El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

¿Quiénes le temen a las bibliotecas de Google?

¿Quiénes le temen a las bibliotecas de Google?

Gracias al proyecto de digitalización de libros ya hay disponibles 1.5 millones de títulos en el buscador

A pesar de la polémica, grandes opositores y batallas legales, en poco más de cuatro años, Google libros -Google book Search- se está convirtiendo en la biblioteca digital más grande del mundo y posee información de más de 10 millones de libros, de los cuales millón y medio se pueden leer completos y descargar en PDF porque se trata de libros del dominio público.

Marco Marinucci, responsable del proyecto del buscador más grande del mundo, aseguró durante una visita a México que la digitalización de libros es una tarea fundamental para la preservación de la memoria histórica de la humanidad. “Pensamos que con todo el ruido que se ha creado, positivo y negativo -la parte positiva es que hay conciencia de otras oportunidades-, hace cinco años era impensable un proyecto de este tamaño. Piensa en la revolución de tener en la casa de cada persona, las bibliotecas más grandes del mundo”, dijo.

Y es que Google Libros, proyecto que fue creado en 2004, ya tiene 10 millones de libros indexados, aunque sólo se pueden leer un millón y medio, hay dos millones de novedades de 30 mil editores que los lectores pueden conocer, entender el tema que tratan y saber dónde comprarlos, pero, además, hay siete millones de libros para revisar y provienen de las 20 bibliotecas con las que trabajan en la digitalización de su acervo.

Entre las bibliotecas universitarias con las que tienen convenio destacan Oxford, Harvard, Columbia, Princeton, Standford, Complutense, California, Virginia, Michigan, Wisconsin y Texas; así como la Biblioteca Pública de Nueva York, la de Cataluña y la Municipal de Lyon, pero Marinucci confía en que se incorporen otras. “La revolución es poder acceder al contenido por la palabra, encontrar libros de manera casual sin pasar por el proceso normal del libro que es por título y autor”, afirmó.

Cómo funciona el sistema

Google Libros se divide en dos programas distintos: el que trabajan a través de convenios con las editoriales y suben las novedades de casi 30 mil editores para incrementar sus campañas de promoción y el de digitalización de libros de bibliotecas, que es el más complicado porque aunque no tienen problemas con los libros de dominio público, en millones de otros libros se enfrentan al derecho de autor que priva en cada país y por los cuales enfrentan batallas legales.

Marco Marinucci es optimista, confía en lo democrático del proyecto, porque la idea que lo rige es poder indexar todo el contenido escrito:

“La idea de Google ha sido desde el principio hacer algo global, incorporar todos los libros del mundo, todos los libros que se han producido en la historia de la literatura”.

El directivo sabe de lo ambicioso del proyecto y lo concibe como una revolución “es también poder ofrecer un escaparate a los libros que nunca lo tuvieron”, aseguró.

Explicó que tan sólo en Estados Unidos pueden indexar contenido que todavía no está en dominio público, pero que ya no se halla comercialmente disponible. “Estamos hablando de entre 60% y 70% del acervo de una biblioteca, esa gran mayoría de libros está olvidada en las bibliotecas. La idea es utilizar esta misma herramienta para indexar estos libros que no están comercialmente disponibles y no se pueden encontrar en librerías pero que son relevantes para los potenciales lectores”, dijo.

Eso mismo sabe que ocurre en todos los países y promete que Google representa poner en marcha una infraestructura tecnológica para poder ofrecer más información a la mayor cantidad de gente posible. Sabe que por el tamaño del proyecto y las nuevas y grandes oportunidades que ofrece Google es que esperan un montón de discusiones a nivel de políticas institucionales sobre las leyes de derecho de autor entre los países.

Sin embargo, está convencido de que su proyecto es la mejor manera de democratizar la información. “Estamos convencidos de que lo que estamos haciendo es de valor independientemente del acuerdo. Allá hay un acuerdo entre todos los editores, los autores y Google, como contraparte”.

Señaló que las bibliotecas deben entender que pueden aprovechar una ventana por donde pasan 500 millones de personas y decirles que existe un libro y lo puede hojear, lo puede leer en su biblioteca, “hay miles de libros históricos con una sola copia que corre el riesgo de perderse”.

Marinucci, como representante de Google dice que son respetuosos. “El marco legal donde se mueve la creación y la promoción en contenido es algo que a veces vale la pena tener en cuenta; hay miles de autores que no piensan que el copyright no es la mejor opción y desde hace unos seis o siete años ha habido formas nuevas y movimientos de otra tipología de derecho de autor, como el copyleft y el creative commons que proporciona un derecho de autor con más opciones que copyrigt”, eso le da esperanzas de que la digitalización va por buen camino.


Fuente:http://www.eluniversal.com.mx/cultura/60536.html

1 comentario - ¿Quiénes le temen a las bibliotecas de Google?