y lugar próximos, de una tentativa de allanamiento de morada mediante engaño en la vía pública, a la morada de otra menor de 11 años con ascendencia japonesa y de nacionalidad española». Y remata: «No hubo lesiones graves».

Otro hecho que destaca el sumario es la colaboración de una de las víctimas del pederasta en la investigación. La pequeña acompañó a los agentes días después e intentó enseñarles el camino recorrido desde que fue raptada hasta llegar al piso de la calle de Santa Virgilia.

La misma niña fue la que realizó varios dibujos del aparcamiento exterior de la casa y del portal. En el primero de los dibujos aparece la calle y sobre ella el aparcamiento de coches, frente al portal del edificio, dibujado en forma de herradura dado que estaba cerrado por otros dos bloques de ocho pisos de altura, lo que provocaba que la zona tuviera el aspecto de una plaza.

Trazó en el papel una portería de fútbol que no era otra cosa que los gálibos situados a la entrada del garaje.

Junto a este croquis, la niña describió a los agentes que el edificio era como «medio redondo», con un aparcamiento en medio como para 15 o 20 coches, que estaban separados «del lugar por donde pasaba la gente», con un portal con «barrotes negros». Respecto al portal la víctima trazó el lugar de los buzones y describió las puertas.

Asimismo, en el sumario del caso se detallan los numerosos vestigios y posibles pruebas que la Policía encontró tanto en el piso de Santander en el que fue arrestado Antonio Ortiz, como en la casa de Madrid en la que vivía con su madre -en la calle Montearagón- y en la de Santa Virgilia.

En el piso en el que residía con su madre, los agentes descubrieron ropa interior que se ha sabido que no pertenece a las víctimas. Además, se evidencia que una manta de color beige confiscada por la Policía y hallada en el piso de Montearagón podría ser clave en la identificación por parte de una de las víctimas, al recordarla la niña cuando estuvo en esa vivienda.

El sumario destapa además, por ejemplo, que entre los antecedentes de Ortiz figuran dos atestados levantados en la comisaría de San Blas por malos tratos físicos en el ámbito familiar, fechados en 2011 y 2012.

La frialdad de sus actuaciones llama la atención de los investigadores, que llegan a consignar por ejemplo como que incluso «limpia las coletas» de una de sus víctimas para borrar todo vestigio de su relación con ella.

También que muchas de las víctimas hablaban de un hombre que «sudaba abundantemente», lo que desde el principio hizo pensar a los policías en un adicto al gimnasio que atacara al salir de sus sesiones de pesas y ejercicio.
Dar puntos
0 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 417 Visitas
  • 0 Favoritos

Comentarios Destacados

@JohnVeron- Hace 19 horas +9
un tiro en la nuca! corta la bocha

8 comentarios

@JohnVeron- Hace 19 horas +9
un tiro en la nuca! corta la bocha
@tututata82 Hace 19 horas
J
@-Zebas- Hace 19 horas
@tututata82 ETIQUETENLO
@lefoubielsa Hace 13 horas
@lefoubielsa Hace 13 horas
@OrionBatman ; etiqueté mal antes
@Azhren Hace 19 horas
Pederasta, nuevo termino taringuero.
@Jasas0ad Hace 19 horas +1
Es muy triste cuando se rompe la barrera entre la pedofilia y la pederastia. Lamentable, ojalá que lo ahorquen
@ShinReb Hace 18 horas +1
Que lo caguen a tiros... pederasta.
@carlo11qq Hace 17 horas +2
violar
@therxzr Hace 17 horas +3
Taringa se transformo en un sitio donde abunda la violencia sexual, es una sede de titulares de Santiago del estero.
@Azhren Hace 13 horas
Tan gradualmente que nadie se dio cuenta
@carlo11qq Hace 17 horas +1
que viejo forro ojala que le rompan el culo con una botella

ciudad lineal
@papalopulus87 Hace 15 horas
S