Bahia Blanca

La mujer del narco Walter Ledesma se encuentra, desde ayer, “oficialmente” prófuga de la justicia bahiense. Tras confirmarse la denegatoria de eximición de prisión que habían solicitado los abogados de Elsa Beatriz Lazzarín, la policía fue a buscarla a su casa de Villa Harding Green pero, como era de esperar, ya no estaba.

Tal como lo había anticipado -en exclusiva LABRUJULA24.com- las sospechas de que Lazzarín participaba en la venta de cocaína junto a su marido Walter Ledesma llevaron al juez de Garantías Guillermo Mércuri a rechazar la petición de los asesores legales de Lazzarín, que pretendían que su clienta sea beneficiada con la eximición de prisión.

La decisión de Mercuri fue rápidamente apelada y el pedido de detención del fiscal Casas, realizado después del recurso de los defensores, quedó “congelado” hasta que quedara firme la resolución de primera instancia. O sea que, la sospechosa sabía que era altamente probable que la detuvieran y tuvo un tiempo considerable -diez días- para poder organizar su huida.

Fuentes judiciales informaron que “se le negó la eximición porque el delito era ‘detenible’ pero como el fiscal todavía no había pedido la detención, los abogados se apuraron y apelaron a la Cámara logrando, increíblemente, que la orden de detención quedara en suspenso”.

“Esto es ridículo porque con estos criterios todos los delincuentes podrían tener varios días de ventaja y así escapar porque sus abogados interponen apelaciones. De esta manera, los jueces no podrían ordenar detenciones hasta que no quedara firme el rechazo de la eximición, así la cosa no funciona” analizó un alto funcionario judicial.

Más allá de las -a veces- inentendibles cuestiones legales que contradicen el “sentido común”, lo concreto es que la mujer tiene una orden de detención en su contra y, durante el transcurso del día de hoy, se ordenará el pedido de captura nacional e internacional.

Para los investigadores, además de ser la concubina de Ledesma, Elsa Lazzarín (27) también participaba de la venta de estupefacientes y conocía a la perfección todos los movimientos de su compañero.

En tanto, en la fiscalía del Dr. Eugenio Casas todavía se aguardan los resultados de los entrecruzamientos telefónicos que se realizan en La Plata de las diez líneas telefónicas que habría utilizado Ledesma en los últimos tiempos.

Además, pese al hermetismo “oficial” y a las desmentidas de los abogados defensores, LABRUJULA24.com pudo saber que continúan bajo la lupa dos empresarios que tenían aceitados contactos con Ledesma. “Los mismos empresarios sospechados desde el principio de la causa y, también, otras personas continúan siendo investigadas porque hay muchos elementos para avanzar” señaló un informante.

Se recuerda que tras un allanamiento en una vivienda del barrio Sánchez Elía, se secuestraron 7.680 gramos de cocaína -fraccionada en tizas de 10 gramos- y se hallaron 300 mil pesos en efectivo. Dos días antes, el propio Ledesma había sido detenido en un domicilio de Spurr con un maletín conteniendo casi un kilo de droga y 12 mil pesos.

Fuente