Un científico estadounidense dio con una forma de quemar agua salada bombardeandola con ondas de radio en Pennsylvania, USA. El inventor hizo su descubrimiento mientras buscaba una cura para el cáncer.

Propietario de una estación de radio e ingeniero de radiodifusión retirado, John Kanzius, de Erie, Pennsylvania, USA, parece haber descubierto una forma de extraer energía del agua salada mediante el bombardeo de ondas de radio.

Aparentemente, Kanzius estaba buscando una forma de curar el cancer mediante ondas de radio implantadas en los enfermos cuando en uno de sus experimentos descubrió que el agua salada lanzaba llamas al estar sometida a ciertas frecuencias. Las llamas levantan temperatura de hasta 3.000º centígrados, por lo que Kanzius asegura que se podrían construir turbinas eléctricas que terminen con la dependencia del petróleo de una vez por todas.

El ingeniero trabaja ahora con un equipo de colegas tratando de optimizar su invento y asegura que esta tecnología podría reemplazar la propulsión de todos los automóviles.

El inventor del sistema asegura que está dispuesto a vender su descubrimiento a empresas de energía para poder destinar todo el dinero a la investigación de la cura contra el cáncer.


FUENTE