Presentan una tecnología que promete "revolucionar a Internet

Es una nueva "plataforma de routers" que permitirá a los proveedores de Internet mover hasta 322 terabits por segundo en forma simultanea. La banda ancha en la Argentina podría llegar a los 80 megas. Y aceleraría el video y la tevé móvil.

Presentan una tecnología que promete "revolucionar

Ya lo había dicho Nicholas Negroponte --el famoso gurú de las nuevas tecnologías-- hace más de una década. Con Internet, la información, el entretenimiento y las comunicaciones se consumirán bajo la forma de ceros y unos, con el lenguaje digital. Y no estuvo nada errado. Hoy, hasta la televisión y el cine bajan desde Internet. Y, con la PC y el celular siempre a mano, nosotros mismos poblamos la red de videos, fotos, comentarios: toneladas de información que circula por allí.

Lo cierto es que esta explosión de participación en la Web, y videos que van y vienen, está empezando a causarle algunos inconvenientes a la "infraestructura" que hace posible que esto funcione. Un conjunto de routers (equipos que interconectan a las computadoras entre sí) que enlazan al mundo y "manejan el tránsito" de la información entre los distintos nodos del mundo.

Y no es solo una cuestión de la cantidad de información que manejan. Los routers de la actualidad, además, están preparados para lo que se conoce como la "Web 1.0", donde la inmensa mayoría de la gente iba a buscar información a unos pocos sitios y prácticamente no participaba, no subía información.

"La red ahora es mucho más compleja y por eso se necesita una nueva tecnología", dice a Clarín, Sebastián Ballerini, director de Operaciones de Proveedores de Cisco Latinomérica. Esta empresa, que lidera en el mercado de los routers para grandes proveedores, presentó hoy a nivel mundial una nueva tecnología que, dicen, va a "revolucionar a Internet".

¿De qué se trata? Ni más ni menos que de una tecnología de routers superveloces e "inteligentes". No solo logran mover hasta 322 terabits por segundo (una enormidad), sino que además vienen con un sistema que les permite determinar por sí mismos hacia dónde conviene que se dirija la información para que todos sea más eficiente.

El nuevo router, al que se conoce como Cisco CRS-3 triplica la capacidad de su predecesor, el CRS-1. "Esto permite que la colección completa de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos sea descargada en apenas un segundo; que cada hombre, mujer y niño en China haga una videollamada, simultáneamente; y que todas las película creadas sean transmitidas en menos de cuatro minutos", sacan pecho en Cisco.

Ballerini explica que el CRS-3 tiene una "especie de GPS" que le indica siempre la ubicación de donde viene un paquete de datos y el mejor camino que puede tomar para llegar a destino. Y que todo esto, que antes los proveedores lo hacían en forma manual, ahora se puede hacer en forma automática. Esto beneficia a los proveedores en términos de costos, así como de nuevos servicios que pueden brindar.

La velocidad de la banda ancha también es un tema a resolver. Sobre todo, teniendo en cuenta que los videos desde y hacia el celular así como la tevé del futuro promete poner en aprieto a la actual infraestructura. Según estimaciones de Cisco, en el año 2013 el 90 por ciento del tráfico en Internet van a ser videos.

-- ¿Cómo va a percibir el usuario de Internet en su casa la implementación del nuevo router?, le preguntó Clarín a Daniel Gonse, Gerente de Ingeniería de Cisco Argentina, Paraguay y Uruguay.

-- En la Argentina actualmente hay unos 4 millones de conexiones de banda ancha, de entre 1 y 3 megas, más cerca de 1. Como ejercicio teórico, de implementarse esta nueva tecnología, es decir reemplazando todo el equipamiento tanto de los proveedores como el cableado y los equipos en los hogares, el usuario podría recibir 80 megas en su casa. Aclaro que es un ejercicio teórico, insiste.

En nuestro país actualmente hay 50 routers CRS-1 en funcionamiento (es la mejor tecnología de Cisco actual, que transmite 92 terabits por segundo). En el mundo, el número asciende a 5.000. No hay que confundirlos con routers hogareños, como los que permiten tener Wi Fi en casa. Un CRS-3 mide 80 cm. de largo por 1,80 metros de altos. Y se venderá a partir de los 90 mil dólares