El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Pese a estar prohibido, siguen alambrados varios ríos

Pese a estar prohibido, siguen alambrados varios ríos serranos

17/05/2009 | 11:46 Hay decenas de casos en los que los dueños de terrenos particulares interponen obstáculos para impedir el libre tránsito. Desde el Municipio de Huerta Grande denuncian un caso paradigmático. La Provincia ratifica que está prohibido.

Pese a estar prohibido, siguen alambrados varios ríos

En numerosos ríos cordobeses, particulares interponen alambrados que invaden espacios públicos e impiden el acceso público.
Villa Giardino, La Cumbre o Huerta Grande son algunas de las localidades del Valle de Punilla en las que se da esta problemática.

En esta última ciudad, un caso típico es el de “La muyuna”, un área natural protegida, donde una parte de los terrenos fueron adquiridos por un particular que impide el libre tránsito.

Sobre este caso particular y la problemática general, habló con Cadena 3 el intendente de Huerta Grande, Hugo Capdevilla.

“La Muyuna es un sector loteado, donde gente paga sus impuestos y que no acceden a su lugar porque un señor Agüero lo cerró. Él es un tipo jodido pero yo también lo soy y por ahí voy en cana (sic)”, dijo y reconoció que “el brazo de la ley es lerdo”.

Explicó que el que tiene el Poder de Policía para retirar los alambrados y las obstáculos para transitar libremente es de Dipas (Dirección Provincial de Agua y Saneamiento).

Agregó que las márgenes de los ríos “las debe limpiar la Municipalidad, pero le corresponde a Dipas. Aunque si no vienen a cortar los alambres menos van a venir a limpiar”, dijo.

Capdevilla ofreció colaboración a la dependencia provincial: "Si lo necesitan le damos camiones, gente y herramientas”, detalló.

El jefe comunal aseguró que hay lugares con playas muy lindas pero que las explotan y cobran estacionamiento, acceso, etcétera, y que no corresponde

“Al turista lo vuelven loco porque le cobran de todos lados”, graficó.

En tanto, Jorge Massi, subsecretario de Recursos Hídricos de Córdoba, señaló a Cadena 3 que “no está en discusión si se puede o no alambrar. Es algo que no corresponde y se debe hacer cumplir la ley”.

“Cuando se detecta la irregularidad se retira el alambrado o el obstáculo, se notifica al autor y si cumplido el plazo no comparece se le aplica una multa. Si tampoco hay respuesta se hace la denuncia penal correspondiente”, completó.

La dirección provincial quitó este año quinientos alambrados en las sierras cordobesas.

Lo que establece la ley

Para el Código Civil argentino, "los ríos y sus cauces son bienes públicos". Sólo se consideran aguas privadas aquellas que caen en una propiedad durante las lluvias, las de las corrientes hídricas que nacen y mueren en una misma propiedad y las que corren por canales privados y no por cauce natural.

Además, establece que los propietarios limítrofes con los ríos o con canales están obligados a dejar una calle o camino público de 35 metros hasta la orilla del río o arroyo, "sin ninguna indemnización", según recuerda la Dipas en la resolución provisoria que dictó para regular en este sentido.

Mientras, conforme el conjunto normativo y las disposiciones del Código de Agua de la Provincia, "está prohibido instalar alambrados sobre el curso de un río, pues de esa manera, quien lo hace se estaría atribuyendo como propios terrenos que son públicos".

Para información o denuncias llamar a la Casa del Ciudadano: 0-800-888-3888

10 comentarios - Pese a estar prohibido, siguen alambrados varios ríos

@alece
en Neuquen cerca de villa pehueña tambien vi ríos cortados con un alambrado, es increible
@kroniko
HIJOS DE PUTA!!! EL RIO ES NUESTRO!!!
@patricio8008
Vivo en Córdoba, mi casa es colindante a una calle que corre en paralelo a un arroyo, del otro lado del arroyo, cruzándolo está la propiedad de un vecino que cruzó el arroyo y puso alambre entretejido en una pirca preexistente (de hace décadas)encerrando el arroyo y aduciendo que él había comprado hasta la pirca incluso. Llamó a las manos para avisarme que iba a continuar colocando sobre la pirca que delimita mi propiedad, y que me iba a dejar una llave para que pueda pasar por el portoncito que iba a dejar. Le dije que el arroyo es de la provincia pero me dijo \"que venga la provincia a reclamarme\". Le dije que hacer lo que estaba haciendo implicaba 7 contravenciones al CC y 2 o 3 más al Código de Aguas de la provincia, y me dice ¿Y quién me va a denunciar, si los que vivimos acá somos nosotros y usted?; le dije que no cruce el arroyo con alambres y me dice \"Pero si es mío\", le dije que la ley dice otra cosa, y me dice: \"Bueno, que venga la provincia a reclamar\". En síntesis, lo tengo pegado y tengo que convivir, y la onda de imponer las reglas de la civilización en un lugar que se maneja con éstos códigos es para emputecerse la vida. ¿Qué hice? Le dije que el alambre tejido lo iba a colocar yo, sobre la pirca, pero que a cambio deje la costa del arroyo como está, virgen. \"Que sí, que está bien, pero mire que no voy a esperarlo un mes eh.\" Así que, seguramente algún taura dirá \"pero yo le rompía la cabeza y se terminó ahí\". Lo siento pero acá si manejás así las cosas, tenés asegurada la vida imposible. Y no es cuestión de que porque el tipo tenga mucha plata y pague cometas o abogados (que la tiene, y mucha); te puede pasar con cualquier paisano (que los hay, y muchos) que se pasea a caballo. La onda \"uh qué linda la vida en el campo, los pajaritos, el arroyo, el aire puro...\" es una fantasía bien pelotuda. El perfil de los cretinos de campo es el que retrata Borges en el cuento \"El Sur\", no toda la gente es así pero los que joden son todos así.