Dale play y disfruta del texto y la música


La composición de la leche materna varía según las horas del día

La presencia de determinados nucleótidos es diferente a la mañana que al final de la jornada. Si la mujer se extrae el alimento y se lo da a su hijo varias horas después, podría causar un efecto contrario al deseado, como despertar al bebé en lugar de relajarlo

"Las mujeres que se extraen leche y la reservan para dársela a sus hijos más tarde o directamente en otro momento del día deben tener en cuenta que la composición de este alimento varía conforme pasan las horas. Entonces, de acuerdo a la hora en que se obtenga la leche, tendrá determinado efecto al momento de ser administrada al niño. Si la relación entre esos dos factores se altera, es posible que lo que pretendemos no se cumpla", explicó la doctora Cristina Sánchez, principal autora de una investigación española publicada en el journal especializado Nutricional Neuroscience.

Por qué no conviene alterar la hora de dar la leche
"A ninguna persona se le ocurriría darle a otra un café cargado bien tarde por la noche. ¿Por qué?, debido a que lejos de relajarla y favorecer el descanso, esta bebida la 'despertaría'. Bueno, mediante la realización de este estudio hallamos que con la leche materna pasa lo mismo. Se trata de un alimento que tiene algunos componentes que son propios del día, mientras que otros lo son de la noche".
Quiero la chichi
"Entonces, los primeros promueven la actividad del lactante, y los segundos facilitan su reposo. Cuando la mamá cambia esta rutina y le da, por ejemplo, leche extraída en la mañana a última hora de la tarde o la noche, es probable que el niño no tenga un buen descanso debido a que el estado de los componentes de este alimento natural se van alterando a medida que pasan las horas del día", agregó Sánchez.

Para llegar a esta conclusión, el equipo de la Universidad de Extremadura liderado por la mencionada especialista analizó la presencia de tres nucleótidos (adenosina, guanosina y uridina) en la leche materna. Estos componentes son los encargados de excitar o relajar el sistema nervioso central, promoviendo el reposo o el sueño".

Para la consideración de estos tres nucleótidos se realizaron pruebas de entre seis y ocho muestras que fueron obtenidas en un período de 24 horas en un grupo pequeño de 30 mujeres habitantes de la ciudad en la cual está emplazado el centro educativo mencionado anteriormente.
cambia
"Observamos que a lo largo del día los niveles de adenosina, guanosina y uridina cambiaban. La máxima concentración se daba por la noche, y la mínima por la mañana. De ahí que amamantar a un niño al comienzo del día pueda tener un efecto más estimulante, mientras que hacerlo por la noche puede relajar al recién nacido", refirió otra de las autoras, doctora Carmen Barriga, también profesional de la Universidad de Extremadura.

Finalmente, en las conclusiones de la experiencia, ambas profesionales esbozaron una recomendación: "Aunque muchas madres por cuestiones de trabajo extraen el alimento a una hora del día, lo almacenan y después se lo dan a sus bebés, creemos que lo más conveniente - apoyándonos en los resultados- es administrar la leche a la misma hora en la que se extrae".

De cualquier manera, el equipo de investigación se encargó de destacar algunos puntos:
- Los nucleótidos son sólo uno de tantos mediadores que intervienen en el ciclo de sueño-vigilia.

- Aunque la composición de la leche materna varíe, a cualquier hora del día, es el alimento fundamental que un niño debe tener a disposición y, preferentemente, a libre demanda durante al menos los primeros seis meses de vida.
leche
- Si la mamá no puede extraer la leche y dársela a su bebé en el mismo momento, más allá de las modificaciones que ésta pueda sufrir, es preferible que la reserve, pero no la sustituya por fórmulas.

Principales beneficios de la lactancia materna
Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como su filial Panamericana (OPS) exhortan a extender la lactancia materna exclusiva hasta el sexto mes de vida. Lo mismo postula la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP).
horario
"Principalmente porque constituye un vínculo muy importante entre la mamá y su hijo, pero además debido a que es la principal fuente de protección inmunológica, ya que actúa como barrera frente a la anemia, la diabetes tipo I, el sobrepeso, la obesidad y la diarrea entre otras patologías", dijo la licenciada en nutrición María Elena Torresani.

"Por otro lado, la leche materna tiene la capacidad de adaptarse al tiempo de vida del bebe. Es decir que la leche producida durante el primer mes es distinta a la del segundo y así sucesivamente cumpliendo con los requerimientos nutricionales del lactante", concluyó la especialista local al ser consultada por Pro-Salud News.

Fuente: minutouno