Sin clases por gripe A

Para recuperar el tiempo de enseñanza, los docentes deberán priorizar los contenidos significativos una vez que los chicos vuelvan a la escuela; mientras tanto el acompañamiento de los padres es preponderante.
Hoy más que nunca los chicos necesitan de sus padres para a


En estos días en que los chicos deben pasar las vacaciones adelantadas en casa para evitar al máximo el contagio de la gripe A, los padres buscan alternativas para entretenerlos; sin embargo, los especialistas aconsejan aprovechar el tiempo perdido de enseñanza y no hacerles perder el hábito de estudio.

Una vez que los chicos vuelvan a las escuelas “los docentes deberán priorizar los contenidos significativos, es decir, sacar lo que consideran que no es necesario en este momento y priorizar lo que hace a la formación del alumno, como lo estipula el Ajuste de Planificaciones que se realiza todos los años en reunión docente”, sostuvo la profesora Nora Chazarreta de Ramírez en comunicación con Radio Panorama.

Sin embargo, “el tiempo es fundamental, porque durante este transcurso se va logrando inculcar y desarrollar hábitos de estudio en el alumno”. Es por ello que, con los chicos en casa, “se necesita hoy más que nunca del acompañamiento de los padres”.

“¿Qué están haciendo las madres?, ¿cómo están colaborando con el hábito de la lectura cotidiana y con el hábito de resolución de situaciones problemáticas, de escuchar informativos y comentarlos? -se preguntó la docente-. Todo eso hace al aprendizaje”.

Es aquí donde “juega un rol preponderante el hogar, porque no solamente es entre las cuatro paredes de la escuela donde se puede estudiar. En las casas hay que formar el ambiente de estudio propicio para la lectura, el comentario, la continuidad de los hábitos, porque cuando los chicos vuelvan a la escuela lo va a hacer sin ganas de estudiar y queriendo prolongar las vacaciones. Es una pena cuando los padres no saben que hacer con los chicos”, expresó.

También “las tareas de organización, hábitos de limpieza, de colaboración y de cooperación en el hogar ayuda a mantener activa la mente y a disminuir las horas ante la computadora y el televisor”.

Por último, la profesora estimó acertado que una de las alternativas para recuperar clases sea empezar antes el ciclo lectivo del año que viene. “Se puede, pero hay que tratar de ver que en 6º o 7ºaño se cierre un ciclo. Recuperar en 5º lo que perdió el alumno en 4º es parte de la competencia docente”.