Indignación por la sentencia en

un caso de violación


Los acusados fueron condenados a 13 años, pero no irán presos hasta que el fallo esté firme

Joven discapacitada violada por cuatro policias


En los primeros minutos de hoy se conoció un fallo que generó bronca y malestar en la familia de una joven discapacitada de 29 años que fue violada por cuatro policías en 2004, en Escobar. Tres de los cuatro acusados fueron condenados a 13 años de prisión, pero no irán a la cárcel hasta que la sentencia quede firme.

El fallo iba a ser dado a conocer por la tarde, pero luego el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 2 de Zárate-Campana lo pospuso para la noche. Si bien el abogado Roberto Hermo, representante de la familia de la víctima, Paula Lauro, había informado a la agencia Télam que la audiencia comenzaría a las 13, recién pasada la medianoche se dio a conocer la polémica sentencia.

El TOC N° 2 de Zárate-Campana condenó a 13 años de prisión a los tres de los imputados y no a 17, tal como lo solicitó la fiscal del juicio, María Vivas.

En su alegato de la semana pasada, la fiscal Vivas acusó a los actualmente ex policías de abuso sexual agravado por ser ultrajante para la víctima y por la participación de dos o más personas, pertenecientes a la fuerza policial y en ocasión de sus funciones.

El abogado de la familia dijo luego del fallo que hasta que la sentencia quedara firme podrían pasar entre 6 meses y dos años.

Los acusadores no les atribuyeron a los imputados la muerte de Lauro, aunque coincidieron en que el abuso agravó el estado de salud preexistente de la víctima, que padecía retraso madurativo y epilepsia. La víctima murió en 2006, después de que ese abuso agravó su estado de salud.

Además, la representante del Ministerio Público y Hermo consideraron, al momento de fijar el monto de la pena, otros agravantes, como la nocturnidad y el abuso de confianza.

La defensa de los cuatro imputados solicitó la absolución por el beneficio de la duda y argumentó que hubo una valoración "muy subjetiva" de la prueba que se ofreció en el debate.

Tras los alegatos, el tribunal, integrado por los jueces Claudio Rapolo, Elena Barcena y Angeles Andreini, dio a los acusados la oportunidad de pronunciar sus últimas palabras en el proceso.

Los cuatro ex policías, que llegaron al debate en libertad condicional, dijeron que eran inocentes y que confiaban en que se haría justicia, según informó Télam.

En el debate declararon peritos en psicología, psiquiatría y neurología, algunos que asistían a la víctima desde antes del hecho y otros que lo hicieron después del ataque sexual.
"No podía consentir"

Una psicóloga del Poder Judicial que se entrevistó con Lauro y los acusados ratificó lo dichos de otros peritos que habían sostenido, en audiencias anteriores, que la joven, por su discapacidad, no podía consentir una relación sexual.

También declararon dos forenses que afirmaron que asistieron a Lauro el mismo día del hecho y que observaron lesiones en el cuerpo de la víctima compatibles con las de un abuso sexual.


Un testigo declaró que vio a Lauro descender de un patrullero y salir a la carrera para pedir auxilio, aunque no pudo ver quién o quiénes iban en el móvil policial.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1183411