MIDE 62 CM

Una mujer de Indonesia dio a luz un bebé de 8,7 kilos de peso

Es el recién nacido con más peso registrado en Indonesia. Los médicos creen que la diabetes de la madre puede ser la responsable del sobrepeso del niño.



Una mujer de Indonesia dio a luz un bebé de 8,7 kilos de pe

Buenos Aires, 24 de septiembre.- Una mujer dio a luz en un hospital de Indonesia un bebé de 8,7 kilos y 62 centímetros de estatura, el mayor de los inscritos en ese país, según la prensa local, ya que, hasta el momento, el recién nacido más grande había pesado 6,9 kilos.

Muhammad Akbar Risuddin, que nació el pasado lunes, precisó oxígeno en un primer momento ya que mostró dificultades para respirar. Sin embargo, a las pocas horas ya estaba recuperado completamente. Tanto el pequeño como la madre se encuentran en buen estado de salud, pese al sobrepeso del recién nacido. Lo habitual es que los bebés pesen sólo algo más de tres kilos al nacer.

"Llora a todas horas por comida y está muy fuerte, no como otros bebés", comentó el médico Binsar Sitanggang, del hospital de la ciudad de Medan, al noreste de la isla de Sumatra, en declaraciones al diario digital 'Detik'.

La madre, que cuando dio a luz, atravesaba el noveno mes de gestación, tiene otros tres hijos, todos ellos nacidos con ayuda de una partera y mediante el método tradicional, según informa 'Detik'. En este caso, a la gestante se le realizó una cesárea por decisión de los médicos.

Madre diabética

Al parecer, la mujer sufre diabetes. Tal y como explican los especialistas, esta enfermedad es una de las causas principales de que los fetos sean grandes (macrosómicos).

En este tipo de pacientes, señala Ignacio Ruiz de la Hermosa, ginecólogo del Hospital Infanta Sofía (San Sebastián de los Reyes, Madrid), "se hacen controles periódicos de glucemia, les indicamos una dieta específica y realizamos ecografías para controlar el peso del feto. Con estas medidas, generalmente, no hay problemas de este tipo".

Si los médicos observan en el transcurso del embarazo que el peso incrementa demasiado, "se programa una cesárea antes de la fecha del parto, cosa que, por lo visto, no se ha hecho en el caso de la mujer indonesia [no, con el suficiente tiempo de adelanto", destaca el doctor Ruiz de la Hermosa.

Estas cesáreas entrañan cierto riesgo. "Puede haber desgarros y una más probabilidades de hemorragia por la distensión del útero (atonía uterina). Incluso a veces, es necesario extirpar el útero", afirma el médico español. En el caso de la madre indonesia no ha ocurrido así y tanto ella como su hijo se encuentran bien.

En principio, durante el momento del parto, "estos bebés pueden sufrir traumatismos, fracturas de clavícula, parálisis facial...", afirma María José Ribero, pediatra del Hospital de Fuenlabrada (Madrid). Después de haber nacido, pueden tener problemas de corazón e hipoglucemia.

Pero la doctora insiste en que si el niño no tiene dificultades respiratorios ni cardiacas, no será necesario un ingreso. Sólo si presenta hipoglucemia, se intentará estabilizar su nivel de azúcar, a través de alimento o suero, durante las horas siguientes.

En cuanto al peso, "lo normal es que, con el tiempo, vaya normalizándose. En cualquier caso, será recomendable seguir su evolución en consulta".