Una de cada siete muertes que están relacionadas al trabajo es por el humo del cigarrillo ajeno


Muertes por humo de cigarrillo


Una de cada siete muertes relacionadas con el trabajo se deben a la exposición al humo de tabaco ajeno y la mayoría de estas muertes se produce entre aquellos del sector gastronómico y del entretenimiento, según lo reveló un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En tanto, la Alianza Libre de Humo de Tabaco–Argentina (ALIAR), destacó que en los últimos dos años la protección legislativa contra el humo de tabaco ajeno en Argentina avanzó significativamente, llegando a proteger al 30 por ciento de la población.

Mientras seis provincias y más de 20 ciudades en todo el país han adoptado leyes de ambientes 100 por ciento libres de humo de tabaco ajeno, también se sancionaron leyes parciales de control de tabaco que discriminan a los trabajadores de algunos sectores y que dan por tierra con los esfuerzos de garantizar el derecho a la salud de toda la población.

Los ejemplos más notorios son los casos de la Ciudad de Buenos Aires y de la Provincia de Buenos Aires que han sancionado leyes de restricción parcial.

Estas legislaciones permiten el consumo de tabaco en espacios cerrados como bares, restaurantes y lugares de entretenimiento.

Según ALIAR, con estas normas, "los trabajadores se encuentran indefensos y expuestos a riesgos graves para su salud".

A nivel mundial desde 2000, según un informe de la Global Smokefree Partnership el número de países con leyes eficaces de control del humo de tabaco ajeno a nivel nacional o local ha aumentado de 5 a 33.

A pesar de estos progresos, más de nueve de cada diez trabajadores en el mundo no tienen protección jurídica contra el humo de segunda mano.

A su vez, la OIT en su informe introductorio "Trabajo decente - Trabajo seguro" de 2005, advierte que la exposición al humo de tabaco ajeno es la causa de muerte de uno de cada siete trabajadores y afirmó que la exposición al humo de tabaco ajeno es uno de los principales causantes de las muertes relacionadas con el trabajo por enfermedades cardiovasculares o circulatorias y por los accidentes evitables producidos por el consumo de tabaco como incendios y explosiones en los edificios donde se permite fumar.

Para Verónica Schoj, coordinadora nacional de ALIAR, "la exposición al humo de tabaco ajeno en los lugares de trabajo podría reducirse notablemente si, como recomienda la Organización Mundial de la Salud, se avanzara con legislaciones de ambientes 100 por ciento libres de humo de tabaco".

"El problema que acarrean las leyes que exceptúan de la prohibición de fumar a los lugares que se entienden como sitios de recreación como los bares, restaurantes, bingos, casinos y discotecas es que obligan a los trabajadores de esos lugares a exponerse a un grave riesgo para su salud ya que deben respirar humo de tabaco ajeno sin poder decidir sobre ello", señaló Schoj.

La coordinadora de ALIAR comentó que "muchas personas que trabajan en oficinas en las que no se puede fumar consideran que eso es una gran ventaja", aunque aclaró que "algunas de esas personas, cuando tienen que acatar la prohibición de fumar en bares o restaurantes se muestran disconformes. La pregunta que habría que hacer es por qué hay trabajadores que deben ser protegidos del humo de tabaco ajeno y otros que no".

"Los trabajadores gastronómicos, de servicios y de hotelería tienen los mismos derechos a la salud que un oficinista y eso no debe perderse de vista", afirmó Schoj.


FUENTE:

http://www.minutouno.com/1/hoy/article/107801-Una-de-cada-siete-muertes-que-est%E1n-relacionadas-al%A0trabajo-es-por%A0el-humo-del-cigarrillo-ajeno/