Nace la primera iglesia cristiana gay de España

Conseguir la plena integración de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales en las iglesias. Con este fin, un grupo de pastores protestantes van a crear este fin de semana, en Sagunto, la primera iglesia inclusiva de España. Una constitución que apunta ya al cisma que se va a producir dentro de la iglesia evangelista.

Y es que tal y como contó el portavoz del Colectivo Gay Evangélico, Andrés de la Portilla "en el 99% de las iglesias evangélicas de España se nos niega que podamos recibir los sacramentos, e incluso en muchas de ellas ni tan si quiera nos dejan entrar".

Es más, otro de los propósitos que se persigue es poder ordenar sacerdotes gays, además de celebrar bodas, independientemente de la orientación sexual que tenga cada persona. Una situación que no se da en otros países, como en EEUU donde la Portilla aseguró que "ya hay muchas iglesias que aceptan a gays, pero en este tema España lleva mucho retraso. De ahí, el motivo por el vamos a crear la primera iglesia inclusiva".

La constitución de la nueva iglesia se realizará en un lugar secreto del municipio para evitar posibles agresiones. Y es que desde que salió a la luz este proyecto, que se está elaborando desde hace más de veinte años, las presiones y amenazas desde distintos sectores, tanto eclesiásticos como laicos, se han sucedido en los últimos días, según el colectivo.

Trámites administrativos

De esta forma, entre hoy y mañana, la agrupación tiene previsto crear las bases de la organización, para su posterior inscripción en la Dirección General de Asuntos Religiosos del Ministerio de Justicia.

En esta línea, el portavoz del colectivo dijo que esperan la agilización del registro, por parte del Ministerio, "ya que somos la única iglesia democrática de este país, puesto que todas las personas podrán entrar, sean bisexuales, marroquíes o agnósticas. A la gente cuando entra en una iglesia no hay que preguntarle qué es".

En Sagunto ya se espera la llegada de representantes de comunidades protestantes de Madrid, Barcelona, Valencia y Murcia, así como de miembros de colectivos gays y también laicos. De ahí, que el emplazamiento escogido sea este municipio valenciano, un "punto estratégico en el centro del eje Mediterráneo".

A esto la Portilla añadió que "pensamos que si en los años 80 se hizo una reconversión industrial [tras el cierre de los altos hornos], por qué no hacer ahora una reconversión sexual, de mentalidades, y así evitar mentiras e hipocresías".

"Vamos a pedir la devolución de lo que pagamos a las iglesias homófobas con nuestros impuestos". A todo esto, el portavoz del colectivo gay también hizo otra petición, para que las iglesias que sean homófobas no reciban las subvenciones del Gobierno.


fuente: http://www.elmundo.es/elmundo/2009/07/04/valencia/1246698640.html

Nace la primera iglesia cristiana gay de España