El temporal que azota a cuatro provincias provocó anegamientos, caída de árboles y dejó evacuados

Unas 500 familias debieron ser evacuadas en Entre Ríos y unas 100 personas dejaron sus casas en Santa Fe por las fuertes lluvias que se registraron hoy en el centro del país. Además, las tormentas en Cap. Fed. y la provincia de Bs. As. causaron la caída de árboles.

El temporal que azotó a 4 Provincias...

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitió un alerta meteorológico para esa zona por las lluvias intensas y estimó que las condiciones tenderán a mejorar gradualmente hacia esta noche.

En Entre Ríos, el fuerte temporal causó la caída de árboles y anegamiento de viviendas, por lo que el gobierno provincial dispuso un operativo, para asistir a los afectados.

El gobernador, Sergio Urribarri, aseguró que "no faltará absolutamente nada" a los afectados por el temporal y se comunicó con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación para coordinar la asistencia.

Urribarri estuvo en las primeras horas en el comité de crisis instalado en la sede de la Junta Municipal de Defensa Civil de Paraná para monitorear la situación y dispuso la suspensión de las clases para hoy y mañana en la capital entrerriana.

Una docente que iba a dar clases en su vehículo se cayó al arroyo entrerriano Las Tunas cuando se desató el temporal y fue rescatada por dos buzos que la subieron a una lancha que se dio vuelta y los tres debieron tomarse de unos árboles, hasta que fueron auxiliados por personal policial.

Voceros de la Dirección de Defensa Civil de la provincia informaron que las localidades más afectadas son Paraná, San Benito, Victoria, Gualeguaychú y Concordia.

Hasta hoy la provincia venía padeciendo una intensa sequía que se había prolongado por más de un año, pero el fenómeno terminó hoy abruptamente con un temporal que marcó en pocas horas registros de lluvias superiores a los 250 milímetros en algunas localidades.

El Ministerio de Salud y Acción Social de Entre Ríos decidió incrementar en más de 2.000 las raciones que destina diariamente a los comedores escolares y comunitarios con la intención de asistir a las familias damnificadas.

El fuerte temporal de lluvia y viento que azota a la ciudad de Santa Fe, con más de 130 milímetros de precipitaciones, provocó el anegamiento de numerosas calles, donde se cayeron de árboles y volaron carteles. El secretario de Obras Públicas de la Municipalidad de Santa Fe, Roberto Porta, dijo a la prensa que "el Comité de Emergencia trabaja arduamente para ayudar a los vecinos de las zonas afectadas".

Porta precisó que los barrios más complicados están en el cordón oeste, desde el norte hasta el sur, y destacó entre ellos, a "Chalet, San Lorenzo y Santa Rosa" donde hay sitios "con más de un metro de agua dentro de las viviendas".

Asimismo, acotó que "el barrio costero este de Alto Verde se encuentra muy comprometido debido a un corte de energía en una de las fases que alimenta las bombas extractoras" y hay inconvenientes en "La Guardia y Colastiné Norte".

Por la situación, unas cien personas se autoevacuaron y fueron alojadas en tres centros de los barrios Barranquitas, Yapeyú y Pompeya. La provincia de Córdoba también se ve perjudicada por el temporal. La zona más perjudicada fue la localidad de Río Ceballos, donde hubo deslizamiento de lodo y piedras, anegamientos, caída de árboles e interrupción de los principales servicios públicos.

Defensa Civil de Córdoba precisó que en esa localidad ubicada a unos 35 kilómetros de la ciudad de Córdoba, el lodo y las piedras bajaron desde las sierras chicas a la zona céntrica, cubriendo las principales arterias.

Como consecuencia del fenómeno varias familias debieron ser evacuadas por el anegamiento de sus viviendas, en tanto que a una casa precaria se le cayó el techo. De acuerdo a un relevamiento realizado por DC, en algunos casos las precipitaciones alcanzaron los 185 milímetros y la mayoría de los ríos crecieron y arrasaron con los postes del tendido eléctrico y las comunicaciones.

En la ciudad de Córdoba, en tanto, desbordó el Río Suquía, en la zona de la costanera y consecuentemente anegó los barrios de los alrededores. Los inconvenientes por tormentas habían comenzado ayer en el departamento Punilla y afectó particularmente a la zona de los alrededores de Villa Carlos Paz, por la crecida del río Los Chorrillos, donde se debió evacuar a unas 25 personas.

En otro orden, al menos seis árboles cayeron sobre veredas y vehículos en la Ciudad de Buenos Aires, debido a las intensas lluvias que se registran desde anoche, informó una fuente de la Subsecretaría de Emergencias porteña.

El organismo recibió 300 llamados desde las 21 de ayer a las 9 de hoy y debió intervenir por la presencia de seis postes de luz con probabilidades de caer y el apuntalamiento de un balcón en Mercedes 1700.

Asimismo, personal de esa dependencia destapó 25 sumideros y trabajaba en el apuntalamiento de dos medianeras. Un total de 200 operarios de Logística, Guardia de Auxilio y Defensa Civil trabajaban en distintas zonas con 58 vehículos, destapando sumideros, y realizando tareas de limpieza para retirar la basura de las calles.



FUENTE