“Forajidos de la Patagonia” es una película de aventuras con elementos de western que transcurre en la actualidad.



“Cuando me enteré que Butch Cassidy y Sundance Kid vivieron en Chubut, sentí enseguida que ahí había una película”, cuenta Damián Leibovich, director de “Forajidos de la Patagonia”, película que se está rodando estos días en Esquel. “Investigando, grande fue mi emoción al descubrir que seguían en pie las cabañas que habían ocupado en Cholila. Ese fue el disparador para el guión de la película”, dice Leibovich.

“Forajidos de la Patagonia” será casi completamente filmada en la ciudad de Esquel, con tomas en la estación de La Trochita, la comisaría local, el hipódromo y en casas de arquitectura tradicional, además de las encantadoras calles de la ciudad. Participan un número importante de actores locales. Leibovich explica que “Forajidos...” no es un western hecho en Argentina “como Sergio Leone hizo magistralmente en Italia”, sino que se trata de un “western argentino”, en el sentido de que “los personajes y sus circunstancias resultan cercanos, contraponiéndose a los arquetipos del género”.

Así como Butch Cassidy y Sundance Kid intentaron apropiarse de las tierras que ocuparon en Chubut hacia 1901, “Forajidos ...” se quiere apropiar del género norteamericano por excelencia. “Espero tener mejor suerte que ellos, ya que Butch y Sundance tuvieron que huir del país en 1905 y murieron baleados, seis años después, en Bolivia”, comenta el director. La historia cuenta que a fines del siglo XIX, la “Pandilla Salvaje” asaltó trenes, bancos y empresas mineras, convirtiéndose en los delincuentes más buscados de los Estados Unidos.

Se filma en Esquel “Forajidos de la Patagonia”

En 1901, Butch Cassidy, Sundance Kid y Etta Place escaparon de Wyoming rumbo a la Patagonia, con un botín que hoy valdría unos 2.500.000 de dólares. Los bandidos se instalaron en Cholila, provincia de Chubut, y vivieron como respetables ciudadanos hasta que en 1905 las autoridades descubrieron su verdadera identidad obligándolos a escapar. Del botín nunca se supo nada. “Forajidos de la Patagonia” es una película de aventuras con elementos de western que transcurre en la actualidad.

Pancho es un realizador cinematográfico de Buenos Aires que busca financiar su tercera película independiente y viaja a la Patagonia, empujado por su abuelo Fausto, a buscar el millonario botín que Butch Cassidy dejara al huir en 1905. Hay una clave fundamental para hallar el botín: un cuadro pintado por el mismísimo Cassidy, que señala el lugar donde está enterrado el tesoro.

En el camino, conoce a Nancy, una joven funcionaria de Patrimonio Cultural, necesaria para guiarlo, ya que es ella quien encontró el cuadro y quien conoce los hechos históricos. Se les suma Aníbal, quien tiene el único objetivo de seducir a Nancy. Perseguidos por el Comisario Gálvez, deben competir contra el poderoso Dimitri (un desalmado buscador de tesoros) que también sabe del cuadro y de la existencia del botín escondido.

La aventura los lleva a por las localidades de Esquel, el Parque Nacional Los Alerces, Cholila (donde la cabaña original de Butch Cassidy sigue en pie), Lago Puelo y El Maitén, donde deben subirse al Trochita (el viejo expreso Patagónico) y deshacerse de Gálvez para lograr su objetivo. “Como cineasta argentino, me preocupa conseguir el equilibrio entre la necesidad de contar una historia personal, y al mismo tiempo llegar al público universal.

Por eso, sin intentar huir del lugar común, abrazamos la idea de tener un protagonista cineasta, corriendo el riesgo de caer en la autoreferencia. De esta manera, pudimos poner en relieve ciertos aspectos relacionados con “la identidad audiovisual”, tanto en el sentido formal como narrativo, sin tener que forzar la trama”, dice Leibovich. La película cuenta con un crédito del INCAA y ha sido declarada de Interés Provincial, la coordinación del Viejo Expreso Patagónico contribuirá con la puesta en marcha del “Trochita”, la Administración de Parques Nacionales (APN) aportará la logística dentro de las áreas bajo su jurisdicción.

Por su parte, la Municipalidad de Esquel ha declarado el proyecto de interés municipal y brindándole un importante apoyo, a través de las áreas de Cultura y Turismo, ya que considera que este emprendimiento servirá como una como una herramienta de promoción turística de la ciudad y la región como un todo. El estreno de este film en salas comerciales está previsto para el mes de septiembre de 2010.



Feunte: http://www.rionegro.com.ar/diario/2010/01/28/1264671926.php