En su cabeza hay un gol

Hace nueve meses Romeo convirtió por última vez y no ve la hora de volver a marcar. Además, quiere llegar a los cien goles y no descarta un trapo con la cuenta regresiva: "No soy de pedir nada, pero la verdad me gustaría". Los cuervos ya lo preparan...

SL - En Su Cabeza Hay Un Gol

BUENOS AIRES- Se entrenó fuerte, dando el máximo, como siempre. Pero ahora, al igual que el resto del plantel. Para Bernardo Romeo la lesión es parte de un pasado “complicado”, y apuesta todo a lo que viene. “Es una etapa nueva; fueron seis meses difíciles estos que pasaron, pero ahora estoy y estamos muy bien”, declaró el gran goleador a Mundo Azulgrana.

Su último gol, sucedió hace ya nueve meses, el último 10 de octubre. Sin dudas un parto para un hombre como él. “Aquel gol a Vélez fue muy lindo, emocionante. Lástima que después no se pudo ganar el campeonato, pero ya está. Acá estoy otra vez. Después de todo lo que pasé con las lesiones, ya estar acá con el grupo y vistiendo esta camiseta es para mí un orgullo muy importante. Igualmente no me conformo con esto, siempre quiero más”, afirmó el tandilense de 31 años.

“Está bueno entrenar a la par de tus compañeros y poder estar a disposición del técnico. Hace rato que quería esto”, confió el 9 que, tras la partida de Andrés Silvera, quedó como el único delantero de área bien definido.

Su rostro delata entusiasmo, es imposible que oculte la felicidad de estar otra vez al ruedo. Además, más allá de poder volver a jugar, Bernie sabe que tiene un objetivo personal que duplica su alegría: llegar a los 100 goles en San Lorenzo. Para alcanzar esta cifra, le hacen falta once tantos.

Al respecto, no ve con malos ojos si algún cuervo confecciona una bandera con la cuenta regresiva para su centenar de goles, como se hizo con Esteban Fuertes. “Me han dicho que querían hacer algo. Yo no soy de pedir nada, pero me gustaría porque la gente conmigo siempre se porta muy bien”, deseó.

“En estos seis meses, más allá del apoyo de mi familia y amigos, los hinchas entre mensajes, mails y saludos en la calle, me dieron muchísimas fuerzas para seguir. Así que estoy muy agradecidos con ellos”, contó.

Este desafío de alcanzar los cien goles con la del Ciclón no es fácil, pero entre Apertura y Sudamericana, Romeo sabe que puede lograrlo. “Es el sueño que tengo. De por sí tener 89 goles en un club como San Lorenzo es para mí un privilegio. A pesar del sacrificio, no todos pudieron llegar”, señaló.

Pero el delantero no sólo busca el rédito personal. “Priorizo el equipo. Si el equipo está bien, uno va a tener más chances de convertir y se podrá pelear por el campeonato, que espero que sea en armonía”, dijo.

Respecto a la zona ofensiva, donde hoy comparte el puesto con Gonzalo Bergessio, Juan Carlos Menseguez y Felix Orode, Romeo resaltó a todos, pero tras la consulta de MA, fue preciso con el nigeriano: “Lo vi un ratito en un reducido. Es rápido y está con muchas ganas. Obviamente que le costará adaptarse un poco”.

Según comentan por Boedo, Bernie es uno de los que mejor domina el inglés en el plantel, y no es un dato menor para quien, ocasionalmente, podría ser dupla ofensiva con él. “¿Cómo le decís a Orode para hacer un toque y devolución?”, le consultamos. Entre risas, Romeo comentó que trata de ayudarlo un poco “para que se sienta más cómodo”.

El ex Estudiantes se la rebusca con la lengua anglosajona tras su paso por Europa, más precisamente en Alemania, cuando jugó en el Hamburgo. “Está aprendiendo rápido, y va entendiendo mejor las cosas”. Quién les dice, cuervos, que adelante se hable un rato en inglés. Con tal de inflar redes, y que Bernie alcance los cien goles, que hablen como quieran.

Fuente: http://www.mundoazulgrana.com.ar/contenidos/noticias/vernoticia.php?id=4002