Ya es ley la mayoría de edad a los 18 años
Los jóvenes podrán casarse, comprar propiedades o viajar al extranjero sin autorización de los padres, entre otros.


En Argentina, la mayoría de edad es a los 18 años
El objetivo es darles plenos derechos a los jóvenes.

El Senado convirtió finalmente en ley la reducción de la mayoría de edad de 21 a 18 años. Con esta modificación al Código Civil, los jóvenes desde los 18 años podrán comprar una propiedad y contraer matrimonio.

Cumplir 18 años habilitará a los jóvenes de todo el país a viajar al exterior, casarse o firmar el contrato de alquiler de su primer departamento sin necesidad del permiso de sus padres.

Sin debate, en la última sesión de 2009, la Cámara alta sancionó el proyecto de ley que modifica el Código Civil y establece la reducción de la mayoría de edad de los 21 años a los 18, el cual había sido aprobado por el Senado en diciembre pasado y votado favorablemente por Diputados aunque con modificaciones.

"La reducción de la mayoría de edad de los 21 a los 18 años era una deuda del Parlamento con los jóvenes argentinos. El contexto actual permite que los jóvenes se incorporen más tempranamente a la vida activa, realidad que confronta con una legislación anacrónica que impide a los menores de 21 años ejercer plenos derechos en materia civil y comercial", sostuvo el senador socialista Rubén Giustiniani, autor de la iniciativa.

Cabe recordar que el debate en la Cámara baja, la presidenta de la Comisión de Legislación General, Vilma Ibarra, había asegurado que "pone a tono la legislación nacional con la de países como Alemania, Canadá, España, el Reino Unido, Chile y Uruguay, y amplía las capacidades de los jóvenes de entre 18 y 20 años (hoy, casi dos millones, según el último censo nacional)".

De acuerdo con el nuevo texto, serán consideradas menores de edad "las personas que no hubieren cumplido la edad de dieciocho años".

La posibilidad de contraer matrimonio, de comprar o alquilar una propiedad sin tener que demostrar que es producto de su trabajo ante un escribano y de obtener la patria potestad de sus hijos aun sin estar casado entre los 18 y los 21 años son algunas de las disposiciones de la norma. Por ende, los jóvenes también seguirán habilitados para ir a la guerra o para tramitar el permiso para portar armas a partir de su cumpleaños número 18.

Los padres o tutores deberán, sin embargo, proveer la manutención de los hijos y su obra social hasta cumplir los 21 años


Fuente


Otros posts:

¿Sos curioso? Entrá
Taringa! tiene horrores ortográficos