epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Brasil complica a la Argentina

Nuevamente, Brasil complica a la Argentina


Brasil complica a la Argentina


Aunque estalló hace apenas una semana, la nueva crítica situación política de Brasil provocó de inmediato un cimbronazo financiero y cambiario en el país y se descuenta que impactará en el intercambio comercial entre ambos países. Brasil es el principal comprador de productos argentinos.

En los últimos años, por las crisis que atravesaron ambos países, el comercio bilateral se desplomó a casi la mitad. De un volumen entre exportaciones e importaciones en torno de los US$40.000 millones en 2011, el año pasado descendió a casi la mitad, a poco más deUS$20.000 millones. Y Argentina llevó la peor parte, con un déficit bilateral continuo que el año pasado fue de US$4.647 millones. En los primeros 4 meses de este año, las exportaciones argentinas al vecino país se mantuvieron estancadas. Pero las importaciones desde Brasil aumentaron un 23,4%, en especial en el rubro autos, incrementando un 80% el rojo comercial, que llegó a US$2.358 millones. En sólo 4 meses, el déficit fue equivalente a la mitad del desequilibrio comercial de 2016.

El Centro de Estudios de la Unión Industrial (CEU-UIA) señala que “de los US$17.317 millones exportados en 2011, las manufacturas industriales sumaron US$11.589 millones millones. Y en 2016, de los US$9.034 millones exportados, apenas US$5.664 millones fueron productos industriales”. Así, las exportaciones industriales a Brasil cayeron a la mitad y se retrajeron por el equivalente a U$S 5.925 millones.

Así, la nueva crisis brasileña encuentra a la relación comercial en uno de los niveles más bajos, pero aún así se estima que podría seguir afectando a la Argentina o, al menos, postergar una recuperación.

Recalculando La consultora Analytica admite que “el alcance que puede tener la crisis todavía es incierto pero tendrá un correlato en la economía local a través de dos canales: uno financiero y otro real. Por lado real, la incertidumbre sobre el desempeño de la economía brasilera provocará una salida neta de capitales del país vecino que depreciará al real frente al dólar. En este marco, la mala performance en materia de inversión y crecimiento es esperable que continúe, debilitando el rebote que se preveía para este año. Con un real más débil y una economía menos pujante, las ventas de productos argentinos a Brasil tampoco experimentarán el alza que se esperaba. Esto afecta particularmente en lo que refiere a exportaciones de bienes industriales”.

La consultora ABECEB señala que “si bien todavía es muy pronto como para saber con certeza la magnitud del impacto, es claramente una mala noticia para las exportaciones argentinas, principalmente las industriales que parecían dar señales de vida desde fines de 2016”.

En la fase comercial, Lorenzo Sigaut Gravina, de Ecolatina, señala que “Brasil es nuestro principal socio comercial: compró 16% de nuestras exportaciones bienes en 2016. Y es clave para el sector industrial: compró 34% de las Manufacturas Origen Industrial (MOI) exportadas”. Y aunque “aún es pronto para predecir la magnitud del impacto de las novedades políticas sobre la economía, el deterioro de las condiciones de gobernabilidad termina dificultando o demorando la resolución de los problemas económicos”.

Sigaut Gravina especifica que “a nivel de producción de bienes el sector potencialmente afectado por el recrudecimiento de la crisis política en Brasil es la industria, siendo los rubros automotriz, caucho, plástico y material eléctrico los más afectados. Y, en menor medida, algunas producciones regionales, como hortalizas y legumbres sin elaborar, y frutas secas o procesadas”. En tanto, “la devaluación del real y un deterioro de la confianza del consumidor brasileño por el escándalo Temer, pueden resentir el turismo en el exterior, afectando particularmente nuestra temporada invernal, ya que la mayor llegada de brasileños se concentra en el tercer trimestre del año, aprovechando los centros de nieve”.

En el Ministerio de la Producción le dijeron al Económico que “estamos mirando la situación con mucho detenimiento. En caso de que la situación de Brasil empeore y eso afecte la situación actual de la producción local vamos a tomar medidas, pero siempre dialogando con nuestros socios brasileños. Brasil es muy relevante para la industria argentina, especialmente para el sector automotriz. No obstante es importante destacar que el comercio entre ambos países ya se encuentra en niveles históricos muy bajos. Por lo cual la economía brasilera no está gravitando hoy en forma especial. En 2016 las exportaciones a Brasil fueron el menor valor desde 2006, y la proporción fue el 15,6% del total, el menor valor desde 2003”.

En el Ministerio que dirige Francisco Cabrera agregaron que “estamos trabajando en dos medidas específicamente para la industria automotriz. En primer lugar, y más allá de esta coyuntura, como parte del acuerdo automotriz que firmamos en marzo, estamos buscando abrir nuevos mercados para atenuar la dependencia de Brasil. Hace un mes aproximadamente firmamos un acuerdo con Colombia para exportar con arancel cero un cupo creciente de vehículos hasta llegar a las 42.000 unidades en el cuarto año. Estamos dialogando también con centroamérica y el norte de África, que son dos mercados potenciales interesantes. En segundo lugar, estamos velando por el cumplimiento del flex que acordamos con Brasil. Este esquema establece que Brasil puede exportar a la Argentina 1,5 dólares por cada dólar que importa de nuestro país. Vamos a exigirle a las automotrices una garantía (caución) de forma de asegurar el cumplimiento del acuerdo que se extiende hasta el 2020”.

Por último, señalan que “más allá de la situación de la industria automotriz y de la coyuntura brasileña, estamos trabajando para mejorar la posición de las industrias exportadoras con medidas que van más allá del tipo de cambio. En abril subimos el reintegro a las exportaciones industriales, lo que mejora la competitividad de la industria argentina, y su potencial para participar de las cadenas globales de valor. Se trata de una medida estructural, con una reducción de la carga fiscal asociada a las exportaciones industriales superior a los U$S 150 millones anuales. Tomemos dimensión por un momento de la importancia de la medida, las alícuotas estaban congeladas desde hace 15 años. Si a esto le sumamos la eliminación de las retenciones a las exportaciones industriales, mejoramos directamente la rentabilidad del exportador industrial sin tocar el tipo de cambio”.

1 comentario - Brasil complica a la Argentina

trege +1
La vieja historia...o sea..."¡Rápido!!!, aumenten TODO por las dudas!!!!"