En los pasillos de los Tribunales de Córdoba la conocen como “La gran Sofía”.

Se trata de una nena de apenas dos años que permitió a los investigadores descubrir al supuesto violador de su hermana de 12.

El acusado es Jorge Vera, un vecino de las niñas que se las cuidaba cuando la madre de estas salía a trabajar.

Según se desprende de la investigación, Vera abusó al menos cuatro veces de la menor de 12 años.

Pero, como sucede en muchos de estos casos, ella no contó nada.

Quien lo hizo fue su hermana de apenas dos años.

Sofía le explicó a su madre los aberrantes hechos que observaba besando una pared tal como lo hacía un vecino con su hermana.

La madre dio aviso a la Policía y en poco tiempo los investigadores consiguieron pruebas para acusar a Vera.

Hoy el fiscal Rubén Caro elevó a juicio la causa que investiga al hombre por abuso sexual reiterado contra una menor.


http://www.cadena3.com.ar/post_ampliado.asp?post=20320