MÁS PRESIDENTE QUE NUNCA
Néstor Kirchner ya ni siquiera finge

Esta semana se "oficializaron" las reuniones de Gabinete sin Cristina, convocadas por Kirchner en Olivos. Hasta nombró funcionarios. N. Wiñazki.

Néstor Kirchner ya ni siquiera finge


Hace una semana, la Quinta de Olivos se llenó de funcionarios. Entre otras medidas, la presidenta Cristina Kirchner anunció la implementación de la emergencia agropecuaria. Pero la intensidad del verdadero poder no pasaba por el salón de convenciones donde se posaban las cámaras de televisión. A pocos metros de ese lugar, pasando por un camino de piedras sombreado por varios árboles, Néstor Kirchner recibía a funcionarios en su oficina de consorte presidencial y titular del PJ. Primero pasó el ex canciller Rafael Bielsa, con quien habló durante una hora de sus posibilidades como candidato del Gobierno en la Capital Federal y hasta de su posible vuelta al Gabinete. Una vez que salió Bielsa, entró a ver a Kirchner el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, con quien el santacruceño también trazó estrategias electorales en su distrito. Mientras el cordobés terminaba la reunión con el santacruceño, la sala de espera del lugar se fue llenando de funcionarios, a pesar de que la Presidenta no estaba trabajando en ese sitio: el primero en llegar fue el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno; después aparecieron el ministro de Justicia, Aníbal Fernández; la titular de Producción, Débora Giorgi; el de Trabajo, Carlos Tomada; el de Interior, Florencio Randazzo; el jefe de la ANSES, Amado Boudou; el jefe de Gabinete, Sergio Massa, y el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi. La reunión de Gabinete, en rigor una espera matizada con medialunas y sándwiches de miga, sirve para ilustrar una realidad cada vez más evidente puertas afuera y adentro del Gobierno: Néstor Kirchner sigue siendo el hombre que está detrás de cada decisión gubernamental, según admiten varios ministros.


http://www.criticadigital.com/impresa/index.php?secc=nota&nid=19365