Para Muchos, es un Infierno veranear en Villa Gesell

Villa Gesell: les alquila el departamento, les roba y luego los amenaza

Una mujer fue detenida acusada de robar dinero y objetos de valor a turistas de Vicente López, en la propiedad que ella misma les alquiló.

Muchos Robos en Villa Gesell


Una mujer fue detenida en la ciudad balnearia de Villa Gesell acusada de haber robado dinero y objetos de valor de un departamento que, junto a un familiar que se encuentra prófugo, le había alquilado a cinco turistas oriundos de Vicente López, se informó hoy.

Fuentes policiales explicaron que la mujer detenida también está sospechada de haber amenazado a las víctimas cuando fueron a quejarse por lo ocurrido.

El robo fue descubierto en la tarde de ayer cuando cinco jóvenes regresaron al departamento que alquilaban en el Paseo 145 y la avenida 12 y encontraron las habitaciones todas desordenadas. Los damnificados, tras comprobar que les faltaban dinero y pertenencias de valor, se trasladaron hasta la casa de la propietaria del inmueble para comentarle lo ocurrido.

Según la policía, las víctimas al llegar a la casa de la mujer fueron amenazadas con un arma de fuego por sus familiares.

Las víctimas abandonaron el lugar corriendo y se trasladaron hasta la comisaría de la zona para denunciar el robo.

Personal de la Jefatura Departamental de Villa Gesell, de la comisaría interviniente y del Grupo Halcón, minutos después, detuvieron a la sospechosa y al allanar su casa encontraron varios de los objetos robados a los turistas y dos armas de fuego.

La detenida fue puesta a disposición del fiscal de turno, Cristian Centurión, que luego de tomarle declaración a los turistas robados, ordenó la captura del otro implicado en el hecho, un familiar de la mujer detenida, que esta mañana continuaba prófugo.


Fuente

Una detenida tras robo a turistas en departamento villa gesell

violencia


- Una mujer fue detenida hoy y un hombre permanecía prófugo, acusados de haber robado dinero y otros valores a un grupo de cinco turistas que eran sus inquilinos en un departamento alquilado, en la localidad balnearia de Villa Gesell, informaron fuentes policiales y judiciales.

Esta mañana a las 7.30 ocurrió el insólito episodio en un predio situado en Paseo 145 y avenida 12, en el sur geselino, que tiene una decena departamentos donde viven los propietarios que, a su vez, alquilan algunos de esos departamentos a turistas.

Fuentes judiciales informaron a Télam que cinco veraneantes oriundos de la localidad bonaerense de Olivos al regresar esta mañana al departamento descubrieron que les habían robado dinero y otros objetos de valor.

Las víctimas denunciaron que ante esa situación fueron a hablar con los dueños del lugar, pero algunos miembros de la familia propietaria los amenazaron con un arma de fuego y les sustrajeron más elementos de valor.

Según las fuentes judiciales, los turistas escaparon y alertaron de lo ocurrido a la policía, por lo que efectivos de la Jefatura Distrital Villa Gesell fueron hasta el predio y aprehendieron a una mujer como sospechosa del robo y las amenazas.

En un primer momento, los investigadores creyeron que en el inmueble se habían atrincherado otros sospechosos del hecho, por lo que rodearon la manzana con el personal del Grupo Halcón y el apoyo de un helicóptero.

Al respecto, un jefe policial que participó del operativo dijo a Télam que se sospechó que estas personas eran tres y portaban armas de grueso calibre.

En el lugar del hecho también estuvo presente el fiscal de turno, Cristian Centurión, quien les tomó declaración a los turistas robados y pidió una orden de allanamiento para entrar al inmueble de los sospechosos.

Un vocero judicial y el jefe policial consultado explicaron a Télam que el allanamiento se inició cerca de las 18 y que en el interior del inmueble se secuestraron un arma de fuego y distintos elementos supuestamente robados a los turistas, como dinero en efectivo, teléfonos celulares, perfumes, relojes y ropa.

Las fuentes coincidieron en que por el robo a los turistas hay un hombre prófugo, que es pariente de la mujer apresada, y que ambos forman parte de una misma familia, varios de cuyos miembros cuentan con antecedentes penales.

Los detectives continuaban esta noche con los allanamientos a más dependencias del inmueble ya que creen que los sospechosos cometieron robos contra otros turistas que veranean en otras casas de Villa Gesell.


Fuente

Insólito robo a un grupo de jóvenes turistas en Villa Gesell

Les saquearon el departamento. Cuando fueron a reclamarle al dueño, los golpearon.

Robos


Estaban en Villa Gesell trabajando y disfrutando unos días de playa. Por poco dinero, alquilaron un departamento lejos del centro. Todo estaba saliendo según lo planeado. Hasta que, al volver de una fiesta, los cuatro jóvenes se encontraron con que les habían entrado a robar. Entonces fueron a reclamarle al matrimonio dueño de la propiedad, que vive en un chalé que esta en el mismo terreno. Ahí llegó lo peor: después de una discusión, el dueño del lugar y su esposa salieron armados. A uno de los chicos le gatillaron en la cabeza y a la única mujer del grupo la golpearon.

El insólito episodio ocurrió ayer a la mañana en Paseo 145 y avenida 12, en el sur de Villa Gesell. Por la tarde, unos 50 policías de la Bonaerense fueron al lugar, allanaron la casa de los propietarios del departamento y detuvieron a la mujer. Su marido logró escapar por los techos y está prófugo. Los dos tienen antecedentes penales.

"En el interior de la casa de la pareja se secuestraron un arma calibre 38 y distintos elementos, supuestamente robados: 3.000 pesos, celulares, relojes y ropa. Creemos que ésta no es la primera vez que en esta casa les roban a turistas, ya que también encontramos unos 500 perfumes usados, chips de teléfonos y anteojos de sol", explicó una fuente de la investigación a Clarín.

Las víctimas del robo son Victoria Talarico (29); su pareja, Sebastián Finilla (23); y otros dos jóvenes: Esteban y Miguel. Los cuatro son de Olivos y habían llegado el 5 de enero a Villa Gesell para trabajar organizando eventos y, de paso, gozar de unos días de playa.

"Hasta el 15 estuvimos en una casa y, como mañana nos íbamos a Mar del Plata, necesitábamos algo por sólo tres días. Por ese lapso de alquiler, la pareja nos cobró 550 pesos. De entrada eran muy amables con nosotros. Nos dijeron que en la zona no había robos y que ellos estaban siempre ahí. Nunca imaginé que íbamos a terminar así", le explicó Victoria Talarico a Clarín ayer a la noche, todavía asustada.

La joven contó que, el sábado a la noche, los cuatro estuvieron trabajando hasta la madrugada en el parador Lupe Beach y que luego fueron a bailar a la disco Kú (de Pinamar). Minutos después de las siete de la mañana llegaron al departamento alquilado y descubrieron que los habían robado.

"Estaba todo revuelto. Nos sacaron 700 pesos, un bolso entero de ropa, un pasaje de micro y otras cosas. A mi novio le agarró un ataque de nervios, salió afuera y tiro una botella contra una pared, con tanta mala suerte que se cortó la mano. Fue ahí que salieron los dueños de la casa con otro hombre. Tenían armas y estaban borrachos", recordó Talarico.

La pareja golpeó a uno de los muchachos, a otro le gatillaron con un arma en la cabeza y la mujer arrastró de los pelos a Talarico por el jardín. Finalmente, los jóvenes lograron escapar y fueron a la comisaría 1° a hacer la denuncia.

Cerca de las 18 llegaronal lugar el fiscal Cristian Centurión (a cargo de la denuncia), policías de la Distrital de Villa Gesell, de la Departamental y del Grupo Halcón en patrulleros y helicópteros. Sólo agarraron a la mujer.


Fuente

Feroz y cruel asalto a 5 chicas

La víctimas son jóvenes de entre 24 y 26 años. Dos delincuentes ingresaron por la noche a la casa donde se hospedaban y a punta de cuchillo les robaron celulares, cámaras fotográficas y dinero.

Paz


Cinco chicas de entre 24 y 26 años que veraneaban en un dúplex de la localidad balnearia de Villa Gesell fueron asaltadas por dos delincuentes armados que les robaron dos teléfonos celulares, dos cámaras fotográficas y 100 pesos, informaron fuentes policiales.

Un jefe policial confirmó a Télam que el robo a las turistas "fue el primero de esas características en San Bernardo" y dijo que los dos delincuentes serían de la villa "El Perejil", ubicada a pocas cuadras de la vivienda asaltada y ya estarían identificados.

El hecho que se conoció hoy, ocurrió durante la madrugada del lunes último en una casa ubicada en Zuviría y Salta, de San Bernardo, donde se hallaban durmiendo cinco chicas, oriundas del partido de Quilmes, que estaban a punto de finalizar sus vacaciones.

"Regresaban a sus casas al día siguiente y estaban descansando un rato antes de emprender el viaje de vuelta", dijo un investigador.

En ese momento, dos jóvenes que serían menores de edad ingresaron a la casa y despertaron a las cinco chicas, a quienes amenazaron con un cuchillo y les exigieron la entrega del dinero y de los objetos de valor, ante lo cual las turistas le entregaron dos teléfonos celulares, dos cámaras fotográficas y unos 100 pesos.

Según las fuentes, una de las chicas sufrió una crisis nerviosa y reaccionó a los gritos, ante lo cual los asaltantes escaparon del lugar a la carrera.

El caso es investigado por personal de la comisaría de San Bernardo y la Distrital del Partido de la Costa, que aguardan una orden judicial para realizar distintos procedimientos en procura de apresar a los ladrones


Asaltaron y abusaron de cuatro chicas

Cuatro amigas turistas de entre 22 y 23 años fueron abordadas por un ladrón y abusadas sexualmente en la casa que alquilaron

vacaciones


Cuatro jóvenes que veranean en Pinamar fueron asaltadas y manoseadas por un delincuente que las interceptó cuando ingresaban a la vivienda que alquilan en esa ciudad balnearia, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho sucedió en una vivienda de la calle Del Lenguado, a la que las jóvenes regresaban.

Según contaron fuentes policiales, un delincuente desarmado interceptó a las chicas cuando entraban a la vivienda e ingresó con ellas.

Rápidamente, el asaltante se introdujo en la cocina y sacó un cuchillo de un cajón, con el que amenazó a las jóvenes para que le entregaran dinero.

Siempre según la información policial, el delincuente, bajo amenazas, obligó a las chicas a ir hasta el dormitorio, donde le dijo a una de ellas que se levantara la remera y le exhibiera su cuerpo, tras lo cual la manoseó.

Las fuentes explicaron que tras manosear a todas las jóvenes y besarlas, el delincuente escapó con aproximadamente 1.000 pesos robados a las víctimas.

La denuncia por abuso sexual fue radicada en la seccional de Pinamar e interviene la fiscalía descentralizada 3 de ese distrito.

Los informantes dijeron que, en base a los dichos de las chicas, se estableció que el delincuente mide 1,70 metros, tiene la cabeza rapada y al momento del hecho llevaba una gorra, lentes de sol, un bermudas negro y una remera gris de manga corta.

El delincuente no fue por el momento detenido, aunque la policía trabajaba para localizarlo.


Caso Bergara: detuvieron a un hombre en Villa Gesell

Se trata del primer civil apresado en el marco de la causa que investiga el secuestro del empresario; le habrían encontrado un celular con el que los captores se contactaron para pedir el rescate.

tranquilidad


Un hombre fue detenido en la localidad balnearia de Villa Gesell en el marco de la investigación por el secuestro del empresario Leonardo Bergara, liberado el 24 de enero tras permanecer 33 días cautivo, luego de ser raptado el 22 de diciembre en su casa de Ranelagh.

Fuentes policiales informaron que el sospechoso es el primer civil detenido en la investigación del secuestro de Bergara, por la cual hay detenidos cuatro policías.
Según las fuentes, en poder del detenido se encontró un teléfono celular desde el cual los captores se habrían comunicado con la familia del empresario para pactar el pago del rescate concretado en la ciudad balnearia de Pinamar.

La vivienda del sospechoso había sido allanada días atrás, cuando se secuestró el celular, pero en su momento tanto la fiscal federal de Quilmes Silvia Cavallo como el juez Luis Armella no habían encontrado elementos de prueba suficientes como para detenerlo.
Concretamente, la vinculación del detenido con la causa está relacionada con el proceso del pago de los 230.000 dólares y joyas entregados por Gustavo Bergara, hermano del empresario, a los secuestradores en el balneario "La Frontera" de Pinamar.

El hermano del empresario había sido orientado telefónicamente por los captores para que se dirija hacia la zona balnearia después de hacerlo pasar por varios lugares y una vez en Pinamar, le dijeron que se dirija a un parador de una de las playas.
Una vez allí, le dijeron que había algo para él y al llegar al lugar indicado escuchó el sonido de un teléfono celular por lo que atendió y oyó la voz de uno de los captores que le dio más precisiones para llegar al balneario La Frontera.
Según determinaron los investigadores, desde el teléfono que usó el hermano de Bergara y el que utilizaron los captores se registraron llamados al aparato encontrado en Villa Gesell cuyo poseedor fue arrestado hoy.
Bergara, de 37 años, fue secuestrado el 22 de diciembre pasado en Ranelagh y liberado 33 días más tarde en una vivienda de la localidad bonaerense de El Pato, después de que su familia pagara el rescate.
Por el caso hay cuatro policías detenidos, el oficial Víctor Vega, quien se desempeñaba en el gabinete de Criminalística de la Distrital de Berazategui; el teniente Maximiliano Costa, de la comisaría primera de Quilmes; el subteniente Jorge López, en cuya casa de El Pato fue encontrado el empresario y el ex cabo José Luis Pardini, quien tenía una veintena de celulares a su nombre, desde algunos de los cuales se detectaron llamadas extorsivas a la familia de Bergara.

El juez del caso, Armella, se tomó licencia por lo que fue reemplazado por un subrogante: Alejandro Taraborelli, secretario de Asuntos Jurídicos de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora y vicepresidente del Colegio de Abogados de ese partido del sur del Gran Buenos Aires.


Fuente


CONCIENCIA COLECTIVA: TOMEN TODAS LAS PRECAUCIONES ANTES DE VERANEAR. SALUDOS