Detenido el primo del presidente Uribe por sus nexos con los paramilitares



Detenido primo de Alvaro Uribe



La detención el miércoles por la tarde de Mario Uribe es la peor noticia que ha podido recibir el Presidente Álvaro Uribe. La más perjudicial para su imagen internacional y la más dolorosa. No sólo el ex senador de Antioquia fue su estrecho aliado político durante treinta años, sino su primo y gran amigo. Y la señal de que con mucha probabilidad terminará tras las rejas como tantos otros legisladores acusados de mantener nexos con los paramilitares.

Fue la Corte Suprema, que ayer condenó a cuarenta años a otro antiguo senador, la que decretó su captura y tendrá que juzgarlo. Contra el primo del mandatario pesan graves acusaciones de complicidad con las AUC (Autodefensas unidas de Colombia) y de aprovechar sus conexiones con la banda criminal para obtener réditos electorales.

Uribe fue llamado a indagatoria por el citado tribunal en septiembre del 2007 y en abril de 2008. Al conocer que habían decidido detenerle en esa última ocasión, el entonces senador pidió asilo en la embajada de Costa Rica y ante la negativa de ese país de concedérselo, decidió renunciar a su escaño y a su fuero para que le investigara la Fiscalía y ser juzgado después por un togado de menor categoría. Cinco meses más tarde, el hoy Fiscal General encargado, Guillermo Mendoza, ordenó su libertad.

Pero la Corte Suprema estableció que nadie podía renunciar a su fuero puesto que cometieron los supuestos delitos cuando eran miembros del Legislativo. Si bien varios parlamentarios alegan que el máximo tribunal no actúa con independencia, sino con sevicia contra ellos, lo cierto es que piensan que en la Fiscalía y en juzgados menores pueden mover sus hilos y lograr que les archiven la causa.

Mario Uribe tendrá difícil escapar a la Justicia.Este medio conoce sus actuaciones y sus conexiones con las AUC y si bien más de un testigo no querrá declarar contra él por miedo, otros lo harán dentro de sus procesos de Justicia y Paz. De momento existe la confesión de un tal 'Pitirri', refugiado en Canadá y quien fuera chofer de un ganadero, colaborador de los paramilitares. Ha señalado que vio a Mario Uribe en algunas reuniones con jefes de las AUC.