epespad

Record: Dinosaurio Argentino Prehistorico

Tal como leyeron, es un hallazgo reciente que se presento en San Juan, el mismo lugar donde fue descubierto, mas precisamente en el tan conocido Valle de la Luna...a continuacion paso a detallarles el tema:



SU NOMBRE: Panphagia proto

ANTIGUEDAD:228 MILLONES DE AÑOS

SITIO DE DESCUBRIMIENTO:

VALLE DE LA LUNA

SAN JUAN

ARGENTINA

AÑO DE DESCUBRIMIENTO: 2006



Hallaron al abuelo de los dinosaurios más grandes

Es uno de los descubrimientos más importantes hechos hasta ahora en Ischigualasto, por parte de un equipo de investigadores de la UNSJ. Al animal le llaman Panphagia.

Los dinosaurios más grandes que existieron sobre la tierra hace millones de años, que alcanzaban varios metros de largo y de alto y que inspiraron las mentes febriles de Hollywood, descienden de un animal que tenía, a lo sumo, el tamaño de un perro. Así lo demuestra una investigación de dos años encarada por el Museo de Ciencias Naturales de la UNSJ, tras un hallazgo realizado por sus paleontólogos: los restos fósiles de ese abuelo de gigantes, bautizado como Panphagia protos, en el Parque Provincial Ischigualasto. Este descubrimiento vuelve a poner a San Juan en la vanguardia científica del mundo y será dado a conocer públicamente a las 9:30 de hoy (16/02/09), en una conferencia de prensa en el museo, con la presencia del rector Benjamín Kuchen y el gobernador José Luis Gioja.

Lo más importante de Panphagia, de todos modos, no es su tamaño, sino su edad, de 228 millones de años. Es que es el dinosaurio más antiguo que se haya encontrado en todo el mundo hasta ahora entre los antecesores de los gigantes herbívoros que vivieron durante el Jurásico y el Cretácico. Gracias a este descubrimiento, recién ahora se sabe que los herbívoros de gran porte comenzaron a evolucionar muchísimo antes de lo que se creía. Las hipótesis ubicaban sus orígenes en el Triásico Superior, que existió hace entre 199 y 228 millones de años, pero Panphagia los ubica en el Triásico Medio, es decir, entre 228 y 245 millones de años antes de la actualidad.

Aca se ve un grafico donde se lo ubica bajo que rama pertenece de los principales grupos de dinosaurios


Record: Dinosaurio Argentino Prehistorico


La campaña de exploración de fósiles y su posterior investigación estuvieron a cargo de los paleontólogos Ricardo Martínez y Oscar Alcober. Según consta en los registros de la investigación de la UNSJ, el mayor entusiasmo entre sus responsables se debe a que ahora se podrá tener muchas más certezas científicas para determinar cómo los pequeños saurios del Triásico pasaron a convertirse en las enormes moles del Cretácico, aquellas que comían varias toneladas de plantas por día.

Incluso hay un sabor de victoria adicional con este hallazgo en Ischigualasto. Hasta ahora, los paleontólogos de todo el mundo consideraban que el antepasado más antiguo de los gigantes herbívoros, cuyos fósiles se habían encontrado, era el Saturnalia tupiniquim, hallado en Brasil e investigado en 1999. El descubrimiento hecho en el Valle de la Luna echa por tierra aquel paradigma.

En el Museo de Ciencias Naturales, donde hoy serán presentados los fósiles y las imágenes creadas para dar idea de cómo era Panphagia, consideran que este hallazgo es el más importante después de 1991, cuando en Ischigualasto encontraron los restos del Eoraptor lunensis, hasta el día de hoy considerado el animal más antiguo de todo el planeta. Luego vinieron muchos fósiles, pero ninguno con la trascendencia científica de Panphagia, cuyos fósiles fueron encontrados en el año 2006 y desde entonces estuvieron bajo estudio con los especialistas de la UNSJ.

A todo esto, tantos laureles para Panphagia no condicen con el tamaño que indica haber tenido el animal. Es que, contando cola y cuello, alcanzaba apenas el metro y medio de largo. Para nada comparable a los dinosaurios que derivarían de él. Pero sus restos, aún siendo pequeños, ayudaron a arrojar mucha luz sobre lo que se sabía hasta ahora. La forma de sus huesos deja ver, por ejemplo, cómo los dinosaurios evolucionaron hacia el gigantismo, cómo de andar en dos patas pasaron a movilizarse en cuatro (al revés de los humanos), cómo se agrandó su cintura y se acortó la tibia, cómo se alargaron cola y cuello y cómo se modificó la estructura de los dientes para dejar de comer plantas y carne (de ahí el nombre Panphagia, derivado del griego y significando "que come de todo" ) y pasar a alimentarse sólo de vegetales.


Otros datos reveladores se desprenden de la forma de la cabeza del animal: es curioso cómo es demasiado grande, en comparación con la de los gigantes en los que terminó evolucionando. La conclusión de los investigadores es que hubo una fuerte mezcla entre caracteres entre estos animales y aquellos que le dieron origen a todos los dinosaurios.

Abuelo


Cómo era.El ilustrador Jorge González representó cómo se supone que era el Panphagia. En la imagen, el animal come un helecho dicroidium. Este y otros helechos y plantas similares a las actuales colas de caballo eran parte de su menú, al igual que la carne de animales más pequeños

El detalle de todas estas conclusiones llegará hoy mismo al mundo entero en la publicación científica Plus One, que las difundirá en su edición online. En consecuencia, el conocimiento que hay hasta ahora sobre la evolución de los dinosaurios podrá ampliarse notablemente gracias al hallazgo de Panphagia en los campos del Valle de la Luna.


Mundo

Dientes. El fósil de la mandíbula de Panphagia fue encontrado con piezas totalmente intactas, tal como muestra la imagen de cuando lo estaban limpiando en el museo de la UNSJ.

Cuna mundial

Ischigualasto está considerado la cuna mundial de los dinosaurios porque en sus yacimientos paleontológicos ya fueron hallados los restos fósiles de los animales más antiguos: el Eoraptor lunensis, el Herrerasaurus ischigualastensis y el Pisanosaurus mertii.

El descubrimiento


La campaña para buscar fósiles en Ischigualasto, en cuyo marco fueron hallados los restos de Panphagia, fue realizada entre agosto y septiembre de 2006, en la zona del Valle Pintado. Quien encontró el fósil fue el paleontólogo Ricardo Martínez, en un momento muy particular: aquella tarea del Museo de Ciencias Naturales de la UNSJ estaba siendo filmada (y financiada) por TV Tokio, un canal de televisión japonés que producía un documental sobre la riqueza científica del Valle de la Luna. Durante aquellos días, incluso, los turistas que iban a Ischigualasto veían a los investigadores en plena tarea.

¿El origen?

El hecho de que todos los animales cuyos restos fueron encontrados en Ischigualasto tengan antigüedades y tamaños similares lleva a los paleontólogos a una hipótesis alentadora: que en el mismo lugar se pueda encontrar el origen, el antepasado de todos.

POR FIN LA PRESENTACION



Presentaron los fósiles hallados en Ischigualasto
En el Museo de Ciencias Naturales de la UNSJ, dieron detalles del trabajo de investigadores de la UNSJ, que pone a San Juan en la vanguardia científica del mundo.

San Juan, 16 de febrero.- El dinosaurio denominado Panphagia protos tiene 228 millones de años, es el más antiguo que se haya encontrado en todo el mundo hasta ahora entre los antecesores de los gigantes herbívoros que vivieron durante el Jurásico y el Cretácico. El descubrimiento es obra de un grupo de investigadores de la UNSJ.

El hallazgo fue presentado esta mañana en una conferencia de prensa en el Museo de Ciencias Naturales, dependiente de la Facultad de Ciencias Exactas, Física y Naturales de la Universidad Nacional de San Juan.

Gracias a este descubrimiento, recién ahora se sabe que los herbívoros de gran porte comenzaron a evolucionar muchísimo antes de lo que se creía. Las hipótesis ubicaban sus orígenes en el Triásico Superior, que existió hace entre 199 y 228 millones de años, pero Panphagia los ubica en el Triásico Medio, es decir, entre 228 y 245 millones de años antes de la actualidad


dinosaurio

san juan



Un animal pequeño, del tamaño de un perro, cuyos restos fósiles fueron descubiertos en San Juan, acaba de convertirse en el antepasado más primitivo de los saurópodos, los dinosaurios herbívoros y cuadrúpedos considerados como los seres de mayor tamaño que alguna vez pisaron el planeta.

Se trata de Panphagia protos, un dinosaurio primitivo hallado en el Parque Provincial Ischigualasto por paleontólogos de la Universidad Nacional de San Juan, quienes luego de estudiarlo durante casi dos años concluyeron que se trata del abuelo evolutivo de los gigantescos herbívoros que habitaron durante el Jurásico y Cretácico, como el patagónico Argentinosaurus, el animal más grande conocido hasta ahora.

El resultado de esta investigación, que se publica hoy en la edición on line de la revista científica Plos One, tiene al menos dos implicancias importantes. La primera es que arroja luz sobre el origen de estos animales gigantes, de los cuales se conocía muy poco. La otra es que demuestra que la evolución de este tipo de dinosaurios herbívoros comenzó millones de años antes de lo que se creía, llevando el origen de este linaje de herbívoros prácticamente al momento mismo en que surgieron los dinosaurios, en algún momento del Triásico Medio. Siempre se había creído que esta radiación había sido posterior, durante el Triásico Superior.

La investigación de los sanjuaninos destrona al dinosaurio Saturnalia tupiniquim -hallado en Brasil y descrito en 1999- como el sauropodomorfo más antiguo conocido y considerado hasta ahora por la comunidad científica mundial como el antepasado más primitivo de aquellos titanes. Ese lugar, a partir de ahora es para Panphagia.

Los responsables del hallazgo, los paleontólogos Ricardo Martínez y Oscar Alcober, aseguraron que este descubrimiento vuelve a mostrar la importancia de Ischigualasto como "la cuna mundial de los dinosaurios". Es que con el hallazgo de Panphagia, los tres linajes principales de dinosaurios –ornitisquios, saurisquios terópodos y saurisquios sauropodomorfos- tienen ahora a su representante más antiguo en el yacimiento de Ischigualasto (ver aparte).

La publicación de Panphagia se trata del descubrimiento más importante para el museo sanjuanino desde el año 1991, cuando fue dado a conocer al mundo el hallazgo de Eoraptor lunensis, que posicionó a Ischigualasto como la cuna mundial de los dinosaurios por tratarse ese animal del más primitivo y antiguo del planeta.

"Creo que lo más importante del hallazgo de Panphagia es mostrar que los linajes de dinosaurios ya estaban diversificados en el Triásico Medio", explica Ricardo Martínez, el paleontólogo que halló el ejemplar en agosto de 2006, "es decir, la variedad de estos animales en su fase primitiva era mucho más amplia de lo que se pensaba".

"Descubrir este antepasado remoto de los saurópodos nos permite ahora ver la película completa", asegura con entusiasmo Oscar Alcober y agrega: "así podemos imaginarnos como este pequeño David del Triásico se convirtió en aquellos Goliat del Cretácico y estudiar la forma en que animales pequeños evolucionaron tempranamente hacia estos mega herbívoros monstruosos que terminaron comiendo varias toneladas de vegetales por día".

Como era el animal

El largo total era de aproximadamente un metro y medio, pero el cuerpo del panphagia (su tronco contando el cuello y la cabeza) tenía aproximadamente el tamaño de un ganso grande.

La cola y el cuello ya presentaban cierta tendencia a alargarse y, si bien los paleontólogos creen que aun era bípedo (que caminaba en dos patas) como sus antepasados más cercanos, había comenzado el camino evolutivo hacia el cuadrupedalismo: "sus restos muestran una tendencia hacia esa posición, con un agrandamiento de la cintura escapular y un acortamiento de la tibia", explica Martínez mostrando el detalle de algunos de los huesos hallados y estudiados íntegramente en los laboratorios del museo sanjuanino, que depende de la Facultad de Ciencias Exactas Físicas y Naturales.

La mezcla entre caracteres de animales basales -muy cercanos al animal que dio rigen a los dinosaurios- y de dinosaurios sauropodomorfos es muy marcada. Si bien presenta las características explicadas más arriba, su cabeza, por ejemplo, aun es grande comparada con la de sus gigantescos descendientes. Una característica de los saurópodos es que tienen cráneo pequeño en relación con sus cuerpos. Panphagia aun tiene un cráneo parecido al de los dinosaurios basales.

En cuanto a su dieta, los científicos sanjuaninos creen que este animal aun no era totalmente herbívoro, pero ya estaba habilitado para una dieta omnívora, es decir, incluía muchos vegetales y otros alimentos, no sólo carne, como sus antepasados directos. De hecho, de esta característica deriva su nombre: Panphagia viene del griego y significa "que come de todo"; y protos, su nombre específico, significa "el primero", o sea: el primer dinosaurio que comía de todo, incluyendo vegetales.

Rodolfo Bloch, decano de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la UNSJ manifestó que "esto es el resultado de más de 20 años de trabajo en formación de investigadores y equipos técnico; es importante para nuestra universidad hallar animales tan antiguos, que arrojan luz sobre aspectos que no se conocían".

Cómo fue el hallazgo

El animal fue hallado por el paleontólogo Ricardo Martínez en la campaña que el Museo de Ciencias Naturales hizo entre agosto y septiembre de 2006. Esa campaña fue financiada por un canal de televisión japonés (TV Tokio), que justamente fue a filmar un documental a Ischigualasto con la idea de mostrar a los televidentes de aquel país el lugar donde se han hallado los representantes más primitivos de la familia dinosaurina.

Los restos fueron hallados en la zona conocida como Valle Pintado, un sitio del yacimiento que forma parte del circuito turístico, que es visitado todos los años por miles de personas. "De hecho los turistas que visitaron el parque durante esos días nos vieron trabajar en la extracción de estos fósiles", recuerda el paleontólogo Oscar Alcober, director del museo.

"Lo primero que encontré fue un pedacito de hueso rodado, suelto, que me llamó la atención porque era hueco; eso me dio la pauta de que se trataba de un dinosaurio", cuenta Martínez y relata que al levantar la vista vio otros pedacitos y luego la roca de donde se habían desprendido.

Al principio pensaban que se trataba de un pariente de Eoraptor o de Herrerasuaurus, dinosaurios carnívoros y posiblemente terópodos, y con esa idea lo extrajeron y transportaron hasta el museo para estudiarlo.

Pero cuando comenzó la limpieza y el análisis bajo la lupa empezaron a aparecer los pequeños detalles que marcaron la gran diferencia: "el hecho de haber encontrado una mandíbula con dientes fue fundamental –explica Martínez-, porque la gran revolución evolutiva de estos herbívoros gigantes al parecer comenzó en su dentición: el cuerpo es casi igual que sus antepasados más primitivos, pero la dentadura muestra el inicio de su adaptación para comer vegetales".


Ischigualasto: Cuna mundial de los dinosaurios


En la lista de dinosaurios más antiguos del mundo, los primeros lugares en los tres linajes principales, están ocupados por animales que poblaron el pasado remoto de San Juan. Justamente esa característica es la que motivó al gobierno de esa provincia a financiar la construcción de una exhibición de dinosaurios que muestra como fue la vida en el Triásico, hace 230 millones de años. (ver aparte).

A Panphagia, considerado a partir de esta publicación como el sauropodomorfo más primitivo del planeta, se le unen otros dinosaurios hallados en Ischigualasto:

* El combo Eoraptor lunensis-Herrerasaurus ischigualastensis, descriptos en la década del '90 y aceptados por la comunidad científica como los saurisquios más antiguos encontrados hasta ahora. Estos se ubican en el linaje evolutivo que lleva hasta los grandes carniceros del Jurásico y Cretácico, como el Tiranosaurus rex o el Carnotauro.

* Pisanosaurus mertii, el ornitisquio más basal descrito hasta ahora y padre evolutivo de los dinosaurios herbívoros con cuernos, escudos o placas, como los conocidos triceratops, estegosaurios y anquilosaurios. Fue hallado en la década del '60 en Ischigualasto.

Es por eso que científicos de todo el mundo reconocen a Ischigualasto (o el Valle de la Luna, como también se lo conoce) como la cuna mundial de los dinosaurios. Sus entrañas preservan los registros mejor conservados del Triásico, momento en que surgió la especie y que se ha conservado en muy pocos lugares del planeta.

Esta riqueza paleontológica, sumada a su belleza paisajística, fue lo que hizo que la UNESCO declarara en el año 2000 al parque provincial de Ischigualasto como Sitio Patrimonio de la Humanidad.

"Lo llamativo de todos estos dinosaurios primitivos –dice Martínez- es que se trata de animales muy parecidos entre sí: de pequeño tamaño, y características anatómicas muy similares; todo esto nos hace pensar que estamos muy cerca del origen, del animal que podemos indicar como antepasado de todos estos linajes; lo estimulante es que sabemos que podemos encontrarlo en Ischigualasto".

Una muestra única en Sudamérica

Los trascendentes descubrimientos relacionados a los dinosaurios realizados durante los últimos 30 años en Ischigualasto, sumado a su declaración como Sitio Patrimonio de la Humanidad y el consecuente aumento de visitantes al parque, motivó a que el gobierno de la provincia de San Juan financiara una idea que desde hacía años venía dando vuelta en la cabeza del director del museo de Ciencias Naturales: desarrollar una exhibición que mostrara por primera vez al mundo a los dinosaurios más antiguos del planeta.

La idea no solo cuajó, sino que en este momento en San Juan se montó la "fábrica de dinosaurios" más grande de Sudamérica: en un galpón de 2000 metros cuadrados (foto) se construye desde hace tres años la mega-muestra Titanes de Ischigualasto, una exhibición que pondrá a la vista del público la reproducción de más de 26 especies animales, entre ellas los dinosaurios más antiguos conocidos, pero también los animales contra los que estos tuvieron que luchar evolutivamente para dominar el planeta, como cocodrilos gigantes y reptiles parecidos a mamíferos.

Titanes de Ischigualasto es la mayor muestra de dinosaurios en construcción de Sudamérica y la única dedicada exclusivamente a animales del período Triásico.

Se trata de una cuidada reconstrucción de los ambientes terrestres de hace más de 220 millones de años, donde se lucen con esplendor más de 30 esculturas en tamaño real.

Titanes de Ischigualasto tendrá una versión fija que se inaugurará a fines de 2009 en plena ciudad de San Juan y una versión itinerante que llegará a las principales ciudades argentinas y del mundo a partir del año 2010.


Fuentes:

http://www.diariodecuyo.com.ar
http://www.unsj.edu.ar/index.php

9 comentarios - Record: Dinosaurio Argentino Prehistorico

plimplim +2
VIVA SAN JUAN CARAJOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!
gnrlie

link: http://www.youtube.com/watch?v=ZQ1ya_FwMhU
migu_h
aguente el dino argento loco!!!