El show de Evo



El show de Evo

Evo Morales inició una huelga de hambre para presionar al Congreso para que apruebe la ley para las elecciones de diciembre. Para la oposición, el mandatario quiere una ley "a su medida" y reelegirse cuantas veces desee


El ex presidente de Bolivia, Carlos Mesa, criticó este jueves la huelga de hambre que inició el mandatario Evo Morales, al asegurar que busca "hacerse la víctima".

A este cuestionamiento se sumaron los principales oponentes políticos de Morales, como el secretario de Autonomía del gobierno de la región de Santa Cruz, Carlos Dabdoub, quien advirtió que Evo Morales busca avalar un gran fraude electoral.

Carlos Mesa, que gobernó Bolivia entre 2003 y 2005, señaló que el presidente Morales está pretendiendo dar una imagen de algo que no está ocurriendo. "Lo que el Presidente quiere es una ley hecha a su medida y que le favorece para ganar las elecciones", acotó.

Asimismo sostuvo que Morales busca mostrarse en una posición débil para ser una víctima, mientras el Parlamento aún no se pone de acuerdo para aprobar la nueva Ley Electoral.

Evo Morales, junto con el secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana, Pedro Montes y el dirigente campesino Fidel Surco se declararon este jueves en huelga de hambre, argumentando que "frente a la negligencia de un grupo de parlamentarios neoliberales, estamos obligados a asumir esta medida para defender el voto del pueblo, el mandato del pueblo".

Con esta acción, Evo Morales busca presionar al Congreso para que apruebe la ley para las elecciones de diciembre. El maratónico debate entre oficialistas y opositores comenzó el miércoles y según el vicepresidente lvaro García Linera "podría durar hasta el viernes", debido a que la reunión trabajará sin límite de tiempo hasta llegar la votación.

Por la huelga, Morales suspendió un viaje a Cuba organizado para este jueves en la tarde y que contemplaba un encuentro con el presidente Raúl Castro.

La oposición, que domina el Senado, ha planteado formar un nuevo padrón electoral aduciendo irregularidades en anteriores consultas, de las que ha salido derrotada, lo cual impediría convocar a elecciones en diciembre. También se opone al voto de los bolivianos en el exterior que no estén empadronados.

Otro tema de controversia es el número de escaños para los pueblos indígenas minoritarios que por mandato de la Constitución tendrán una representación propia en la futura Asamblea Legislativa Plurinacional.

La Constitución vigente desde enero fijó un periodo de 60 días, que venció a las cero horas del jueves, para que el Legislativo apruebe el régimen electoral transitorio con el cual Morales debe convocar a elecciones para el 6 de diciembre.

El Parlamento continúa el debate sobre la nueva Ley Electoral, en medio de amenazas del cierre del Legislativo.


LINK http://www.talcualdigital.com/Avances/Viewer.aspx?id=19360&secid=1