* En este post coloque algunas fotos encontradas

En google, hay varias que son fotos privadas de la

Gente que no conozco, simplemente la foto que

Buscaba concedía con buena o mala costumbre.


En caso que hay una foto tuya, tus amigos o

Familiares,

Avisen por (mp) y la reemplazare!!





10 (malas) costumbres argentinas


1- Tapar la patente del auto para evitar las multas fotográficas.

cosas argentinas
Lo curioso son los elementos utilizadas para cubrir la identificación. Entre ellos: una cinta roja, una cinta negra (que modifica alguna de las letras de la patente), un pedazo de cartón o algún trozo de tela dejándose caer desde el baúl como accidentalmente que casualmente cubre los números de la chapa. En fin, la lista es interminable, pudiendo encontrar incluso por sobre la patente una foto del general Perón o una calcomanía de Carlos Gardel.

Regla infalible: Todos los individuos que incurren en dichos actos son los más críticos con la coyuntura argentina: "Y qué querés, este país es un desastre, nadie cumple la ley, todo es una joda".

2- Caminar con paraguas en días de lluvia por el lado de la pared

bandera

Todo aquel que no salió a la calle con paraguas, ya sea por despistado, porque se lo olvidó, o simplemente porque la lluvia lo tomó por sorpresa, automáticamente atina a cubrirse mediante los balcones o los carteles sobresalientes de los comercios. El problema se presenta cuando algunos de estos idiotas se les cruzan por el camino. El último de ellos que me llevó por delante me clavó el paraguas en el pecho; aún lo llevo conmigo.

Regla infalible:
Son seres despreciables, inseguros y mezquinos. (No me pregunten por qué; estoy enfadado: se me acaba de abrir el paraguas que llevo incrustado).

3- No respetar el lugar en la fila.



Hay personas que harían cualquier cosa, menos esperar su turno mientras hacen la fila. Serían capaces, incluso, de respetar un poco más al prójimo (bueno tampoco tanto). Pueden llegar a hacerse pasar por sordos, ciegos, mudos, inválidos, bomberos o incluso ladrones. La cuestión es no demorar más de la cuenta y, sobretodo, birlarle la posición al otro; parecería que eso en sí mismo les genera placer.

Regla infalible:
Las señoras mayores nunca quieren hacer la fila; siempre intentan robarle el lugar a otro, aún cuando se los ceden. Quizás les eleve la adrenalina; un misterio.

4- Incinerarse vivo el primer día de vacaciones.

himno


El color caribeño queda muy bien; de eso no hay dudas. Ahora bien, tampoco es lógico querer adquirir ese tono en sólo un día. Sobre todo teniendo la piel similar a Drácula con anemia a al Tío Lucas. Resultado más común: quemadura de segundo grado y tres o cuatro días sin pisar la playa, con lo cual vuelven más pálidos que antes de llegar. Moraleja: más vale ser blanco auténtico que "tostado" en terapia intensiva. Reflexión: ¿La frase del disco de Charly García, "Estaba en llamas cuando me acosté" estará inspirada en algún veraneo ardiente del bicolor?

Regla infalible:
el 95 % de los argentinos incurre en estas prácticas.

5- Hacerse el dormido para no ceder el asiento en el transporte público.

Presidentes

Aunque no lo crean, quienes incurren en esta práctica, se jactan de realizarla. Es muy común escuchar: "Je, yo me hago el dormido cada vez que entra una anciana o una mujer embarazada". Sin comentarios, ¿no?. No obstante, por suerte no son la mayoría de mis compatriotas.

Regla infalible:
Cuánto más listo se cree aquel que se incluye en este punto más idiota será. Consejo: escápenle.

6- No apagar el teléfono celular donde está restringido su uso.


escarapela
Argentina


Muchos argentinos actúan como si el pequeño aparatito fuera una extensión de su cuerpo. No pueden estar un minuto sin él y mucho menos apagarlo, claro. Esta manía roza la estupidez: en los bancos, por ejemplo, su uso está prohibido para evitar comunicaciones entre eventuales ladrones. No obstante, estos simpáticos obsesivos intentan dejarlo encendido hasta traspasar cualquier límite. Lo llamativo es que no advierten que de alguna manera están generando su propio robo.

Regla infalible:
Quién no apaga nunca el celular es impotente y/o frígida. (Disculpen no tiene lógica, pero me caen muy mal estos muchachitos).

7- Apostarse en la puerta de salida de cualquier transporte turístico media hora antes de llegar a destino.

argentino

Sí, sí, suena increíble, pero es así. El motivo es in-en-ten-di-ble: ¿Ansiedad, instintos suicidas, estupidez, genialidad (digo, por que nadie lo entiende) o movimiento de masas? Quién lo sabrá. Lo gracioso es que finalmente, en la salida del aeropuerto, terminal o estación, salen todos (los desesperados y los seres racionales) al mismo momento. Debo confesarlo: más de una vez he deseado que les abran la puerta así canalizan sus desmesuradas ansias en el agua (sí, viajo mucho en barco y qué) .

Regla infalible:
Cuánto más numerosa es la familia parapetada en la salida de un transporte, más exagerada será su espera. Es decir, una pareja con cinco hijos en un viaje de una hora ni siquiera utilizará los asientos.

8- Arrojar basura en la vía pública.


viva

Conclusión: hay personas que quieren neutralizar sus frustraciones deportivas lanzando latas, papeles o envoltorios de snacks emulando así a su ídolo. Esta bien que sean sucios, pero qué necesidad hay de ser tan ampuloso. Al menos, arrójenlo con un poco de disimulo; hagan de cuenta que se les cayó. En el mejor de los casos, podemos encontrar a aquellos que, en un buen día e imitando a Manu Ginóbili, embocan sus "tiros" en el cesto.

Regla infalible: Siempre hay una justificación cuando alguien los critica por arrojar un objeto. Las excusas son de las más disparatadas: "Qué querés que haga, esa lata sobrecargaba demasiado a mi carro. Lo hice por precaución", puede ser alguna de los argumentos esgrimidos.

9- Creer que se sabe de todos los temas y no callarse a tiempo.
orgullo


Dicen que no hay nada más sabio que reconocer nuestras propias limitaciones. Bueno, hay una porción importantes de argentinos que esta frase no la escucharon nunca. O, a juzgar por su proceder, no la entendieron. Al escuchar al prójimo también se aprende y además nos ahorramos muchos papelones. En concreto: cualquiera no puede opinar sobre Física cuántica o polemizar sobre la teoría de la relatividad como si estaríamos analizando un partido de fútbol. Conozco una persona (merecería que la nombre) que me sirve como claro ejemplo. Antes que nada cuestiona, luego advierte de qué se está hablando, después recapacita si es idónea en ese tema, finalmente concluye en que no. Pero eso no le importa, sigue discutiendo. La he escuchado debatir con ingenieros agrónomos a partir de su experiencia en la plantación de quinotos. Resultado: dilapido el ánimo del profesional quien, totalmente enajenado, le mando a guardar los quinotos en lugares recónditos que ahora no vienen a cuento.

Regla infalible:
A opinión más diversa y más abarcadora, menor conocimiento.

10- No hacerse nunca cargo.

jura la bandera

Aquí están incluidos el cien por ciento de los argentinos. Ejemplo concreto: ninguno de los compatriotas que lea esta nota se sentirá identificado con algunos de los puntos descriptos. En el mejor de los casos lo tomarán como una exageración que, obviamente, no se condice con la realidad. En su defecto, reconocerán muchos de los ítems pero en el otro, nunca en ellos mismos. Yo mismo estaré detallado en algunos de los puntos, pero me considero totalmente exento. ¿Quizás sea la excepción a la regla? (¡Qué caradura!).

Regla infalible:
Nadie se hace cargo, nadie, créanme.




10 (buenas) costumbres argentinas


1- La solidaridad ante cualquier problema o hecho desafortunado.

cosas argentinas

Podrán existir discusiones, peleas o inclusos posiciones antagónicas, pero si alguien está pasando por un mal momento no se dudará en ofrecerle ayuda. Obviamente, al poco tiempo volverá todo a la normalidad. Aunque el gesto vale; una buena costumbre argentina.

2- La alta predisposición a reunirse con familiares y amigos.

bandera

Cualquier ocasión es buena para organizar una cena, asado, té, baile de disfraces o pijama party. ¿Los motivos? Infinitos: cumpleaños, graduaciones, bautismos, reencuentros de estudiantes, futuros viajes, mudanza, despedidas de soltero, uniones matrimoniales (extras también) y hasta separaciones.

3- Bromear con los propios defectos.

Y DICEN QUE SOY ABURRIDO

himno
Es habitual ver a algún compatriota referirse con humor hacia algunos de sus defectos, ya sea relacionado con su físico o personalidad. Un gesto destacable, aunque hay que reconocer que la predisposición es mucho mayor cuando el objeto de las bromas son las destinadas al prójimo.

4- No perder la capacidad de asombro.

Presidentes

Los argentinos han visto desfilar a cinco presidentes en sólo una semana por la Casa Rosada; han contemplado los procesos judiciales de cientos de funcionarios corruptos que luego -como si nada ocurriera- permanecieron en política, padecieron el robo de las entidades bancarias, sufrieron (aunque muchos lo pidieron) al mismo ministro de Economía en innumerables oportunidades, vivieron diez años de menemismo (con todo lo que ello implica) y la lista podría continuar indefinidamente. Ahora bien, no obstante, continúan sorprendiéndose. Al mismo tiempo esto denota una mala costumbre de mis compatriotas: la falta de memoria.

5- Reunirse a beber unos mates al menos con la excusa de charlar un momento.

escarapela

La típica frase "che, hacemos unos verdes" no alude sólo a la simple acción de succionar, bombilla mediante, agua caliente y yerba en un recipiente de calabaza. Apunta, además, a sentarse y tomarse unos minutos con un amigo para conversar, reírse, "chusmear" o contarle un secreto. Esta "sana costumbre" excede la calidad de la infusión. De hecho, mi amigo Ángel Barragán hace los peores mates del planeta (lavados, muy calientes, ...en fin, horribles). No obstante, incurrimos en dicha acción por más de una hora como si fueron los mejores "verdes" que jamás hayamos probado.

6- Hacer gala del buen comer (y del buen beber).

Argentina

Si el colesterol cotizaría en Bolsa y lo medirían un día de "comilona" en la Argentina, este país tendría resueltos gran parte de sus problemas financieros. Vermouth, picada, entrada; primero, segundo y tercer plato; postre y un champancito (champagne) como estocada final. Ese es el derrotero gastronómico de un argentino medio cuando se reúne a comer con familiares o amigos. Ustedes dirán: "demasiado para un solo día". Puede ser, pero lo innegable es que aquí, en materia de comida y bebida, no se escatima en nada. Y generalmente la calidad es muy elevada. (Perdón, ya vuelvo. Voy a picar algo).

7- Concebir a las mujeres más bellas del planeta.
QUE FALSOS POR DIOS!!!!!!!!!!!

argentino
Sí, sí, amigos, perdón por la pedantería pero la afirmación es muy cierta: tenemos las mujeres más lindas del mundo. Algunos podrán cuestionarme y decirme que esto no es una costumbre, si no que el azar y la genética nos jugaron una buena pasada. A ellos, como respuesta les transcribo una parte de la definición de la palabra costumbre: "...modo habitual de obrar por la repetición de los mismos actos".

8- Reunirse con amigos a mirar fútbol en un bar.


viva

Al igual que con el mate, más allá del encuentro programado en TV, lo importante es juntarse con los "muchachos" a beber unas cervecitas frías, a debatir sobre fútbol y hablar sobre mujeres. El programa, a priori, es siempre tentador. Claro que no todo es charla: si el equipo favorito gana, mucho mejor.

9- Hacer los mejores asados del mundo.
orgullo


A la estaca, a la parrilla, o incluso al horno. Los mejores asados de carne vacuna están en Argentina. Y eso en gran parte es responsabilidad del asador. Otra buena costumbre que, obviamente, incluye la reunión social; generalmente con gran número de asistentes. Si no, no sería un digno asado.

10- Reunirse.
jura la bandera


Como quedo claramente expuesto en varios puntos de la nota, uno de las características más destacables de los argentinos es hacer un arte de las reuniones entre su gente querida. Aspecto que muestra que la calidez y el culto por la amistad hace uno de los mejores valores de mis compatriotas.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Post editado y renovado



MUCHAS COSAS SOBRE ARGENTINA


Se explica aquí el origen del nombre de la República Argentina..


La palabra argentina proviene del latín argentum ('plata'). Ya desde las épocas de Pedro de Mendoza para referirse a la región del Río de la Plata, se utilizaron los nombres de Gobernación del Río de la Plata y Provincias del Río de la Plata. En 1776 el nombre del territorio se oficializó como Virreinato del Río de la Plata.

El río que da su nombre al virreinato, es el que en 1516 Juan Díaz de Solís denominó Mar Dulce, llamado también río de Santa María y río de Solís. Los portugueses lo denominaban Rio da Prata a causa de los rumores que postulaban la existencia de metales preciosos, y que finalmente se impuso como Río de la Plata.

La latinización del nombre apareció en un atlas veneciano de 1536, y luego Martín del Barco Centenera, miembro de la expedición de Juan Ortíz de Zárate, imitando a Ercilla con su La Araucana, publicó en 1602 un largo poema de la historia del río de la Plata y de los reinos del Perú, Tucumán y del Estado del Brasil, bajo el título La Argentina, en el que se denomina al territorio del río de la Plata como El Argentino.

Ya en el Alto Perú se llamaba a Charcas, la Ciudad de la Plata o Ciudad de Argentina, como figura en los textos del Capítulo General de la Orden Franciscana, celebrado en Valladolid en 1565.

Entre fines del siglo XVIII y comienzos del XIX el poeta Manuel José de Lavardén incluyó el adjetivo "argentina" en su obra, y desde el periódico El Telégrafo Mercantil se expandió el término Argentina como nombre del país, apareciendo en la obra de Vicente López y Planes Triunfo Argentino, así como en el texto del Himno Nacional.

El nombre de Argentina sin embargo, no se utilizó en los comienzos del Estado, figurando en cambio Provincias del Río de la Plata para la Primera Junta; Provincias Unidas del Río de la Plata en 1811 y en la Asamblea de 1813; y Provincias Unidas de Sudamérica para el Congreso de 1816.

El Congreso de 1824 la denominó Provincias Unidas del Río de la Plata en Sudamérica, Nación Argentina, República Argentina y Argentina, en la constitución sancionada el 24 de diciembre de 1826 la Constitución de la República Argentina; aunque por su carácter unitario la Constitución de 1826 nunca entró en vigor, sentó el precedente del término, que aparecería en todos los bocetos subsiguientes.

Durante el gobierno de Juan Manuel de Rosas, se emplearon entre otros los nombres de Confederación Argentina, Estados Unidos de la República Argentina, República de la Confederación Argentina y Federación Argentina.

La Constitución de 1853 se sancionó en nombre del pueblo de la Confederación Argentina, pero la Convención Nacional de Santa Fe modificó el texto constitucional promulgándolo el 1º de Octubre de 1860, donde se cambió el término Confederación por Nación, y Provincias Confederadas por Provincias; se agregó además un nuevo artículo, el número 35, que dice: "Las denominaciones adoptadas sucesivamente desde 1810 hasta el presente, a saber, Provincias Unidas del Río de la Plata, República Argentina, Confederación Argentina, serán en adelante nombres oficiales indistintos para la designación del gobierno y territorio de las provincias, empleándose las palabras Nación Argentina en la formación y sanción de las Leyes".

El 8 de octubre de 1860 en la ciudad de Paraná, el presidente Derqui decretó que "siendo conveniente a este respecto establecer la uniformidad en los actos administrativos, el Gobierno ha venido a acordar que para todos estos actos se use la denominación República Argentina".

Desde 1860 el General Mitre utilizó el nombre de Presidente de la República Argentina, quedando fijado desde entonces definitivamente el nombre con el que se reconocería mundialmente a este país.

Historia sobre la creacion de la Bandera Argentina
cosas argentinas
La bandera argentina fue creada por Manuel Belgrano el 27 de febrero de 1812, durante la gesta por la Independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata; Belgrano tomó los colores de la escarapela que ya estaba en uso. La primera vez que la bandera se izó en Buenos Aires fue el 23 de agosto de 1812, en la torre de la iglesia de San Nicolás de Bari, donde hoy se encuentra el Obelisco.

La Asamblea de 1813 promovió en secreto su uso, pero no produjo normas escritas al respecto. El Gobierno no deseaba insistir en ese momento con símbolos independentistas.

Tras la declaración de independencia el 9 de julio de 1816, la bandera azul celeste y blanca fue adoptada como símbolo por el Congreso el 20 de julio de 1816; el Congreso le agregó el sol el 25 de febrero de 1818.

El 8 de junio de 1938, con aprobación del Congreso, el entonces Presidente de la Nación, Roberto M. Ortiz, promulgó la ley 12361. Esta dispone que el 20 de junio es el Día de la Bandera y lo declara feriado nacional, como homenaje a Manuel Belgrano (fallecido el 20 de junio de 1820).

Características de la Bandera Argentina

bandera
Está compuesta por tres franjas horizontales de igual tamaño, la superior y la inferior de color azul celeste, y la central blanca; en el centro, un sol amarillo oro.

Las medidas de la Bandera Oficial son 1,40 m de largo por 0,90 m de alto (es decir, una proporción 9/14).



Colores de la bandera Argentina




Los argentinos llamamos simplemente celeste al tono claro de azul de nuestra bandera (en inglés, el adjetivo cerulean significa lo mismo, “color del cielo”). De modo que celeste y blanca es más frecuente que azul y blanca al referirnos a la bandera. Más allá de esta definición, se ha debatido desde siempre cuál sería el tono exacto de este celeste o azul claro.


Tener en cuenta


- La bandera se iza aunque llueva.
- Se iza al salir el sol y se arría al ponerse.
- Nunca debe quedar izada por la noche.
- No se lava, no se plancha, no se dobla, no debe tocar el piso (se hace un bollo con el sol hacia arriba)
- Se cambia solamente cuando no se distingue el color
- La Bandera de la nación debe ser izada más alta.
- En inauguraciones: la cinta no debe caer al piso.

En caso de duelo: himno
a media asta: primero izar al tope y luego descender.

Para arriarla: izar al tope y luego arriar.
En fechas Patrias: izadas al tope (25 de mayo, 20 de junio, 9 de julio, y 17de agosto)
Ejemplo: días de duelo 24, 25 y 26 de mayo 24 y 26 a media asta – día 25: al tope

En los edificios públicos:
Deben ser colocadas a la derecha de la puerta de entrada principal, mirando desde la puerta para afuera.

Banderas de ornamentación:
Para la ornamentación de locales, se usarán los colores nacionales en forma de bandera, sin sol, escarapela, estandarte o gallardete. Estas ornamentaciones nunca deben ser colocadas a mayor altura que la Bandera Nacional.

JURA DE LA BANDERA
Presidentes
Manuel Belgrano
Jujuy, 25 de Mayo de 1812
Copia textual - "Símbolos de la Nación Argentina" - Ministerio del Interior - 1968

"Alumnos: la Bandera blanca y celeste - Dios sea loado- no ha sido jamás atada al carro triunfal de ningún vencedor de la tierra.
Alumnos: esa bandera gloriosa representa la patria de los argentinos.
Prometéis rendirle vuestro más sincero y respetuoso homenaje; quererla con amor intenso y formarle desde la aurora de la vida un culto fervoroso e imborrable en vuestro corazones; prepararos desde la escuela para practicar a su tiempo con toda pureza y honestidad las nobles virtudes inherentes a la ciudadanía; estudiar con empeño la historia de nuestro país y las de sus grandes benefactores a fin de seguir sus huellas luminosas y a fin también de honrar a la Bandera y de que no se amortigüe jamás en vuestras almas el delicado y generoso sentimiento de amor a la Patria.
En una palabra, prometéis hacer todo lo que esté en la medida de vuestras fuerzas para que la Bandera argentina flamee por siempre sobre nuestras murallas y fortalezas, a lo alto de los mástiles de nuestras naves y a la cabeza de nuestras legiones y para que el honor sea su aliento, la gloria su aureola, la justicia su empresa".
Los alumnos puestos de pie y extendiendo el brazo derecho hacia la bandera, contestarán:
SI, PROMETO.



LETRAS DE LAS CANCIONES DEDICADAS A LA BANDERA NACIONAL ARGENTINA


MI BANDERA

Aquí está la bandera idolatrada,
la enseña que Belgrano nos legó.
Cuando triste la Patria esclavizada
con valor sus vínculos rompió.

Aquí está la bandera esplendorosa
que al mundo con sus triunfos admiró.
Cuando altiva en la lucha y victoriosa
la cima de los Andes, escaló.

Aquí está la bandera que un día
en la batalla tremoló triunfal,
y llena de orgullo y bizarría
a San Lorenzo se dirigió inmortal.

Aquí está como el cielo refulgente
ostentando sublime majestad.
Después de haber cruzado el continente
Exclamando a su paso ¡Libertad!
¡Libertad! ¡Libertad!

*********************

SALUDO A LA BANDERA

Salve, Argentina,
bandera azul y blanca.
Jirón del cielo
en donde impera el Sol.
Tú, la más noble,
la más gloriosa y santa,
el firmamento su color te dio.

Yo te saludo,
bandera de mi Patria,
sublime enseña
de libertad y honor.
Jurando amarte,
como así defenderte,
mientras palpite mi fiel corazón.

Leopoldo Corretjer

Juan Imbroisi / J. Chassaing

*********************

AURORA

Alta en el cielo, un águila guerrera
Audaz se eleva en vuelo triunfal.
Azul un ala del color del cielo,
Azul un ala del color del mar.

Así en el alta aurora irradial.
Punta de flecha el áureo rostro imita.
Y forma estela el purpurado cuello.
El ala es paño, el águila es bandera.

Es la bandera de la patria mía,
del sol nacida que me ha dado Dios.

Es la bandera de la patria mía,
del sol nacida que me ha dado Dios.

H.C.Quesada, L.Illica, H. Panizza



Escarapela de la Republica Argentina
escarapela
Debemos remontarnos a días anteriores al 25 de mayo de 1810, pues está comprobado que French y Berutti y los "chisperos", que acaudillaban, iniciaron la distribución de cintas celestes y blancas en la hoy Plaza de Mayo.

La primera fecha más o menos cierta del uso de los colores actuales es la del 19 de mayo de 1810, y es a la mujer porteña a quien le corresponde tal honor.

El error de atribuir a French la creación de la escarapela, posiblemente haya nacido de la tradición oral, recogida por Mitre mientras preparaba una de sus obras.

Una comisión oficial nombrada en 1933, explica satisfactoriamente como pudo haber ocurrido.

"Uno de los chisperos" de French, que para esa época contaba con 16 años, refirió a Mitre el acto de cintas el 25 de mayo, sin hacer mención de que esos colores eran divisa de dama y caballeros.

Otra fuente de Mitre, militar, recordaba, que su jefe de 1810, había distribuido cintas entre el grupo a que pertenecía, pero no advirtió que tales colores ya eran usados como una tendencia.

Pero queda confirmada la información por las memorias de Zaavedra que al referirse a los sucesos del día 22 en la plaza de la Victoria, estaba toda llena de gente y se adornaban en el sombrero de una cinta azul y otra blanca.

Cuando la escarapela es anunciada oficialmente por el Triunvirato, el 18 de febrero de 1812, se extingue la escarapela española, y se manda usar en los ejércitos la blanca y celeste (se refiere a la cucarda), que los ciudadanos empezaron a usar el 23 de marzo de 1811.

El día de la escarapela, fue instituido por el Consejo Nacional de Educación, en el año 1935 y la celebración de efectúa el 18 de mayo


Mi traje de gala

Hoy me he vestido de gala
sobre el blanco delantal,
una hermosa escarapela,
mi madre ha prendido ya.

Hoy hay fiesta en la montaña,
en el valle, en la ciudad;
mi escuela está engalanada
en el patio principal;
hay un cielo de banderas,
que encela al cielo real;
y lo mismo que en aquel
un coro de ángeles hay,
que entonarán la sagrada
y bella canción nacional.

Hoy me he vestido de gala
sobre le blanco delantal,
brillará como una estrella,
¡La divisa nacional!

(Amanda Rega Molina)

La Escarapela

Esta cinta es celeste
y aquella blanca,
cuando las dos van juntas
nombran la Patria.

(Campos-Menghi)

Copla a la Escarapela

Yo le dije a una paloma
del palomar de la escuela
"Quisiera una flor del cielo",
y trajo una escarapela.

(Miguel A. Gomez)

Mi Escarapela

Cinta celeste y blanca
distintivo de mi Nación.
Prendida en mi pecho
alegra mi corazón.

La Escarapela
(Canción Patriótica)

Plaza Victoria,
en tu recinto
nació la rosa
del año diez
Tus jardineros
French y Berutti,
en sus sombreros
la hicieron ver.

La escarapela,
la escarapela,
la escarapela
del año diez,
hoy ha crecido,
hoy es inmensa,
hoy de mi Patria,
bandera es.

Celeste y blanca,
la más hermosa,
nació la rosa
que Mayo dio.
Luce en el ala
de los sombreros,
luce del lado del corazón.

La escarapela,
la escarapela
la escarapela
del año diez,
hoy ha crecido,
hoy es inmensa,
hoy de mi Patria,
bandera es.

Todos lo años
retorna en Mayo
como un milagro
de nuestro amor
y nos recuerda
la Patria hermosa
y nos evoca la tradición.

La escarapela,
la escarapela,
la escarapela
del año diez,
hoy ha crecido,
hoy es inmensa,
hoy de mi Patria
bandera es.



EL ESCUDO NACIONAL
Argentina
El escudo nacional Argentino tiene su origen en el sello usado por la Soberana Asamblea General Constituyente de 1813. Pero no se conoce decreto ni resolución de la misma imponiendo la adopción de dicho sello. Empero, se infiere que esta medida debió ser tomada en las primeras sesiones de la memorable Asamblea, pues ya en un decreto del 22 de febrero , firmado por Alvear y Vieytes, aparece el escudo en un sello de lacre. La primera mención expresa data del 12 de marzo del mismo año, al disponerse que el Supremo Poder Ejecutivo o sea el Segundo Triunvirato usase el mismo sello que la Soberana Asamblea, con la única diferencia de la inscripción correspondiente alrededor de los atributos. Otro decreto, fechado el 27 de abril, asigna ya carácter de emblema nacional a ese sello al ordenar que las armas del rey fijadas en lugares públicos o que figuren en los escudos y banderas de algunas corporaciones sean sustituidas por las armas de la Asamblea.

DESCRIPCIÓN Y SIGNIFICADO

No existe disposición que fije los colores del escudo nacional, pero ellos surgen de la natural coloración de sus atributos. El rayado horizontal que ostenta el cuartel superior del ovalo indica que se trata del color azul, conforme a las consuetudinarias leyes de la heráldica. Los colores nacionales argentinos, azul y blanco, constituyen, pues, los dos cuarteles del escudo, dividido por una línea horizontal en la parte media, y se ha entendido que debe ser azul del mismo matiz celeste que la bandera nacional. La pica es de color castaño, por ser su asta de madera; las manos son de color carne; el gorro frigio rojo, de acuerdo con la tradición de la Revolución Francesa; el sol es amarillo oro y los laureles verdes. La cinta que los ata lleva los colores nacionales

Himno Nacional Argentino

Oid ¡mortales! el grito sagrado:
¡Libertad, Libertad, Libertad!
Oid el ruido de rotas cadenas:
Ved en trono a la noble Igualdad.

Se levanta la faz de la tierra
Una nueva y gloriosa Nación:
Coronada su sien de laureles
Y a sus plantas rendido un León

Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir.
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.

De los nuevos campeones los rostros
Marte mismo parece animar;
la grandeza se anida en sus pechos,
A su marcha todo hace temblar.
Se conmueven del Inca las tumbas
Y en sus huesos revive el ardor,
Lo que ve renovando a sus hijos
De la Patria el antiguo esplendor.

Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir.
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.

Pero sierras y muros se sienten
Retumbar con horrible fragor:
Todo el País se conturba por gritos
De venganza, de guerra y furor.
En los fieros tiranos la envidia
Escupió su pestífera hiel,
Su estandarte sangriento levantan
Provocando a la lid más cruel.

Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir.
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.

¡No lo véis sobre Méjico y Quito
Arrojarse con saña tenaz,
Y cuál lloran bañados en sangre
Potosí, Cochabamba y la Paz!
¡No lo véis sobre el triste Caracas
Luto y llantos y muerte esparcir!
¡No lo véis devorando cual fieras
Todo pueblo que logran rendir!

Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir.
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.

A vosotros se atreve ¡Argentinos!
El orgullo del vil invasor,
Vuestros campos ya pisa contando
Tantas glorias hollar vencedor.

Mas los bravos que unidos juraron
Su feliz libertad sostener,
A esos tigres sedientos de sangre
Fuertes pechos sabrán oponer.

Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir.
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.

El valiente argentino a las armas
Corre ardiendo con brío y valor,
El clarín de la guerra cual trueno
En los campos del Sud resonó,
Buenos Aires se pone a la frente
De los pueblos de la ínclita Unión,
Y con brazos robustos desgarran
Al ibérico altivo León.

Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir.
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.

San José, San Lorenzo, Suipacha,
Ambas Piedras, Salta y Tucumán,
La Colonia y las mismas murallas
Del tirano en la Banda Oriental;
Son letreros eternos que dicen:
Aquí el brazo argentino triunfó
Aquí el fiero opresor de la Patria
Su cerviz orgullosa dobló.

Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir.
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.

La victoria al guerrero argentino
Con sus alas brillantes cubrió
Y azorado a su vista el tirano,
Con infamia a la fuga se dió;
Sus banderas, sus armas se rinden
Por trofeos a la Libertad,
Y sobre alas de gloria alza el pueblo
Trono digno a su gran majestad.

Sean eternos los laureles
Que supimos conseguir.
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.

Desde un polo hasta el otro resuena
De la fama el sonoro clarín,
Y de América el nombre enseñando,
Les repite: ¡Mortales! Oid:

¡Ya su trono dignísimo abrieron
Las provincias unidas del Sud!
Y los libres del mundo responden:
¡Al Gran Pueblo Argentino Salud!

Descargar Himno en formato MP3
http://www.iruya.com/kumiko/kumiko/luis_caro_figueroa_himno_nacional_argentino.mp3


Algunas Costumbres en la República Argentina


Todo argentino, cualquiera sea su ascendencia, lleva en su bagaje de genes hereditarios, a los genes del Fútbol, del Tango y del Asado.

El Día de la Tradición



El día de la tradición (10 de noviembre) es el reconocimiento a la identidad argentina, a través de uno de los personajes más representativos del ser nacional, José Hernández, quien puso todo su empeño en defender a sus paisanos de las injusticias que se cometieron contra ellos. La tradición es el conjunto de costumbres, creencias y cultura de un pueblo, que se transmite de una generación a otra. José Hernández denunció los abusos e injusticias en el reclutamiento de gauchos para las campañas contra el indio. De esta atmósfera surgiría su más célebre obra, el poema gauchesco El gaucho Martín Fierro.

El gaucho Martín Fierro es el máximo exponente de la literatura gauchesca argentina. La obra se compone de dos partes: El Gaucho Martín Fierro (1872) que cuenta con 395 versos y La Vuelta de Martín Fierro (1879) compuesta de 798 versos.
El gaucho Martín Fierro está impregnado de denuncia social y encierra verdades como la falta de educación, la mala organización judicial y militar, la deficiencia de la policía rural y, sobre todo, un profundo resentimiento de la clase popular de campaña contra las clases urbanas. El lenguaje del libro es un claro exponente del habla rural.

El Gaucho Martín Fierro narra la vida de un gaucho, Martin Fierro, llevado contra su voluntad a las fronteras dónde lo alistan en el ejército y es enviado a un fortín. Sufre privaciones y castigos, piensa en desertar y una noche, huye. Cuando regresa a su pago no encuentra familia ni bienes, jura vengarse y se convierte en un gaucho malo, bebedor y peleador. La policía lo persigue. Martin Fierro consigue la adhesión del Sargento cruz con quien cruza la frontera y se ampara en la protección de los indios en el desierto.

Años más tarde, las ideas y sentimientos de Martín Fierro han cambiado radicalmente. La tristeza en que vive desde la muerte de Cruz, la soledad y el dolor de estar separado de la sociedad cristiana, lo obligan a pensar en regresar al seno de los suyos.

22 de Noviembre Día de la Flor Nacional "El Ceibo"



La flor de ceibo, también denominada seibo, seíbo o bucaré, fue declarada flor nacional argentina por Decreto del Poder Ejecutivo de la Nación Nº 138474/42 (23 de diciembre de 1942). Es un árbol originario de América, especialmente de Argentina (zona del litoral), Uruguay (donde también es flor nacional), Brasil y Paraguay. Crece en las riberas del Paraná y del Río de la Plata, pero también se lo puede hallar en zonas cercanas a ríos, lagos y zonas pantanosas. Pertenece a la familia de las leguminosas. No es un árbol muy alto y tiene un follaje caduco de intenso color verde. Sus flores son grandes y de un rojo carmín. Su tronco es retorcido. Sus raíces son sólidas y se afirman al suelo contrarrestando la erosión que provocan las aguas. Su madera, blanca amarillenta y muy blanda, se utiliza para fabricar algunos artículos de peso reducido. Sus flores se utilizan para teñir telas.

Música y Bailes

Nuestro folklore nace de tres fuentes principales: indígena, hispánica y africana. Los indígenas aportaron instrumentos de viento, como sikus, erkes, erkenchos y ocarinas, típicos de los carnavalitos norteños. La guitarra, de procedencia árabe, llegó al Perú con los españoles. Tenía 5 cuerdas, y se llamaba vigüela. La guitarra fue rápidamente adoptada por los criollos, y evolucionó mucho desde entonces. El charango fue desarrollado en la Puna, y deriva de un instrumento de cuerdas de las Islas Canarias.

Ritmos como la zamba, la cueca y el chamamé son herencia de la música hispano-peruana. Y los ritmos aportados por los esclavos negros traídos al Río de la Plata dejaron su marca en el tango, la milonga y el candombe.

Los bailes criollos tienen diversas coreografías, donde los bailarines se lucen con sus movimientos suaves y vivaces llenos de nostalgia y tradición. Dentro de las distintas regiones del país, la pampa tuvo sus propias danzas, como, el gato, el cielito, la mediacaña, el triunfo, el pericón y el malambo.

El malambo es una danza individual (la única del folklore argentino) en la que el ejecutante, casi sin desplazamientos, moviéndose dentro de los límites de una mínima superficie, desarrolla una sucesión de diseños de zapateo llamados "mudanzas".

Los bailes de dos tienen una coreografía llena de intención en lo que se refiere al sentimiento amoroso. Cada baile de dos tiene un sentido completo y los bailarines son actores dentro del ritmo musical.

Los bailes que requieren mayor número de parejas son el pericón, el cielito y la mediacaña. Estas danzas tienen movimientos más lentos y una gran variedad de figuras en su desarrollo. No siempre era posible contar con gran número de parejas, aunque era la preferencia de los bailarines.


Deportes y Juegos

Fútbol


El fútbol, tal como lo conocemos hoy, fue introducido en 1867 por viajeros ingleses. Pero los indígenas americanos tenían un deporte muy parecido, que se jugaba con los pies y con pelotas de goma sólida. Los guaraníes las hacian con la resina de un árbol llamado mangay. Hoy, el fútbol es una de las grandes pasiones argentinas.

El Pato

Deporte para gente de a caballo, audaz y valiente, El Pato se practica en Argentina desde principios del siglo XVII. El Pato consiste en una pelota de cuero, preferentemente de color blanco, circundada por tres lonjas de cuero crudo que se cruzan transversalmente; en cada una de ellas van cosidas dos manijas o asas, colocadas simétricamente.

Otros deportes en que los argentinos se destacan son: polo (campeones mundiales), rugby (entre los 5 mejores del mundo), hockey femenino (campeonas mundiales), tenis, automovilismo, boxeo, ski, caza y pesca. Actualmente comienzan a tener presencia todos los deportes de aventura: alpinismo, rafting, canoaje, windsurf y buceo.

El Truco


El truco es un juego de envite de origen criollo que se juega con un mazo de cartas, de estilo español en su versión reducida de 40 unidades, ya que no se utilizan los 8, los 9 ni los comodines. Pueden participar de 2 a 6 jugadores. Se utilizan porotos para llevar a modo de cuentas, el tanteador del encuentro, esta es la forma tradicional como se suman los puntos permintiendo que quede a la vista de todos cuantos porotos tiene cada equipo.

Platos típicos

Argentina se caracteriza, como otros países del mundo, por tener una gastronomía propia y variada, ya que cada una de sus regiones ofrece platos típicos que conjugan cultura, tradición, creencias y valores en un fin único: el de brindar su historia a través de una diversidad de aromas, colores y sabores incomparables.

El Asado


La Argentina es el mayor consumidor de carne vacuna en el mundo; y todavía se prepara con los mismos métodos que usaban los antiguos criollos: el asado a la reja o en cruz es muy común en el campo, mientras que las parrillas horizontales ocupan jardines y patios de las viviendas urbanas. Plato nacional por excelencia, que si bien tiene sus variantes regionales por el tipo de carne y el método de cocción utilizado, constituye un verdadero ritual.

Locro


El locro es uno de los platos más característicos de la cocina criolla, tradicional en los festejoa de fechas patrias. Es un guisado a base de maíz, al que se lo pisa en el mortero y después se lo deja en remojo durante la noche. Se hierve en bastante agua con sal y se le agrega carne, porotos, zapallo, batata y también carne de cerdo. Se le añade una especie de frito que se hace con grasa, cebolla picada, ají y pimentón.


Empanadas


Las empanadas ocupan un lugar de privilegio dentro de la alimentación popular. Son preparaciones comunes a muchas regiones, que de una u otra manera envuelven en masa un relleno. Según la región, se le agrega, cebolla, pasas, aceitunas, huevo picado. Se ofrecen fritas u horneadas. Las empanadas fritas se hacen en grasa muy caliente de vaca o de cerdo y las horneadas en horno fuerte y en pocos minutos.

Carbonada


Es un guisado que combina verduras y granos de la región, condimentado con el suave sabor del pimentón dulce de los valles salteños y pimienta. También se le agrega cebolla picada, tomate y las verduras que desee, como batata, papa, choclo. Algunos les agregan arroz y el zapallo picado. La mayoría de las veces en la carbonada reina sólo el zapallo y los granos de choclos tiernos, con trozos de carne de vacuna.

Humita


Dulces o saladas, con o sin queso, las humitas son un manjar envuelto en chalas de choclo como un paquete. Se utiliza maíz joven, cuando sus mazorcas se llaman choclos, con tiernos y jugosos granos. Se sirven sobre un plato, se corta el guato (tira de chala para atar el paquete), se abre "el paquete" y así, sobre la chala, se saborea esta pasta de granos de choclo con dejos de albahaca, que sabe tan única.

Chicharrones


Los chicharrones son los residuos que quedan cuando se derrite la grasa que se saca de las reses. Para lograr esto es necesario picarla en pedazos bien chicos y hacerla hervir; entonces, de cada pedazo queda un residuo fibroso, al que se da el nombre de "chicharrón". Para hacer las tortas de chicharrones se los amasa con harina y resultan sabrosísimas.

Tortas fritas


Son clásicas masitas fritas que acompañan al mate. Se prepara un amasijo con harina, agua, grasa y sal, sobado con sus puños para que resulte una masa tierna. Estirada y cortada informalmente o en pequeños bollos, ahuecados con el dedo, dando forma a una tortita, se fríe en grasa de vaca, cerdo o de oveja. Se sirven calientes y espolvoreadas con azúcar.

El Mate


Esta infusión fue utilizada originariamente por los indios guaraníes, quienes utilizaban la yerba mate. El recipiente en el que se ceba el mate, es el "mate", que puede ser el tradicional, hecho de calabaza curada, o de madera. La infusión se toma con bombilla, y se puede cebar dulce o amargo. El recipiente que contiene el agua para la cebadura es la pava, cuya agua se considera "a punto" unos grados anteriores a la ebullición.

Dulce De Leche


Las grandes cosas nacen de la casualidad o de la leyenda: es el caso del café, del revuelto de Gramajo, de la costilla de cerdo a la riojana, de Carlos Gardel, y porqué no, del nuestro mentado dulce de leche. Cuenta una leyenda acerca de su nacimiento... En el año 1829, Juan Manuel de Rosas estaba en Cañuelas, provincia de Buenos Aires, cuando fue visitado por el General Juan Lavalle, que no era precisamente su amigo. Rosas había salido del campamento y Lavalle, muy cansado, se recuesta en el catre de Rosas y se queda dormido. A la ama de llaves, que estaba preparando la lechada (leche y azúcar para el mate), no le gustó nada que el adversario de su patrón se acostara en su cama. Salió corriendo para dar aviso y se olvidó de su lechada que siguió hirviendo lentamente al rescoldo. Cuando volvió Rosas, dejó que Lavalle siguiera durmiendo y la negrita volvió a la cocina. Su lechada se había puesto marrón pero era riquísima. Había nacido el dulce de leche.


Ex presidentes de la republica Argentina
argentino
http://www.mrecic.gov.ar/portal/argentina/costumbres.html
http://www.sitiosargentina.com.ar/
http://www.pais-global.com.ar/html/argentina/presidentesargentinos.htm