Gran Contaminacion en Mar Del Plata


Es evidente que lo catastrófico es más atractivo y que siempre que se pueda generar debate y confusión algunos ganan y otros (muchos, todos) pierden. Esto sucede con la movilización mediática generada sobre la noticia de que las aguas costeras de Mar del Plata están contaminadas y que en algunos sectores, por lo menos ecológicamente, produce cosas notables y únicas en el mundo.


Los que firmamos esta nota somos investigadores de la Universidad Nacional de Mar del Plata del Laboratorio de Investigación Bioindicadores Bentónicos. En nuestro laboratorio trabajamos desde hace 12 años en la contaminación marina y los organismos bentónicos (asociados al fondo del mar). Cómo producto de nuestro trabajo hemos realizado numerosos trabajos científicos y una tesis doctoral: La comunidad bentónica intermareal de Brachidontes rodriguezii (D’orb) y su relación con el efluente cloacal de la ciudad de Mar del Plata (38°S), finalizada en el año 2002 y que abarca un período entre el año 1998 y 2002. Actualmente se están desarrollando en nuestro laboratorio 2 tesis doctorales más en temas relacionados al efluente cloacal de Mar del Plata. Además funciona en nuestro laboratorio el grupo de Extensión “La ciencia hace escuela” cuya misión es la divulgación científica de las actividades de los científicos a la comunidad, más información en www.maresyoceanos.com.ar

Contamos esto, porque hace aproximadamente un año en el transcurso de uno de estos trabajos que estamos realizando, nos sorprendió la presencia de unos gusanos marinos que formaban arrecifes de una magnitud extraordinaria en la zona costera cerca del efluente de Mar del Plata. Decidimos luego de un tiempo, más precisamente en abril del 2009 realizar una nota entre curiosa y preocupante que se llamó “Turismo y contaminación” y que fue publicada en diarios y medios electrónicos de nuestra ciudad (pueden verla en http://maresyoceanos.blogspot.com/2009/04/turismo-y-contaminacion.html) y que además fuera motivo de una entrevista en un programa televisivo. El motivo de la misma fue llamar la atención sobre este tema y esperar que no suceda lo mismo que ha pasado con otros problemas ambientales como la erosión costera, que hasta que no se cayera la ruta no se pensaría en solucionarlo.

Hace aproximadamente una semana, empezó a circular un confuso mail sobre este tema, en el mismo se daban datos y resultados preocupantes, actualmente esto creció y nuestros nombres aparecen, sin nuestra autorización, en artículos, notas e incluso en videos que no hemos realizado. A partir de allí pudimos ver ante nuestros ojos un crecimiento de la noticia a una velocidad y magnitud aún más veloz que la reproducción de nuestros gusanos!!!

Asimismo algún funcionario local (en un derroche de síntesis) logró en unas pocas líneas minimizar no solo la contaminación, nuestro trabajo, trayectoria, sino también a la Universidad a OSSE y también a los estudiantes, todo un logro!!!

Nos pareció apropiado realizar este largo comentario (disculpen) pero creemos fervientemente en nuestro compromiso social frente a los problemas que estudiamos, y en que es nuestro deber informar lo que vemos, para eso investigamos. Y pensamos que el conocimiento que adquirimos en nuestras investigaciones debe servir para advertir y mejorar, si es posible, la calidad ambiental de nuestras costas tendiendo a un desarrollo sustentable de las actividades de nuestra ciudad, en especial el turismo.

En general no somos afectos a dar nuestra opinión, ya que hablamos por nuestras investigaciones o informes, salvo que veamos algo preocupante o que seamos consultados. Creemos que el desarrollo sustentable es posible y que Mar del Plata se lo merece, para ello existen mecanismos probados internacionalmente que ayudan a que el turismo y la población local confíen en que las cosas se hacen lo mejor posible y que se le habla con la verdad. Esa es la actitud de muchas ciudades del mundo con turismo de playa que monitorean sus aguas e informan de su calidad ya que entienden que, más allá de perjudicarlas las ayuda a ser creíbles. La forma de resolver estos problemas no es negando las cosas ni “ninguneando” a quienes las mencionan.

Dr. Eduardo A. Vallarino

Dr. Rodolfo Elías

FUENTE