Mueren cuatro muchachos al caer su auto en una laguna

Volvían a San Andrés, donde vivían, a muy alta velocidad. El auto salió despedido y cayó a unos 12 metros de profundidad.
Mueren cuatro muchachos al caer su auto en una laguna


Cuatro jóvenes de entre 21 y 26 años murieron ayer cuando el automóvil en el que viajaban cayó a un lago del complejo Nordelta, en el partido de Tigre.

Eduardo Cabirta (26), Sebastián Cabirta (21), Alexis Frachia (21) y Darío Fassano (22) se habían reunido con unos amigos en una confitería dentro del complejo, por lo que tenían autorización para circular por allí.

De acuerdo con fuentes policiales consultadas por la agencia Télam, los Cabirta eran hermanos y uno de ellos conducía el auto, que pertenecía a Frachia.

Los jóvenes habían estado hasta las 6.30 en un bar, a unos 4 kilómetros del lugar del accidente, en el sector comercial de Nordelta. En un bar de allí los muchachos se habían reunido con otros amigos y volvían a San Andrés, partido de San Martín, donde residían.

Según Pedro Segura, presidente de la Asociación Vecinal de Nordelta, las víctimas se habían reunido "con algunos vecinos del Nordelta que antes vivían en San Martín y de los que eran amigos".

De acuerdo con los pesquisas, el Cross Fox transitaba hacia la ruta 27, en sentido Benavídez-Bancalari, a la altura del barrio Las Glorietas.

Segura describió que en el lugar del accidente "hay una avenida de Circunvalación, con dos carriles por lado, de las mismas características del ramal Tigre de la Panamericana, y tiene una velocidad de diseño de 60 kilómetros por hora, que está señalado en toda la cartelería". El vecino aseguró: "Esta gente, no hay ninguna duda, venía muchísimo más rápido que esos sesenta kilómetros por hora."

"El auto se desestabilizó unos 250 metros en línea recta y unos 70 hacia la izquierda hasta caer en el lago. Y en esa trayectoria, que fue medio en diagonal, saltaron un boulevard que separa la calzada y dos lomadas que separan la avenida del lago", contó a la prensa Segura.

El vehículo cayó al agua y desapareció de la superficie instantáneamente. Personal de seguridad del complejo que vio el accidente alertó a la Policía, los bomberos y la Prefectura.

Cuando los buzos de Bomberos y de la Prefectura hallaron el auto en el fondo de la laguna, a unos 12 metros de profundidad, los cuatro jóvenes ya estaban muertos.

"Los cuerpos fueron rescatados entre los hierros del vehículo; dos de los jóvenes tenían astillas de vidrios en el cuerpo a causa del fuerte impacto que dieron contra el fondo del lago", le dijo a Télam un bombero de Tigre que participó de las tareas de rescate.

Aunque hasta el cierre de esta edición no se había establecido fehacientemente, los investigadores creen que los muchachos murieron ahogados y no por los golpes que sufrieron al golpear el auto contra la superficie, primero, y contra el fondo, después. Para extraer el vehículo del agua los rescatistas debieron utilizar una retroexcavadora.

Nordelta es un núcleo urbano con 14 countries y barrios de 1.600 hectáreas en la zona de Benavídez, unos 30 kilómetros al norte de la Capital Federal. En el complejo viven unas 12.000 personas, y diariamente otras 10.000 entran a trabajar.





Un hecho lamentable, y evitable.

2 comentarios - Mueren cuatro muchachos al caer su auto en una laguna

@fedemendocino
que lindo regalito le dieron a las madres en su dia