El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Mafalda: El domingo inauguran monumento

HOMENAJE A QUINO EN BUENOS AIRES

"Mafalda limitó mucho mi movimiento"


El domingo inauguran la estatua de su creación más famosa. Como adelanto de los festejos por el Bicentenario, se rindió tributo al mítico dibujante.

Mafalda: El domingo inauguran monumento
Monumento. Mafalda ya tiene su estatua y su creador su reconocmiento. la imagen de la niña rebelde se inaugura este domingo en el barrio de San Telmo.


A las 19.10 del miércoles llegó al Teatro de la Ribera, en la Boca, Joaquín Salvador Lavado, mitológicamente conocido como Quino. Se bajó de un taxi Peugeot 504 (ubicación de copiloto), y puso en el suelo su pierna derecha, la buena, y luego su pierna izquierda, la enferma. A Quino inmediatamente lo recibió un grupo de periodistas y un flash en la cara. Quino posó como un dibujo de Quino y luego se puso a caminar con toda lentitud. El grupo de periodistas había recibido la instrucción expresa de no hablarle al dibujante en su trayecto al escenario. “¡Quino!”, gritó un reportero-fan, ajeno a la normativa, y quien enseguida le tocó un omóplato a la eminencia. Fue reducido por dos encargadas de prensa del teatro. Tan sólo una persona le pudo hablar a Quino en esos momentos. Fue un importante hombre de saco que, con una ansiosa sonrisa, se puso entremedio de los fotógrafos y el artista para compartir todos los flashes.

buenos


“¡Quino! ¡Un honor!”, le dijo Hernán Lombardi, el ministro de Cultura porteño. Quino le estrechó una mano, le presentó a Alicia, su mujer, quien tiene un oído bueno y un oído enfermo, y siguió caminando enmudecido al estrado. El ministro habló con un periodista, cortó la risa y reveló un sueño: “Me gustaría pensar con él. Me gustaría imaginar el dibujo y el humor como él”. Quino ya iba por otra parte. Estaba coordinado que él sólo iba a hablar con Astrid Pikielny y lo harían en el escenario, en esta charla de homenaje organizada por la Comisión Bicentenario.

aires


“Bienvenido, maestro”, le dijo Astrid Pikielny instalada en el estrado. “Es un lujo tenerlo acá. Quiero advertir que el maestro hoy no firmará libros”, agregó. El maestro, inmutable, la miró con tranquilidad: “Yo le quiero aclarar que no le entiendo nada de lo que dice. Me parece que usted habla muy ligero”. Astrid Pikielny acomodó la voz y la charla se encauzó.

joaquin


Por supuesto la conversación no fue novedosa, pero a los fanáticos eso no les importó. Ver al mito sentado en un sofá, en vivo y en directo, ya era suficiente. El artista, una vez más, repasó su vocación, dijo que su tío Joaquín lo inició en el dibujo y que se crió en una casa con piso de tierra. Se refirió a la patria (“patria es el sitio donde uno trabaja y gana para comer”), a Buenos Aires (“no la reconozco. O la reconozco arruinada”), encendió a las mujeres que lo ovacionaron (“Mafalda fue protagonizada por una mujer porque las nenas son más avispadas que los chicos”), decretó su aversión a los autógrafos (“yo nunca le pediría un autógrafo a alguien, es absurdo”), definió el humor (“y yo qué sé, es simplemente una cosa con la que uno trabaja”), alabó a Alfonsín (“lo vi cinco veces, siempre lo admiré”), calificó a sus colegas (Rep: “El mejor”; Liniers: “Tiene cosas buenas y cosas malas”), filosofó con la política (“la libertad siempre fue chiquita acá; después del 11 de septiembre se achicó más”), se enfrentó a Mafalda (“hacerla limitó mucho mi movimiento”) y, al final, rogó por tener más imaginación.

Quino

Quino respondió todo sin retórica y abogó, esperanzado, porque el mundo mejore. Pero todo está mal, dijo, e ilustró un mito: “Adán y Eva se casaron ante Dios. Tuvieron dos hijitos. Un hijito mató al otro. De modo que, apenas comenzó la humanidad, ya teníamos un 25% de delincuencia”. Alguien preguntó si algo lo hacía feliz. Y Quino se alzó de hombros y dijo que sí, pero la felicidad es muy difícil. ¿Y qué diría Mafalda de Obama? “Nada”, dijo el artista. A lo largo de una hora de conversación, Quino no regaló ningún titular impactante a la prensa. Y, como él dijo, respondió las mismas preguntas que le han hecho siempre. Astrid Pikielny, estoica, le hizo las preguntas habituales cuyas respuestas la gente no se cansa de escuchar. Por eso el público aplaudió muy feliz al ídolo. Quino dio las gracias, se puso de pie, observó que la gente lo esperaba para fotografiarlo, presagió varios pedidos de autógrafos, y entonces, con su pierna buena y su pierna enferma, se fue por otro camino y no volvió a aparecer.

Mafalda


La chica porteña más célebre ya tiene su estatua en pleno San Telmo

Quino, radicado en Madrid, está cumpliendo con su visita anual a la Argentina. Concentró todos los homenajes en pocos días, aprovechó para pasar por la Feria del Libro de Lima y, este domingo, recibirá la medalla del Bicentenario. Junto a la medalla el dibujante asistirá a la presentación de una escultura que le es cercana.

monumento


El domingo 30, en la calle Chile de San Telmo, donde se ambientó su tira cómica y muy cerca de donde él, Quino, alguna vez vivió, Mafalda pasará a la vida tridimensional. Se convertirá en una niña-escultura de 80 centímetros de alto, moldeada en silicona y sobre la cual se roció una capa de resina de vidrio. Esta Mafalda metálica que presidirá el cruce de Chile y Defensa es obra del artista Pablo Irrgang. Un acto de justicia ya que, hasta ahora, en el barrio no había ninguna mención a que Mafalda andaba por esas cuadras.

estatua


El escultor fue especialmente convocado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y su objetivo, dijo, fue humanizar al personaje. La idea, al comienzo, era que la escultura fuera más grande. Irrgang argumentó que era inconveniente y la achicó. El objetivo de la escultura es sencillo: “Que la gente pueda sentirse identificada con ella, pueda sentarse y sacarse una foto”.

dibujante


Irrgang, quien se ha sorprendido del impacto mediático de su obra, lo cual se lo explica por la eterna vigencia del personaje, aspira a que la escultura despierte los mejores sentimientos en la gente y no sea víctima de un acto de vandalismo.

San


Quino, por su parte, manifestó algunas dudas. “Siempre que hay que pasar de la gráfica a la tridimensionalidad me cuesta mucho. Es que Mafalda no es bonita. Y en la tridimensionalidad queda menos bonita”.

telmo


Quino, que hubiese querido que la escultura se instalara en la escalera de un balcón, no sabe cómo ha quedado la obra de Irrgang. “Ojalá quede simpática”, dijo. Sólo la verá el domingo cuando el Gobierno de la Ciudad le entregue la medalla. Allí, por primera vez, se encontrará realmente con Mafalda.

Fuente: Crítica Digital

Otros Post:



porteño



* Por 10 pesos de marihuana, lo detuvieron y lo violaron

* Las intoxicaciones aumentan hasta un 500% por el alcohol

* Norma Japonesa para Argentina

* 10 restaurantes por menos de $25 para almorzar

* Wiimote para PS3 y Xbox 360

* Nuevos usos para tu celular

* La estatua de Mafalda ya está lista

* La ex actriz de Friends al desnudo

* Promocionan sexo sin proteccion

* El Gobierno, ahora, quiere el TC

* El mundo se quedaría sin peces en el 2048

* Los 10 restaurantes más insólitos de Buenos Aires

* Los mejores vinos para conquistar a una mujer

* 5 vodkas imperdibles

* Top ten: vinos tintos por menos de 25 pesos

* El final soñado de tus dibujos animados preferidos

* Relaciones: Hombres y Mujeres




domingo


lavadobicentenarioMafalda: El domingo inauguran monumento


buenos

5 comentarios - Mafalda: El domingo inauguran monumento

@chris_fehn
pormi que la plata la gasten en otras cosas
@piechocki
Al fin se le hace una estatua a alguien decente!
@infected_blood
Grosa Mafalda !!!!!
cuando era chiquita me pasaba horas leyendo sus libritos.