Siempre decimos que la industria de los videojuegos pareciera ser a prueba de crisis, ya que mientras más golpea la recesión a otros sectores, más suben las ventas de juegos, y más aún en esta época del año. Sin embargo, las apariencias engañan. La crisis afecta realmente a todos, y Sony está dando muestra de ello, optando por despedir nada menos que a 8.000 trabajadores, en un intento por atemperar las pérdidas producidas por la corriente situación económica.

Los 8.000 empleados serán cesanteados de aquí a Marzo de 2010, perteneciendo todos ellos a la división de electrónica, la cual cuenta con 160.000 trabajadores en total. Hasta ahora no hay mayores datos, aunque especulamos que la división de PlayStation aportará una buena parte de esos 8.000.

Update: La empresa salió a confirmar que a pesar de que dos plantas manufacturadoras de electrónica estan considerando su cierre, este recorte de personal no involucrará al sector PlayStation de la compañía, y que de hecho estos despidos son tendientes a ahorrar más de mil millones de dólares para el año 2010, los que servirán para reforzar aún más la marca PlayStation en el mundo.


La crisis tambien golpea a Sony