La novia de Messi (con fotos)


El mejor del mundo tiene quien lo marque

La estrella del Barça y la Selección nacional se mostró por primera vez con novia. Para decepción de sus millones de fans femeninas, paseó con ella y con su mamá por las calles de la capital catalana. El amor llegó a la vida del chico de 21 años que vale 330 millones, dólares más, dólares menos.

Messi


Idolo, millonario, juventud, talento, fama inconmensurable. Desde que su nombre empezó a brillar en el cielo del Planeta Fútbol, Lionel Messi (21) se convirtió en el mejor candidato para cuanta chica anduviera suelta por allí. Posibles novias, amigas o amigovias revolotearon, revolotean y revolotearán alrededor de la Pulga. El nunca dijo ni sí, ni no, ni blanco ni negro. Pero sí expresó todo lo que mamó en el seno de su familia. “El dinero no me ha cambiado, sigo siendo el mismo, ni gasto la plata en cosas de lujo, –admitía Leo meses atrás–. Mi mamá siempre me dice que espera que tarde o temprano encuentre una buena chica y forme una familia pero todavía soy demasiado joven para pensar en eso…. ¿Y cómo me imagino dentro de quince o veinte años? Viviendo en Rosario, con la mujer que elegí, y cerca de mis padres y mis hermanos…”

Buen


Y esa chica, parece, se apareció en la vida de Messi. “Tengo novia y está viviendo en la Argentina. Estoy feliz y tranquilo”, reconoció en el programa de la televisión catalana, Hat Trick Barça, a fines de enero. Enseguida surgió la gran pregunta: ¿quién es la chica que conquistó a la estrella del fútbol mundial? La respuesta se tornó visible el domingo 22 de febrero, cuando Lionel caminó por las calles de Barcelona abrazado a una morocha de enorme sonrisa. La derrota de su equipo el día anterior en el derby catalán, no lo preocupó. “Estamos preparados para levantar la cabeza y seguir adelante”, dijo después de la derrota frente al Espanyol, por 2 a 1. Tenía quien lo consuele.

Pero los tortolitos no estuvieron solos en su paseo. La mamá del delantero del Barça, Celia, su hermano, Rodrigo, y sus dos sobrinos, Agustín y Tomás (la debilidad del tío Lio), también fueron de la partida. La flamante novia, muy bien acoplada al círculo familiar, charló con su suegra y su cuñado, jugó con los más chicos y mimó a su chico grande durante toda la tarde. Pocos se dieron cuenta de que el máximo ídolo del fútbol español era ese muchachito de jeans y zapatillas.

ROSARIO SIEMPRE ESTUVO CERCA. Develemos la incógnita. La chica en cuestión se llama Antonella y es de Rosario. Vive en esa ciudad (la misma en la que nació Lionel) y estudia Nutrición. Se conocieron a fines de diciembre, cuando él viajó a la Argentina para pasar las Fiestas con su familia. Tan sólo un mes después admitía en televisión que estaba de novio con ella. Es la primera vez que la Pulga reconoce públicamente una relación, aunque ya se le adjudicaron varios romances. Se sabe: el pase de Messi cuesta unos 254 millones de euros (o 330 millones de dólares, según se prefiera) y las candidatas están a la orden del día.

El primero que hizo ruido mediático fue antes del Mundial de Alemania 2006. En ese entonces, la protagonista femenina de la historia fue Macarena Lemos, una modelo rosarina que admitió haber pegado “muy buena onda” con Lio en uno de sus viajes a su ciudad natal, y hasta anunció que viajaría a Barcelona para reencontrarse con él. La historia pasó al olvido. Ni lerda ni perezosa, una señorita de San Isidro, llamada Nerina, se adjudicó el puesto de “novia oficial”. Por si algo le faltaba el crack, la infartante Luciana Salazar también se sumó a la lista. A mediados del año pasado, las malas lenguas indicaban que el delantero y Luli intercambiaban chateos subidos de tono y planeaban reunirse en Europa. Si se concretó o no, nunca se supo.

“Ahora tengo la familia partida entre la Argentina y España hasta que mi hermana termine los estudios; luego mi intención es reunir a todos en Barcelona”, dijo Lio en la misma entrevista. ¿Se llevará también a su primera y única novia reconocida a vivir con él a Europa? La historia de este amor recién está escribiendo su primer capítulo.