Se sospecha que Dios las ha fecundado. El Vaticano, antes reacio a este tipo de medidas en la población laica, distribuye gratuitamente preservativos a todas las congregaciones católicas femeninas para evitar más embarazos. Un grupo de monjes libertinos, fuera de sospecha.

Miles de monjas quedan embarazadas
Ecografía hallada en un lugar de culto religioso

Ayer trascendió que el pasado 6 de octubre miles de monjas de numerosos territorios de la geografía mundial fueron fecundadas en circunstancias que aún se desconocen pero que sin duda son extraordinarias y singulares. La mayoría de embarazos sigue adelante sin complicaciones, pero altos cargos de la Institución Católica se muestran preocupados por las consecuencias que esto tendrá en las arcas vaticanas. Uno de ellos, cuya identidad prefiere guardar en el anonimato, declara enojado que “el Vaticano no se hará cargo de la manutención de los retoños de Dios, ya que nuestros presupuestos están cerrados y no contemplan este tipo de desviaciones extraordinarias. Lo que es evidente es que algunas congregaciones religiosas no han aplicado correctamente los métodos de planificación familiar y nosotros no vamos a pagar el pato”.

Se sabe que las visitas de monjas a clínicas abortistas se ha quintuplicado en los últimos días. Pero la mayoría ha optado por sindicarse y crear un frente común para presionar al pontificiado a asumir sus responsabilidades en este asunto. Como dice una de ellas “yo me casé con Dios con el beneplácito de la Iglesia Católica, a la que he dedicado gran parte de mi vida. Ahora espero que ella haga lo mismo por mí y por mi hijo”. Otra monja añade que “no entiendo porqué hay tanto revuelo con esto, estamos enamoradas de Él y Él nos ha agraciado con su semilla. Estoy muy contenta”.

En un primer momento se sospechó de cierto grupo de monjes de tendencias libertinas, pero su relación con el caso ha quedado descartada tras comprobarse que su líbido estaba por debajo de los límites que establece la Doctrina.


Fuente


Yo que pensaba hacerme monja....