Terapia con prostitutas y pornografía para los abuelos



En Dinamarca lo llaman la pornoterapia y sus precursores aseguran que logró hacer más feliz a los internados de los asilos y bajar sus actos de violencia, así como el consumo de varios tipos de fármacos.

Desestimando los prejuicios, varios geriátricos de Copenhague proyectan películas pornos y contratan prostitutas para sus internados, gracias a lo cual, aseguran, que redujeron la violencia y el consumo de fármacos entre los ancianos.

En Dinamarca lo llaman la pornoterapia y sus precursores aseguran que logró hacer más feliz a los internados de los asilos y bajar sus actos de violencia, así como el consumo de varios tipos de fármacos.

Varios geriátricos de la Copenhague implementaron este original tipo de tratamiento en muchos de los ancianos que allí residen, y, según afirman sus especialistas, -que están convencidos que la salud de un ser humano incluye su salud sexual-, gracias a esto se facilitó y abarató la cura de muchas dolencias de los internados.

El tratamiento tiene dos pilares: el primero consiste en la proyección de películas pornográficas y el segundo, en la contratación de prostitutas para que "atiendan" a los ancianos. Estas, además de realizar su trabajo habitual, están capacitadas para ayudarlos a desvestirse, lavarse después de la relación y ayudarlos a vestirse nuevamente.

Por supuesto que nadie está obligado a realizar esta terapia, sino que es de libre elección. Pero, según afirman los profesionales de estas instituciones, cada vez son más los hombres que se suman al efectivo tratamiento, y si bien las mujeres se muestran por el momento algo más reacias hacia el mismo, se especula que con el tiempo también comenzaran a implementarlo para sí mismas.

La historia de la pornoterapia comenzó en el geriátrico Thorupgarden, de Copenhague, cuando el Consejo de Ancianos se presentó ante la dirección del asilo para proponer la emisión de películas porno en el circuito cerrado de televisión, en lugar de las habituales que se emitían.

La implementación de la pornoterapia no sorprende en Dinamarca, ya que fue el primer país de Europa en despenalizar la comercialización de pornografía, a mediados de los años sesenta, y en permitir el matrimonio formal de parejas del mismo sexo, en 1989.

fuente: http://www.terra.com.ar/canales/informaciongeneral/108/108668.html

.