Técnicos desplazados y trabajadores opinaron que los

cambios buscan "diluir" la revisión de cifras del INDEC

Criticaron duramente la designación de Norberto Itzcovich, un hombre cercano a Moreno, al frente del organismo; en diálogo con lanacion.com, reclamaron la salida de la intervención; Bevacqua calificó las medidas como un "maquillaje"

Los cambios propuestos por el Gobierno son, paradójicamente, la profundización de la "intervención" en el Indec. Así lo interpretaron hoy trabajadores nucleados en ATE y técnicos desplazados, quienes criticaron con dureza la designación de Norberto Itzcovich, un hombre cercano al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, al frente del organismo.

Tras las medidas anunciadas ayer por el ministro de Economía, Amado Boudou, que modifican el organigrama al que responde el Indec y crea dos consejos asesores, trabajadores de ATE estimaron a lanacion.com que en el fondo "no hay cambios" y denunciaron que buscan "diluir" la revisión de los datos manipulados desde enero de 2007.

La visión de ATE coincide con las declaraciones de analistas y los principales referentes de la oposición, que ayer estimaron que los cambios anunciados son sólo "un maquillaje" y que fortalecen el papel de Moreno en el cuestionado organismo.

"No hay cambios", bramó en declaraciones a este medio el delegado de ATE Raúl Llaneza. "Dejar al frente del Indec a una persona que ha dicho que es fundamentalmente un hombre de Moreno es gatopardismo", agregó con desazón el encuestador.

Hace unas semanas, tras afirmar que "hay Moreno para rato", Itzcovich fue designado por la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, como director Nacional de Estadísticas y Precios de la Producción y el Comercio, un área clave en el Indec.

"Su carrera fue meteórica", dijeron entonces los técnicos de ATE consultados por este medio. "No recuerdo intervenciones suyas muy lúcidas", estimaron nuevamente hoy sobre el hombre ligado al secretario de Comercio Interior en el instituto.

Llaneza adelantó que pedirán con urgencia una reunión con Boudou y relató que la semana pasada, el gremio ya había dejado una nota en el Ministerio de Economía, por la que aún no tuvieron una respuesta favorable.

Manipulación. Sobre la creación de un consejo de expertos universitarios, el delegado gremial indicó que "ya había una relación con distintas universidades" y respecto a la revisión de los datos denunció: "Quieren crear un ámbito en el que se diluya lo que realmente hay que revisar, que es la manipulación que se hizo desde enero de 2007".

"Le quieren dar a la sociedad una imagen de que están trabajando en el asunto. Me parece que [lo anunciado] genera la certeza de que no hay ningún cambio. La gente no va a creer en el Indec si no hay cambios reales", aseguró Llaneza.

"La intervención sigue dentro", esgrimió en declaraciones a este medio la ex directora del área de Precios en el Indec, Graciela Bevacqua. "Lo único que hacen los cambios es consolidar a Itzcovich", agregó tras considerar que sería "positivo" tener un consejo de asesores una vez que el organismo volviera a ser "creíble".

"Es un maquillaje", dijo la matemática rosarina. "Las denuncias [de manipulación] son a partir de enero de 2007, por lo que el Gobierno debería concentrarse [en la revisión] de los dos últimos años", afirmó en concordancia con las declaraciones de ATE.

Sobre los cambios en el organigrama señaló que "las encuestas importantes siempre dependieron del ministro de Economía e incluso las preguntas a los directores siempre vinieron de sus asesores. No es ninguna novedad".

"Esperábamos una decisión política fuerte de innovación y normalización del Indec", dijo a lanacion.com la ex directora de la encuesta permanente de hogares (EPH), Cynthia Pok. "Las medidas del Gobierno se dan en un contexto en el que el único designado fue Itzcovich"

"De todas maneras seguiremos planteando que cualquier proceso de normalización tiene que sacar a la intervención, sacar a la patota y terminar con el hostigamiento a los trabajadores y el juego perverso con las situaciones contractuales", agregó la técnica.


Una mala señal
El ex director de Estadística Económica del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) Víctor Beker sostuvo hoy que "es una muy mala señal" que el organismo que mide la inflación pase a depender del Ministerio de Economía, porque remarcó que "si hay alguien interesado en manipular las cifras" es el jefe del Palacio de Hacienda. Beker indicó a radio El Mundo que tomó "con un sonrisa escéptica" los anuncios realizados por el Gobierno sobre cambios en la estructura del Indec. Subrayó que "lo rescatable del anuncio es que el Gobierno reconoce que el Indec es un problema", porque puntualizó que "hasta ahora, con una conducta autista, lo venía negando". De todos modos, remarcó que este cambio "no tiene nada que ver con una normalización", ya que puso de relieve que tener un Indec que "que dependa del Ministerio de Economía no está bien". El ex funcionario remarcó que la modificación en el Indec "es una muy mala señal", y consideró que "es cambiar algo para no cambiar nada. Es una operación de maquillaje". Concluyó que "este gobierno va a pasar a la historia por la destrucción de uno de los organismos de estadística más prestigioso de América latina".