Decodificar



Estas líneas tiene por objeto contestar una mail que, desgraciadamente llegó a mi casilla de correo electrónico con la ostensible idea central de influír en la opinión pública acerca de que el gobierno encabezado por Nestor y Cristina Fernandez de Kyrchner sería una especie de Banda de ladrones.

Una especie de asociación ilícita cuya única finalidad en el gobierno sería la de enriquecerse con el dinero de las arcas públicas, mas negociados con empresarios amigos y una larga lista de afirmaciones que, analizadas, caen por sí mismas y que pueden verse a diario, y en dosis agobiantes, en los medios masivos de comunicación, quienes, como se sabe, se encuentran entrelazados con el Poder Económico y, por ello, expresan una visión de la Argentina que no es otra cosa que la expresión de sus propios intereses.

El poder económico conformado por los grandes jugadores, nativos y extranjeros, del agro, la industria, el comercio, el sector financiero, y de medios. Estos últimos, cumpliendo además, el rol de efectivos portavoces de difusión del discurso ideològico (neoliberal) común en directa correlación con sus intereses. Y es que los Medios Masivos de Comunicación, repito, forman parte de grupos concentrados nativos y multinacionales.
Por ejemplo: Clarín y La Nación están fuertemente vinculados al negocio agropecuario, a su vez, Clarín, es dueño de al menos cuarenta de los principales medios de prensa, radio y televisión del país, como cablevisión, multicanal (América T.V. junto con De Narváez, etc.) Canal 13, TN, Radio Mitre, Artear (Ideas del Sur, Polka, etc.), diario Clarín, La Voz del Interior, TyC, etc.

Decodificar el mensaje mediatico


La pregunta forzosa es: ¿Con qué objetividad pueden informar?¿Con qué objetividad pueden informar cuando un gobierno ha resuelto hachar las superganancias y algunos de los privilegios de estos sectores vía: fijación de retenciones a las exportaciones en el caso del campo, mejora sistemática de las condiciones de trabajo y del salario para los capitanes de la industria, quita de los fondos administrados por las AFJP en el caso de los bancos, y Ley de Radiodifusión para los monopolios mediáticos? Queda claro que este gobierno ha cometido la sabia osadía de afectar, aunque sea un poco, a esos intereses que, defendiendo el ser “granero del mundo”, se han erigidos sistemáticamente en los principales obstáculos a nuestro desarrollo. Por ello hace falta ensuciarlo, horadarlo, o como dijo Eduardo Bussi, desgastarlo. También, como Grondona y Biolcatti, sugiriendo que CFK no termina el mandato y que para reemplazarla estaba, ahí, dispuesto a decirles que sÍ a todo, Julio Cesar… Cleto… Cobos.

Hay que deshacerse, hay que voltearlo. Nada de distribución equitativa del ingreso, nada de jubilaciones estatales, nada de integración latinoamericana ni, Evo, Correa, ni, fundamentalmente, Chavez. Nada de Pymes, nada de tomar las decisiones de política económica sin consultar con los dueños del país, nada de eso de que los trabajadores puedan garantizarse mejores condiciones de trabajo y salarios dignos mediante los abominables convenios colectivos de trabajo, nada de preservar al mercado interno, esto es, a nosotros mismos, nada de gasto social como las 1.800.000 amas de casa que estaban condenadas a no tener jubilación, nada de salirse del F.M.I. ni del Banco Mundial, y cuantos etcéteras mas.¿Cómo, entonces, no recurrir a la ramplona idea de que los K son una banda de ladrones? (¿Cómo, también, no internalizarla cuando la sugerencia mediática es constante?). Cómo contrapartida, hay que influír en la opinión pública, apropiarse del sentido común haciendo que se internalicen cosas como: que los “productores agropecuarios”; (¿seguro se refieren a todos?), punta de lanza del intento de restauración conservadora, han sido labriegos víctimas de la voracidad estatal de satisfacer sus necesidades de “Caja” y que De Angelis es el humilde campechano que nos hizo conocer el “drama” de los “pueblos del interior”. Hay que naturalizar que las constantes agresiones, como práctica deliberada y consentida por la Mesa de Enlace, de las que han sido víctimas miembros del gobierno nacional son reprochables pero… pero… pero que se lo merecen, que lo provocaron, que lo buscaron. Hay que naturalizar que las muestras constantes de odio que practica todo este frente son exabruptos y… nada mas, como cuando el pacífico campesino De Angelis dijo que Kirchner es un Pelotudo.

Kirchner



Hay que producir sentido común en orden a reducir cualquier acción de gobierno a un fenómeno delictivo o demagógico. Recordemos la alusión a “La caja”, sugiriendo ser el botín espúreo destinado a financiar los gastos de campaña e instrumento de extorsión tendiente a domesticar a los mansitos gobernadores e intendentes, para evitar reconocer que quieren un Estado que no cobre impuestos a los mas ricos, que no se financie, que no tenga plata para intervenir para cuidar a la población, y sus eslabones mas débiles, como por ejemplo, cuando se intervino para preservar puestos de trabajo en MALHE, Papelera Massuh y papelera Quilmas, o el programa, transitorio de subsidios a empresas para limitar despidos.

No quieren que el Estado tenga los recursos suficientes para reindustrializar el país y, así, generar trabajo masivo. Es decir, bregan por el modelo agroexportador de libre mercado y especulación financiera. Podríamos seguir enumerando y nos encontraríamos con la famosa “plata” de los jubilados (usada para estimular la actividad económica en medio de la peor crisis del capitalismo mundial) que se la están “robando”, con la demonización de la estatización de las criminales AFJPs arguyendo que no es otra cosa que un manotazo de ahogado para satisfacer la necesidad de “Caja” y terminar el mandato, con Clarín titulando “el gobierno lanza un paquete de créditos a cuarenta días de las elecciones” (O sea, no hagamos nada en medio de la fenomenal crisis mundial porque es eleccionario) y una larguísima lista de etcéteras. Todas éstas, muestras de un discurso tramposo y mentiroso que, a fuerza de repetición, se instala como “de sentido común” y que tiene como principales destinatarios a la clase media. ¿O acaso no es de sentido común en la clase media ser antikirchnerista? Pero a la repetición tramposa le opondremos el análisis sincero y el pensamiento y, yendo concretamente, al mito “banda de ladrones”, sería conveniente enfatizar lo siguiente:
una banda de ladrones requiere, como el menemismo, una estructura judicial adicta y corrupta, que garantice impunidad, como la corte menemista ¿es el caso de nestor kirchner que impulsó el recambio de la corte mas corrupta de nuestra historia? la corrupción está en estricta y directa relación con el modelo de país que se persigue y la principal corrupción, de las que se derivaron todas las demás, fue, concretamente, la adopción por parte del menemismo y la alianza del modelo neoliberal privatizador de los 90. ¿cual era, pues, la recompensa por privatizar todas las empresas públicas estratégicas, por desrregular el sistema financiero, por liquidar conquistas laborales, por precarizar condiciones de trabajo, por abrir la economía indiscriminadamente a la competencia extranjera en detrimento de las pymes, por contraer préstamos tendientes a fugar plata a fuera a cambio de los préstamos del f.m.i., por las relaciones carnales, por el desmantelamiento del plan condor y de la fábrica militar de aviones, por la liquidación de todas las regulaciones estatales a la actividad económica, por un estado que no defendía los intereses de la nación. ¿liquidar todas esas cuestiones, no conllevó un sinfín de coimas? no es, además, intrínsecamente corrupto la aplicación de esas políticas que concentraron ferozmente el ingreso en un núcleo reducido de la población arrojando al desempleo a mas de un 20% de la población económicamente activa? ¡fue hace tan poco el desenlace brutal que tuvo ese modelo corrupto, en 2001, que hundió económica, institucional, y socialmente al país que es increíble que no se lo recuerde!
[/color][/align][/color][/font][/size]