Encontró una serpiente en el inodoro


Juan Ochoa, un vecino de la ciudad española de Alicante, halló al ofidio de un metro y medio al abrir la tapa en medio de la noche. El hombre reconoció que ahora le atemoriza ir al baño


Encontró una serpiente en el inodoro


Según explicó Ochoa a EFE TV, el pasado sábado a medianoche se dirigió a su cuarto de baño y, sin encender la luz, al destapar el inodoro se percató de que había algo dentro.

"Me encontré algo raro, pensé que era el mango de un paraguas y, cuando encendí la luz, vi una cabeza de serpiente más grande que mi pulgar y me asusté", relató.

Rápidamente, telefoneó a la policía y cerró la puerta del aseo porque se dio cuenta de que el reptil "estaba intentando salir".

Una vez que llegó la policía local, los agentes utilizaron un machete que Ochoa habitualmente utiliza para cortar carne para, atado al palo de una escoba con cinta adhesiva, matar a la pitón.

Ochoa cree que la serpiente no pudo entrar desde la calle sino que llegó a su baño través del desagüe, ya que la serpiente estaba dentro del inodoro con la tapa cerrada.

Reconoce que ahora le atemoriza ir al baño: "Lo paso muy mal porque tengo la sensación de que me puedo encontrar algo ahí. Tengo miedo y no sé cuándo lo superaré", dijo.