Ya se registraron una serie de episodios violentos y, ante el fantasma de 2001, los comerciantes liberaron mercadería para evitar destrozos.

Volvieron los saqueos al Conurbano y Córdoba


El dueño de la cadena mayorista de alimentos Maxiconsumo de Gregorio de Laferrere cedió ante la presión del grupo piquetero. Entregó “medio camión” de mercadería a unas cien personas que apostadas con palos y con el rostro cubierto bloquearon durante diez horas el acceso al local y amenazaban con endurecer la protesta si los alimentos pedidos no eran entregados.

El tenso episodio, que ocurrió el 4 de diciembre en el kilómetro 27 de la Ruta 3 de La Matanza, fue sólo un caso de la alta conflictividad social con la que lidiaron en las últimas semanas varios distritos de la provincia de Buenos Aires. Estos hechos derivaron en saqueos a almacenes chinos, en graves protestas en la puertas de los hipermercados y en la intervención de la Justicia.

Así, el fantasma de los saqueos volvió agitarse en los distritos de La Matanza y Moreno, dos de los distritos más humildes, en donde la asistencia social es insuficiente. El deterioro de la situación socio-económica que los indicadores empiezan a mostrar en los últimos meses pareció hacer su efecto.

Bajo esa radiografía, los rumores sobre saqueos que suelen encender para las fiestas navideñas, se concretaron en tres episodios aislados, pero no menores. Casualmente, sucedieron en los distritos en donde el 19 y 20 de diciembre de 2001 la violencia social golpeó con mayor vehemencia. Casi todos los hechos relevados por PERFIL fueron protagonizados por ignotas agrupaciones piqueteras, militantes políticos de localidades lejanas, presuntos miembros de Quebracho y hasta –según sostienen en la Justicia– sectores desplazados del peronismo (ver recuadro).

Moreno. Viernes 19 de diciembre. Unas trescientas personas se concentraron a las 11 de la mañana debajo del puente del Acceso Oeste y la ruta 23, que conecta Moreno con la localidad de San Miguel. Desde allí, a bordo de diez micros, se dirigieron hasta la entrada del country San Diego para pedir bolsones de alimentos. Sin suerte, se retiraron a las dos horas.


FUENTE: http://www.perfil.com/contenidos/2008/12/28/noticia_0001.html