Académicos analizaron el impacto de subir impuestos a produ

Académicos analizaron el impacto de subir impuestos a produ
Aseguraron que el nuevo régimen "contradice los legítimos objetivos" de redistribución planteados por el proyecto de Ley. Cuál sería el impacto sobre la economía y la sociedad en caso de que se apliquen

El Centro de Tecnología y Sociedad de la Universidad de San Andrés difundió un documento en donde se detallan los alcances que tendría la eventual aprobación de la ley que plantea subir los impuestos a productos electrónicos y el decreto que ofrece ventajas fiscales a los productos fabricados en Tierra del Fuego.

El estudio fue realizado por Hernán Galperín, director del Centro de Tecnología y Sociedad de la Universidad de San Andrés, y Raúl Katz, director de Investigación en Estrategia Corporativa de la Columbia Business School.

Elaborado a pedido de la Cámara de Informática y Comunicaciones de la Republica Argentina (Cicomra), el estudio indica que "el incremento de cargas impositivas a la importación y venta de productos tecnológicos es una política contraria a la de la mayor parte de los países del mundo industrializado y emergente, que intentan acelerar la tasa de adopción de tecnológica informática y de comunicaciones en tanto representan una palanca de crecimiento económico y bienestar social", puntualizaron.

Los catedráticos concluyeron que el nuevo régimen "propuesto contradice los legítimos objetivos redistributivos que lo inspiran". Para fundamentar su apreciación, señalan que "los teléfonos celulares, las computadoras portátiles y los monitores LCD no son bienes suntuarios".

En ese sentido, recuerdan que la penetración de telefonía móvil en la Argentina superó la barrera de 100%, "estimándose que 47% de los abonados pertenece a hogares de nivel socioeconómico bajo".

Y si "bien las PC muestran una penetración inferior a la de la telefonía móvil (aproximadamente 35% de los hogares), su difusión está en una etapa de crecimiento acelerado. Las computadoras portátiles representan un 35% de las ventas anuales de PC, con un crecimiento interanual de seis puntos porcentuales. Finalmente, impulsado por un proceso natural de sustitución tecnológica, las PC de escritorio están siendo vendidas cada vez más en combinación con un monitor LCD en reemplazo de la tradicional pantalla CRT".

Aseguran entonces que "el nuevo régimen tributario implicará un desaceleramiento en la curva de difusión de PC hacia los estratos de menores ingresos así como en la renovación tecnológica del parque instalado en Pymes".

El trabajo menciona que la aplicación del nuevo régimen implicaría un alza de 6,3% en los precios de la telefonía móvil, que “podría resultar en una reducción de la penetración de entre 3,7% y 7,5%. Esto representa una reducción de entre 1.648.000 y 3.296.000 líneas móviles activas, dependiendo de la estimación de elasticidad, y que sin duda se concentrará en los sectores sociodemográficos más bajos”.

Para demostrar su punto, los investigadores recordaron que durante la crisis del 2001 la tasa de penetración de PC por hogares se redujo de 18,3% en 2001 a 17,8% en 2002, mientras que el reciente aumento de precios originado en variaciones del tipo de cambio ha resultado en una caída interanual en la ventas de 20 por ciento.

Regresivo
Galperín y Katz explicaron que el nuevo régimen no redistribuye la riqueza “ya que los sectores de menores recursos gastan proporcionalmente una mayor parte de sus ingresos en bienes y servicios TIC”.

Mencionaron un estudio realizado por DIRSI en 2007 donde se asegura que “los estratos de menores ingresos gastan algo más del 6% de sus ingresos en servicios de telefonía móvil, si bien la distribución muestra que la mayoría no excede el 4%”.

“Asimismo la reforma es regresiva ya que el precio del terminal representa una proporción mayor del costo total de la telefonía móvil para los usuarios de bajo volumen de uso (que tienden a ser los más pobres)”, explica el trabajo.

Por otro lado, los catedráticos dicen que “la investigación académica de los últimos treinta años ha concluido, de manera irrefutable, que las TICs contribuyen el incremento en la productividad de las empresas, a la creación de empleo y al crecimiento económico agregado. En el caso de Argentina, se estima que un incremento de la penetración de la banda ancha en 10 puntos porcentuales en una región resultaría en un crecimiento del empleo de 0,5 por ciento”.

El impacto económico en el mediano plazo llevaría a una pérdida de crecimiento anual del PBI de entre 0,2% y 0,9% debido a la reducción en el número de abonados móviles.

“El impacto económico negativo no se compensa con los ingresos tributarios, ya que el efecto fiscal se estima poco significativo en el corto plazo y decididamente negativo en el mediano plazo. La evidencia de diversos países permite afirmar que, de modo general, el aumento en la carga tributaria sobre telefonía móvil y acceso a internet tiene, en el mediano plazo, un efecto fiscal nulo o negativo”, sentencia el estudio.

Agregan las experiencias de Brasil, Pakistán y Bangladesh, donde se analizó que una rebaja de impuestos a los productos y servicios tecnológicos “puede redundar en un aumento neto de la recaudación vía el efecto directo sobre adopción y el efecto positivo indirecto sobre el crecimiento económico”.

Tierra del Fuego
Galperín y Katz fueron categóricos al señalar que el decreto sobre ventajas impositivas para productos fabricados allí no tendrá el efecto deseado.

“El sector de manufactura de equipamiento informático y de telecomunicaciones en la Argentina es significativamente bajo en relación a la demanda: manufactura de equipamiento informático y de telecomunicaciones en el país no excede los u$s300 millones, mientras que el consumo de tecnologías de información que asciende, de acuerdo a estimaciones conservadoras, a los u$s4.113 millones (sin incluir el sector de servicios de telecomunicaciones)”.

“Proteger a un sector relativamente pequeño de la economía a costa de aumentar precios al conjunto de los hogares y empresas que consumen TIC como insumo productivo conllevaría efectos sistémicos negativos en el largo plazo”, finalizan.

0 comentarios - Académicos analizaron el impacto de subir impuestos a produ