A partir del 1 de septiembre, comenzarán las inscripciones a la nueva tecnicatura. La propuesta educativa, única en el país, formará a los estudiantes en distintos aspectos de la recreación digital

UNL: Tec. en Diseño y Programación de Juegos, new  carrera


La Universidad Nacional del Litoral dictará a partir del año próximo una carrera única en la oferta universitaria del país: la Tecnicatura en Diseño y Programación de Videojuegos, dependiente de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas.
La iniciativa de impulsar esta carrera –que formará parte de la propuesta académica a distancia 2010–, estuvo a cargo de docentes y responsables de educación a distancia de esa facultad, quienes “visualizaron algunos emergentes en el escenario del sector entretenimientos que delinean una potencial demanda a una formación como la que se ofrece”, indicaron desde el Centro Multimedial de Educación a Distancia (Cemed).
Por un lado, los videojuegos se transformaron en una de las formas más populares de entretenimiento. “Muy lejos quedaron las salas exclusivas con decenas de grandes máquinas donde podíamos acceder a la experiencia del videojuego como única alternativa. Hoy día los jugamos en la PC, en el celular, en consolas especiales, en la web. Esta expansión ha dado lugar en nuestro país al desarrollo de una incipiente industrial nacional que comercializa videojuegos en todo el mundo”, explicaron.

Además, hay empresas internacionales que se establecen en Argentina para desarrollar sus productos, aprovechando así el potencial creativo de la región. “Es por eso que la Tecnicatura en Diseño y Programación de Videojuegos no sólo invita a una experiencia creativa sino que también representa una oportunidad laboral y profesional concreta”.
En este sentido, Luciano Vairoli, pionero en la creación de videojuegos en Santa Fe, señaló que “la idea de la tecnicatura es formar profesionales en el desarrollo de videojuegos que se puedan desempeñar por sí mismos en la industria. Durante el cursado, se les van a dar a los estudiantes las herramientas para que programen y diseñen, pero también se les enseñará a organizarse para poder formar grupos de trabajo y poder iniciar su propio emprendimiento”.
En líneas generales la carrera se propone formar a los estudiantes para programar software de videojuegos desde sus fases iniciales de conceptualización, hasta la fase de implementación, adquiriendo también herramientas para colaborar en la selección y propuestas de hardware y software para el diseño y desarrollo de estos productos.

Plan de estudio

La carrera es a distancia, con lo cual será dictada en las aulas UNLVirtual de la casa de altos estudios. En principio, no habrá examen de ingreso ni instancias niveladores.
Está destinada a chicos con nociones de informática y con un interés en el desarrollo de videojuegos. El dictado de las clases está planificado en dos años y medio. La metodología de la carrera incluye materias teóricas pero fundamentalmente muchos trabajos prácticos.
Por esto, se está buscando que el plantel de profesores esté integrado por profesionales que estén trabajando en la industria de la recreación digital y que aporten gran dinamismo al cursado.
En los cinco cuatrimestres de duración, brinda una formación que le permitirá al estudiante:
–Conocer en profundidad los distintos elementos y herramientas para la programación de videojuegos.
–Programar software para videojuegos que haga uso integral de los recursos de la computadora: sonido, imágenes, video y de los dispositivos asociados a ella.
–Diseñar videojuegos en base a las buenas prácticas de las técnicas de: programación, jugabilidad, componentes, niveles, balance.
–Dominar, seleccionar y aplicar herramientas informáticas orientadas al desarrollo y diseño aplicado a la industria del videojuego, en diversos ámbitos que requieran el manejo de las nuevas tecnologías de la comunicación y la información para el tratamiento digital de imágenes y animaciones en el sector de videojuegos.
–Participar de grupos interdisciplinarios de diversas ramas de la ciencia y la tecnología para aplicar sus conocimientos en el desarrollo de videojuegos.

Evolución vertiginosa

La génesis de la industria de videojuegos en Argentina tuvo dos momentos culminantes: “El primero fue inmediatamente después de la devaluación, y el otro se está dando ahora. En la primera etapa, surgió una generación de grupos de desarrollo de videojuegos y ahora, en cambio, está tomando impulso el sector de las inversiones, que están percibiendo que hay recursos humanos capaces de desarrollar buenos productos”.
Según explicó Vairoli, la ciudad de Santa Fe cuenta con todo lo necesario para crear una industria de videojuegos en la que sea seguro invertir: “Hay tecnología y experiencia de sobra”.
De esta forma, Vairoli remarcó la importancia de la creación de la Tecnicatura en Diseño y Programación de Videojuegos: “Es importante poder aprovechar el impulso de la industria en la región. La cantidad de gente que participa de las reuniones de CodeVisa (Comunidad de Videojuegos de Santa Fe) es una muestra del alto interés por el área de trabajo en nuestra ciudad”.
Sin embargo, el crecimiento de la industria a nivel local no sería posible sin apoyo económico. Por esto, se creó en Argentina el Fondo Nacional de Financiamiento de Software (Fonsoft), que otorga subsidios de hasta un 50 por ciento del proyecto a estudios que generen videojuegos.
Santa Fe es la ciudad que más proyectos presentó este año ante el Fonsof –un total de cinco videojuegos– lo que muestra un fuerte impulso en la producción que evolucionan de manera muy vertiginosa.

Subsidios para la formación

El Fonsoft abrió una nueva convocatoria a empresas de este sector, para la presentación de proyectos de capacitación de sus recursos humanos. El monto máximo a financiar es de 50 mil pesos. La UNL brindará asesoramiento y gestión administrativa.
La Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica (ANPCyT), a través del Fondo Fiduciario de Promoción de la Industria del Software, convoca a la presentación de proyectos que persigan la actualización de los recursos humanos del sector de software y servicios informáticos.
Las empresas solicitantes deberán tener como meta, al momento de la presentación de proyectos, el fortalecimiento de la industria del software, a través de capacitación de interés profesional e industrial. Las iniciativas seleccionadas serán acreedoras de un subsidio de tipo ANR (Aportes No Reembolsables) de hasta 50 mil pesos.
El porcentaje máximo a financiar a través de este subsidio no podrá superar el 50 por ciento del monto total del proyecto. Entre otras características, se financiarán honorarios y viáticos de docentes, becas, material de cursos, material de difusión y alquiler de instalaciones imprescindibles para la instancia de formación.
La capacitación puede ser brindada por instituciones públicas o instituciones privadas sin fines de lucro radicadas en el país. Estas instituciones deberán contar con una trayectoria en capacitación y haber tenido relación permanente con el sector productivo de software y servicios informáticos.
Cabe aclarar que la convocatoria ANR Fonsoft Capacitación 09 tiene la modalidad de ventanilla permanente, por lo tanto, es posible la presentación de proyectos ante la institución en cualquier momento del año.

El futuro del videojuego

Los videojuegos preferidos por los argentinos son los de deportes, de carreras de autos y los juegos de combate.
Sin embargo, es muy difícil definir el perfil del usuario medio porque hoy existen productos para todas las edades y se trabaja de manera continua para renovar e incrementar el público, desarrollando productos específicos.
“Es una industria que no tiene gastos grandes en materia prima sino en recursos humanos. El 90 por ciento se destina a los sueldos. Es dinero que queda para la comunidad y que genera un valor agregado altísimo”, explicó Luciano Vairoli.
“Hoy el mercado no produce sólo videojuegos grandes, sino que hay posibilidades de desarrollar productos para cualquier tipo de dispositivo. De esta forma, participan de la industria desde grupos de cinco personas realizando juegos flash para celulares, hasta grupos de 50 personas trabajando en proyectos más grandes. El tema es empezar a hacer girar la rueda”, concluyó Vairoli.

Fuente