en vísperas de los 10 años del asesinato de Jaime Garzón, caso el cual quedara en la impunidad como todo lo que llega a manos de la justicia colombiana he decidido hacer un humilde homenaje a esta gran personaje, el cual supo adelantarse a su tiempo y se encargo de mostrarnos la verdad, incluso logragrando que nos pudieramos reir en medio de tanta tristeza.

10 años sin Jaime Garzón


Generoso, mediático, genio, excesivo y pacifista. Jaime Garzón Forero, que no fue ni político ni humorista, representa diez años después de su muerte lo que le falta a este país: el humor crítico.

Jaime Garzón no fue ni político ni humorista, sino un crítico de la realidad nacional. “Se valió del humor para criticar la realidad”, advierte Marisol Garzón, su hermana. Era tan brillante, recuerda el periodista Juan Roberto Vargas, que Garzón procesaba la realidad nacional a una velocidad increíble que sólo podía decirla con humor negro e ironía.

El célebre suceso de cuando el candidato a la alcaldía de Bogotá, Andrés Pastrana es secuestrado y Jaime le pide a los captores que también se lo lleven porque era “el jefe de giras”, le valió su fama de ácido en el acontecer regional bogotano.

En ‘Zoociedad’, su famosa parodia televisiva, satirizó a los ‘mandamases’ del momento como Ernesto Samper y Noemí Sanín. “Jaime siempre fue cercano al poder: lo conoció por dentro (con Pastrana y Gaviria) y lo vio desde afuera y esto lo llevó a ser un estupendo crítico del país”, anota Eduardo Arias, libretista del célebre programa.

Muchos calificaron de elitista su homor, pero con personajes como Émerson de Francisco y Louis y secundado por ‘La Pili’ (Elvia Lucía Dávila) el país supo que no lo era. Este programa jamás se burló de los pobres o de los personajes regionales, al contrario, iba contra los que tenían el poder, los que imponían las leyes, y así inauguraron la sátira política en Tv.

Con ‘¡Quac! El noticero’ desarrolló personajes memorables como Néstor Elí, el vigilante del Edificio Colombia, un trabajador raso y crítico, de hábil palabra, seductor y lúdico que hablaba a través de un citófono. También nacieron Dioselina Tibaná, Godofredo Cínico Caspa, John Lenin y otros. Todos, inventados por él.

“Estos personajes contaban, hacia adentro, la vida de Garzón. John Lenin era el Jaime de la universidad pública; Godofredo, el Garzón abogado, también proclive al neoliberalismo y al ascenso social; Dioselina era el Jaime pueblerino de sus orígenes familiares; Inti, el Garzón light y amante del poder, y Néstor Elí era simplemente Jaime Garzón”, escribió en su momento Antonio Morales, libretista de ‘¡Quac!’ El Noticero’.

Se recuerda como al entonces embajador de Estados Unidos, Myles Frechette, lo ponía en escena vestido de vampiro o de virrey colonial; al ex presidente Alfonso López moviendo la opinión desde un barril de whisky, mientras Andrés Pastrana hablaba desde Miami haciendo regresiones hipnóticas y Ernesto Samper era encarnado por Garzón en similares alocuciones presidenciales nunca antes vistas.

El periodista Arias recuerda la vez que lo invitó, en 1995, a su casa y vio cómo los grandes hombres del poder político de la época permanecían sentados en su sala discutiendo los temas nacionales, pero Jaime --todo el mundo esperaba su show-- se metía a la cocina y no salía.

Vladimir Flórez, Vladdo, asegura que el humor de Garzón era inteligente, recurrente, agudo y literalmente sin pelos en la lengua para decir las cosas independientemente de quién se tratara. “Mientras su hermano Alfredo Garzón (eterno caricaturista de El Espectador) era callado y silencioso, Jaime era ruidoso y hablador”.

“Jaime se valió de muchos espacios para poder ejercer esa posibilidad de mejorar el país. Si hubiera querido ser político lo hubiera logrado, pero no era su aspiración”, asegura Marisol, quien esta semana lanzará el libro ‘Jaime Garzón mi hermano del alma’, en Bogotá.

Personaje cumbre

homenaje
Pero fue el personaje de Heriberto de la Calle el que lo encumbró. Era un típico embolador que limpiaba zapatos, pero que al tener de frente a un político de carne y hueso lo ponía en su sitio y -- con poca sutileza-- le sacaba los trapos al sol. Comenzó en el programa ‘Lechuza’ y terminó en el Noticiero CM&, dos veces a la semana.

Fue clásica la manera cómo Heriberto le pegaba con su cepillo, en la rodilla, al invitado. O le abría su desdentada. Tras eso, muchos fueron los personajes que salieron enojados y ofendidos. Pero Heriberto o Garzón era el héroe de todos.

“Heriberto de la Calle era Jaime Garzón preguntando y siendo un inquisidor. No había personaje”, recuerda un conocido. Morales, en tanto, dice que Jaime se salió de la ficción con este personaje. Para esta caracterización se quitaba la prótesis dental y se embetunaba el rostro. En su entierro lo acompañaron casi todos los emboladores de Bogotá.

Sin embargo, cuando las parodias televisivas en programas pasaron de burlas y ridiculizaciones en ‘Zoociedad’ y ‘¡Quac! El noticero!’ para volverse señalamientos y críticas con el célebre lustrabotas Heriberto de la Calle, Garzón comenzó a preocuparse. “Meses antes de su muerte temía por su vida”, dice su colega en Radionet, José Manuel Reverón.

Pero lo que, al parecer, le costo la vida fue un papel muy diferente: el de mediador para la liberación de secuestrados, rol por el que jamás cobró un peso y para el cual aprovechó los contactos que hizo con guerrilleros, cuando fue alcalde menor de Sumapaz. Esa gestión humanitaria fue mal vista por Carlos Castaño, quien habría ordenado su muerte por considerar que Garzón era cercano a las Farc.

El presentador Juan Roberto Vargas, tal vez una de las últimas personas que lo vio vivo, recuerda que le dijo: “Los paras me van a matar”. El día de su muerte, en CM&, César Augusto Londoño despidió así la sección deportiva: “Hasta aquí los deportes... país de mierda”. Se justificaba.

Otros grandes personajes de Garzón

impunidad
Émerson de Francisco. Presentador de noticias en ‘Zoociedad’.

Inti de la Hoz. Muchacha contemporánea, de la Generación X.

Lenin. Estudiante de izquierda.

En sus palabras

"A Jaime Garzón se le podría definir como la sonrisa que le falta a Colombia. Nadie sabe lo que esa risa le hace falta al país”.

Vladimir Flórez, ‘Vladdo’": caricaturista.

"Jaime se valió de muchos espacios para poder ejercer esa posibilidad de mejorar el país. Si hubiera querido ser político, lo hubiera logrado, pero no era su aspiración”: Marisol Garzón, hermana y autora del libro ‘Jaime Garzón mi hermano del alma’.

"Yo siento que no se trata de una deuda personal, sino que se trata de un asunto que involucra a la sociedad. Fue una pérdida para muchísima gente. No siento que yo tenga que perdonar a nadie”: Alfredo Garzón, hermano y caricaturista.

Parodias televisivas y radiales

‘Zoociedad’ (1991 –1993). Se burlaba de la sociedad materialista y de la política.

‘¡Quac! El noticero! (1995 –1997).Sátira política de la realidad nacional. Aparecen los personajes como Néstor Elí e Inti de la Hoz.

‘Lechuza’ (1998). Nació su personaje Heriberto de la Calle.

Noticiero CM& (1999). Heriberto de la Calle cierra la sección del programa noticioso.

Radionet (1999). Comentarista radial.

Datos

La muerte de Garzón les hizo ver a los colombianos que por primera vez el conflicto armado había tocado algo sagrado y tabú: la risa.” Antonio Morales, periodista y libretista de ‘¡Quac! El noticero’.

Así era Jaime

Todo comenzó en 1960 cuando Jaime Garzón nació en una familia de cuatro hermanos, siendo él, el tercero. Su madre era la típica tolimense que podía rezar toda una semana por un muerto desconocido. Eso hizo que Jaime llegara a pisar el seminario y su hermana Marisol ser religiosa durante doce años.

“Aprendió a leer y a escribir perfectamente a los 4 años y cuando creció quiso ser sacerdote hasta que lo expulsaron”, recuerda su hermana. La única mayor angustia de su niñez fue no haber compartido con su padre que murió cuando Jaime tenía 8 años.

Creció en San Diego, un barrio del centro de Bogotá. “Una vez –dice Marisol- caminábamos y de un momento a otro se montó a un bus y sólo dijo que tenía algo que hacer. Era extraño”.

Otra rareza la cometió pasando vacaciones en Honda, Tolima. Lo vieron sentado en un puente leyendo el periódico y cada que terminaba una página la tiraba al río hasta que comenzó arrojar la ropa quedando en calzoncillos y luego sin medir el peligro se lanzó al agua.

Cuando transitó entre el colegio y la universidad –estudió derecho- militó en una red de colaboradores urbanos del ELN. Meses después pidió la baja al desilusionarse de la organización guerrillera.

“No era un tipo de izquierda, era socialista, creía en la igualdad”, asegura el periodista César Augusto Londoño.

Fue alcalde menor de Sumapaz. En su gestión, construyó un centro de salud, mejoró la escuela y pavimentó la calle del pueblo. Al año, sería destituido acusado de crear un prostíbulo, lo que terminó siendo falso.

José Manuel Reverón, quien trabajó con él en Radionet, recuerda la vez que se empelotó en la emisora. “Diana Uribe (la historiadora) tenía frío y Jaime calor. Ambos comenzaron a subir y bajar el ‘timer’ del aire, pero cuando éste entró a hablar en directo, no tuvo problema en desnudarse. Duró unos 10 minutos desnudo, hasta que Yamid Amat lo reconvino”.

Caso impune

Colombia

La única persona condenada por el magnicidio es el ex líder paramilitar Carlos Castaño, señalado de ser el autor intelectual junto a su hermano Vicente. Fue condenado a 38 años de prisión por un juzgado de Bogotá, pero nunca pagó la sentencia. En abril de 2004 se conoció que había sido asesinado.

Inicialmente la Fiscalía vinculó a la investigación a Juan Pablo Ortiz, ‘Bochas’ y a Edilberto Sierra, ‘Toño’, como autores materiales del crimen, pero luego fueron desvinculados del proceso.

Actualmente, el caso se encuentra en etapa preliminar en la Unidad Nacional de Derechos Humanos de la Fiscalía General de la Nación. La jurista Sandra Rocío Gamboa, abogada del Colectivo José Alvear Restrepo que se constituyó en parte civil del proceso, dice que en esta etapa el Fiscal Delegado ha ordenado la práctica de nuevas pruebas, pero sin ningún avance.

“A la fecha -insiste la jurista- no se sabe quiénes fueron los determinadores, como tampoco la responsabilidad de algunos funcionarios del DAS”.

El 17 de junio de 2008 el ex comandante de las AUC Jorge Iván Laverde alias ‘Iguano’ señaló a Narváez como instigador del homicidio de Garzón, sin que la Fiscalía se pronuncie. No obstante, en su versión ante Justicia y Paz otro ex paramilitar, Ever Velosa, ‘HH’, lo desmintió.

En su momento, también ante Justicia y Paz, Diego Fernando Murillo, ‘Don Berna’ reconoció en una versión libre que ordenó a miembros de la banda ‘La Terraza’ el asesinato del periodista Garzón.

La fuente explica que la próxima semana el fiscal del caso tomará los testimonios de Freddy Rendón, ‘El Alemán’, y de Iván Duque, ‘Ernesto Báez’, para confrontar esas versiones. El crimen de Jaime Garzón continúa en la impunidad.




link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=K7V_tgU4hk8&hl=es



link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=bEUTVJ8u5T8&NR=1


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=_FCkfEop2cs




link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=V-giNUp7EGU&feature=related


Fuente.
http://www.elpais.com.co/paisonline/notas/Agosto092009/garzonr.html